jueves, 18 de septiembre de 2014

Análisis de Hotel Dusk: Room 215 — Un verdadero detective nunca deja de serlo

Este original título de Nintendo DS me llamó la atención desde el primer momento, pero no pude jugarlo hasta hace apenas unos meses. Su ambientación única, personajes e historia detectivesca me lograron enamorar. Os dejo aquí el análisis de uno de esos juegos que hay conocer del extenso catálogo de la portátil de dos pantallas de Nintendo:


Hotel Dusk: Room 215

"Un verdadero detective nunca deja de serlo"

Plataforma: Nintendo DS.
Idioma: Español.
Género: Aventura Gráfica.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 29,95 euros de salida, alrededor de 15 euros en la actualidad.
Desarrolladora: Cing.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 25 de enero de 2007.
Estados Unidos: 22 de enero de 2007.
Europa: 13 de abril de 2007.

Mi nombre es Hyde. Kyle Hyde. Formo parte del cuerpo de policía de Nueva York como detective. Bueno, o al menos era así hasta que me retiré. Ahora trabajo como vendedor a domicilio para Red Crown.

El 24 de diciembre de 1976 le pegué un tiro a un hombre llamado Brian Bradley. Era mi compañero, y mi amigo. Nos traicionó a todos: reveló información confiencial de la policía a un poderoso sindicato del crimen en el que se infiltró.



Tras encontrarlo, le apunté, y pedí respuestas. No me las dio. Apreté el gatillo, y Bradley se tambaleó y cayó al río. Nunca encontraron el cadáver. Y es que un poli corrupto no es una preocupación para nadie.

Han pasado tres años desde entonces. Aunque sea un simple vendendor, sigo buscando a mi compañero. Sé que sigue vivo y que está en alguna parte, estoy seguro. Quiero saber por qué nos traicionó. 

Mi jefe me ha hecho ir a un extraño lugar... ¿Hotel Dusk?

No me lo imaginé en su momento, pero al llegar al sitio he tenido una corazonada: algo me dice que en este hotelucho de mala muerte averiguaré algo sobre Bradley. 

Estoy seguro de que aquí encontraré las respuestas que busco.

Hotel Dusk: Room 215 es una popular aventura gráfica de Nintendo DS desarrollada por Cing, creadores de títulos como Another Code. Este título tuvo unas buenas ventas y 78 puntos en Metacritic. Su popularidad hizo que naciera una secuela, que recibió el nombre de Last Window.



Gráficos: 80

El apartado visual tiene una gran personalidad: los personajes han sido dibujados a lápiz, y tienen mucho dinamismo porque están formados por varias imágenes que se intercalan. Esto es así durante las conversaciones, y el estilo le da un aire al juego muy adecuado para su temática de novela de misterio.

Los escenarios son parecidos, ya que estaremos durante todo el juego dentro del hotel. Esto hace que haya poca variedad de ellos. Al menos, las habitaciones están bien detalladas, aprovechando que no hay tantas localizaciones como en otros títulos de la consola. La repetición de algunos elementos está justificada, y las habitaciones están llenas de objetos. 



Durante la exploración, lo veremos todo un poco más sencillo: a pesar de que los objetos inanimados están en 3D, los personajes están en 2D, utilizando la técnica del rotoscopio para darles dinamismo. Los escenarios recuerdan a los cuadros pintados con acuarelas, y los modelos en tres dimensiones se adaptan muy bien a la posición de la cámara. Al hacer clic sobre una parte del escenario, podremos examinarla con más detalle, todo con su correspondiente aumento de la calidad visual.

Sin embargo, no debemos pasar por alto los planos del juego, que parecen hechos con Paint. Es verdad que son lo de menos porque son "el clásico mapa de la pantalla táctil", pero se habría agradecido que hubiesen estado un poquito más elaborados.



De todos modos, gráficamente hablando, Hotel Dusk cumple, y nos ofrece un apartado artístico realmente único y con una personalidad inigualable.


Sonido: 85

La banda sonora de Hotel Dusk es destacable, y las melodías inspiran el estilo de una película de cine negro. La ambientación que consiguen es complicada de igualar, y meten de lleno al jugador en el ambiente. Los instrumentos son muy buenos (el piano está especialmente logrado) y todas las canciones tienen una personalidad innegable.

Y es que las melodías que escuchamos son difíciles de mejorar. ¿Qué fallos tiene el apartado sonoro de Hotel Dusk? Pues... que hay pocas canciones. Sí, todas son muy buenas, pero hay dos en concreto que escucharemos continuamente de principio a fin: la que suena mientras nos movemos por el hotel y la que oíremos mientras examinamos las localizaciones.

Se habría agradecido que hubiesen compuesto una decena de melodías más para que el ambiente en el hotel hubiese ido evolucionando a medida que la historia va progresando. No ha sido así, y el jugador puede llegar a cansarse un poco de esas dos melodías, que encima no son las mejores de Hotel Dusk.

Los efectos de sonido son inmejorables y realistas: de lo mejor que se ha escuchado en la consola. No hay ninguna voz... y eso se agradece: por el carácter del juego, que busca acercarse al de una novela, las voces habrían sido anticlimáticas. Ha sido una decisión acertada no incluir ninguna.

Pongo aquí cuatro canciones de este título, compuestas por Satoshi Okubo. Solo con escucharlas, cualquiera sentirá la gran personalidad de la música de Hotel Dusk










Jugabilidad: 73


El objetivo del juego es ir descubriendo pistas por el hotel e ir sacándoles información a los diferentes personajes que hay en él. Para ello, tendremos que colarnos en diversas habitaciones, conseguir objetos y obtener pistas para acercarnos a nuestro objetivo. Sin embargo, si la liamos mucho, el dueño del hotel nos echará de una patada de su establecimiento. Por eso mismo, tenemos que ir con cuidado y evitar que se note lo que estamos haciendo. 

El esquema es de aventura gráfica: nos movemos por donde podemos, y examinando los detalles de los escenarios podremos econtrar la forma de seguir adelante. En general está bien hecho en este sentido, pero los puzles avanzan demasiado "por script", problema que ocurre también en otras aventuras gráficas japonesas. ¿Qué se quiere decir con esto? Simplemente, no podremos adelantarnos a las necesidades de Kyle Hyde: habrá que examinar las cosas y esperar a que se sucedan eventos para avanzar en determinados puzles.



Eso le da a Hotel Dusk una sensación de extrema linealidad: y es que aunque los títulos del género lo suelan ser por definición, la sensación de que vamos en línea recta en este juego es demasiado considerable. ¿Eso es malo? Si tenemos en cuenta que esta obra trata de ser una novela de misterio interactiva, tiene sentido, pero eso puede provocar que nos atasquemos por ver cosas obvias que el juego no ha previsto.

Hablando de la posibilidad de atascarse... en algunas ocasiones será difícil no hacerlo, ya que a veces Hotel Dusk nos deja tirados sin ninguna pista y sin saber cómo avanzar. ¿Qué hay que hacer en esas ocasiones? Básicamente, patearnos todo el hotel de nuevo para buscar alguna diferencia. Eso puede desesperar a algunos jugadores en algunas ocasiones, aunque por suerte no ocurre en exceso.



Por otra parte, Hotel Dusk no nos deja acelerar el texto. Eso puede irritar a más de uno, sobre todo si está acostumbrado a leer (que es precisamente el público al que se dirige este juego).

Finalmente, cabe destacar que el desarrollo es lo suficientemente interesante como para que queramos seguir el título hasta acabarlo. Y es que a poco que vayamos avanzando, más interesantes serán los interrogatorios que hagamos y mejor será la información que obtengamos.

Básicamente, el juego cumple en este apartado de manera más que satisfactoria, pero necesita ser afinado en algunos puntos.


Duración: 77

La duración de Hotel Dusk es variable porque depende de si nos atascamos o no: si nos perdemos, podemos estar más de media hora dando vueltas por el hotel hasta encontrar nuestro siguiente objetivo. Sin embargo, si suponemos que no nos echan ninguna vez y no nos atascamos... el título dura alrededor de 12 horas, quizá una más o una menos. Si nos demoramos más, probablemente pasemos de las 15.

La duración parece satisfactoria y más que acertada para una aventura gráfica, pero se apoya en un truco algo sucio: el texto avanza muy despacio, y hay muchísimo. ¿Qué ocurre con esto? Básicamente, si se pudiera acelerar, podríamos recortarle a Hotel Dusk varias horas de duración perfectamente, quedándose probablemente en menos de 10.

Por otro lado, cabe destacar que una vez acabado el juego... no tendremos motivos para rejugarlo. No hay ningún aliciente para hacerlo. Es como una novela: para disfrutarla de nuevo, tendremos que dejarla en la estantería durante bastante tiempo antes de ponernos con ella otra vez. Realmente apropiado.


Innovación: 90

Hotel Dusk huele a originalidad desde el principio. Podemos empezar por el apartado visual, que es muy innovador y apropiado, pero también podemos hacerlo por el estilo general de la aventura y la premisa.

Pocas veces se ha transmitido una "sensación literaria" tan lograda a una consola. Hotel Dusk es lo que promete: una novela de misterio interactiva. 

El esquema es de aventura gráfica tradicional, pero el añadido de los interrogatorios (implementados de manera muy acertada) y el no centrarse tanto en los objetos como otros títulos del género lo hacen un juego original y realmente único dentro del catálogo de la consola.

Esta gran innovación es uno de sus puntos fuertes, y una de las cosas que lo hacen destacar en Nintendo DS.


Historia: 86

La historia de este título es bastante buena, y está a la altura de las expectativas. No defrauda a todo aquel que busque lo que ofrece una buena novela de misterio y todo el suspense que estas tienen.

Kyle Hyde es un personaje con mucho carisma y que empieza a agradar desde el primer minuto. El resto del reparto es también excelente, y todos tienen una profundidad considerable.

Obviamente, Hotel Dusk no está a la altura de grandes obras del género, pero sí que está por encima de muchos libros escritos que se han publicado. La historia y la premisa son realmente interesantes, y aunque al principio todo comience algo despacio, al poco rato empieza a aumentar la sensación de suspense y con eso las ganas del jugador de descubrir la verdad, por lo que engancha a cualquiera sin remedio.

Los más asiduos a las novelas de misterio echarán en falta, tal vez, un gran villano digno de competir con el protagonista o una historia más cruda, pero sin duda el juego cumple con lo que promete en este aspecto. Y es que en esta aventura gráfica las sorpresas están aseguradas, todo sin recurrir a trampas de guion y otros trucos. Los desarrolladores son honestos con el jugador en todo momento, y a pesar de eso logran sorprender.


Tecnología: 83

La doble pantalla de Nintendo DS se aprovecha de manera muy original: a diferencia de lo que ocurre con otros juegos, la consola se sostiene en vertical, como si estuviéramos cogiendo un libro. La pantalla táctil se encuentra a la derecha, y la superior a la izquierda (o al revés si somos zurdos y lo configuramos de esa forma). Eso es muy chulo y queda muy bien con Hotel Dusk, pero cuando llevemos mucho rato de juego igual no es tan cómodo porque el peso de la consola está mal repartido en esta posición.

La pantalla táctil se explota muy bien (cuesta imaginar el juego sin ella, de hecho), aunque el micrófono no se usa en ningún momento. Quizá habría estado bien su utilización en algunos puzles.

Hotel Dusk es uno de esos títulos que no pueden entenderse fuera de Nintendo DS.



Puntuación final: 79

Como experiencia, Hotel Dusk es un juego realmente único y sensacional. No es una novela de misterio al uso por el hecho de que nosotros marcamos el ritmo, pero precisamente por eso logra una gran inmersión en la historia.

No es el mejor argumento del género que vamos a encontrarnos, pero sí que es muy bueno y lo que hace falta para dejar satisfecho a cualquiera. Sin embargo, tendría que aprender de otras aventuras gráficas porque necesita un pequeño afine en el apartado jugable. Pero... a pesar de eso y por todas sus virtudes vale la pena disfrutar de esta curiosa y original obra de Nintendo DS.

Y es que solo por el genial ambiente que crea, todo fan del género que posea la consola debe darle una oportunidad. Además, la historia es lo suficientemente interesante como para jugarlo de principio a fin. Hotel Dusk es un título único y una apuesta muy original que sirve como una buena introducción para este tipo de novelas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger