jueves, 2 de octubre de 2014

Análisis de Pokémon XD: Tempestad Oscura — Nuevo amanecer oscuro en Aura

Planeo publicar un análisis de todos mis juegos de GameCube, aunque sea por una cuestión de pasión personal. Por ese motivo, esta vez voy a mostraros un título poco conocido: Pokémon XD: Tempestad Oscura. Esta secuela de Pokémon Colosseum no vendió mucho, pero fue un buen título que mantuvo las características de la obra original, a pesar de ser inferior. En fin, os dejo aquí esta crítica:


Pokémon XD: Tempestad Oscura

"Nuevo amanecer oscuro en Aura"



Plataforma: Nintendo GameCube.
Idioma: Español.
Género: RPG.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: 59,95 euros de salida, alrededor de 30 euros en la actualidad (de segunda mano).
Desarrolladora: Genius Sonority.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 4 de agosto de 2005.
Estados Unidos: 3 de octubre de 2005.
Europa: 18 de noviembre de 2005.

Hace cinco años que un antiguo miembro del Equipo Cepo logró disipar el mal de la región de Aura derrotando a Cífer. Ese héroe consiguió purificar a todos los Pokémon Oscuros con la ayuda de una chica y sus fieles Espeon y Umbreon.

Sin embargo, los  malvados integrantes de Cífer han comenzado a reorganizarse, y han decidido retomar su actividad para hacerse con el control de la región. Para asegurarse su victoria, han creado un nuevo tipo de Pokémon Oscuros, los de la serie XD. Según Cífer, no solo son más poderosos que los convencionales, sino que además son imposibles de purificar.



La organización ha conseguido atrapar a un Lugia, y él ha sido convertido en el XD001, el primero de la serie. Según Cífer, este respetable Pokémon legendario es ahora el arma más poderosa que existe en el mundo

Después de que el Lugia Oscuro secuestrara un enorme barco cargado de Pokémon, ha quedado claro que alguien debe hacer algo. Un nuevo héroe ha decidido pararle los pies a Cífer y salvar a los Pokémon Oscuros de su cruel destino...



Pokémon XD: Tempestad Oscura es la secuela de Pokémon Colosseum. Mantiene su estilo, pero la personalidad más madura de lo habitual del título anterior fue suavizada con este lanzamiento. La recepción por parte de la crítica fue algo fría, ya que el juego obtuvo 64 puntos en Metacritic, aunque algunos fans consideran que es uno de los mejores títulos de la saga.



Gráficos: 73

El estilo de Pokémon Colosseum se mantiene, aunque algo neutralizado. Los personajes siguen una estética de estilo manga que pega bastante bien con el universo Pokémon: nuestro protagonista y los otros NPC tienen un aspecto no tan habitual en la saga, pero queda bien. 

Sin embargo, se encuentra a medio camino entre la obra anterior y el resto de la serie: el propio héroe es bastante más joven que el de Colosseum y se ha reducido un poco la seriedad de su predecesor. A pesar de ello, los nuevos modelos de personajes tienen una calidad bastante superior, poseen más movimientos y gozan de diseños más detallados.



De la misma manera, las nuevas zonas alcanzan un nivel algo mayor que las vistas en Colosseum. Desgraciadamente, dado que el juego ocurre en la misma región de Aura, casi la totalidad de los escenarios del título anterior han sido reciclados para Pokémon XD. Han sido copiados y pegados directamente, por lo que al tener una calidad algo inferior, se aprecia un contraste claro entre las diferentes localizaciones.

Por otra parte, los modelados de los Pokémon son idénticos. De hecho, ni siquiera se han arreglado los diseños de las dos primeras generaciones. La verdad es que muchos Pokémon podrían tener animaciones mejores, y como ocurría en Colosseum, se puede saber a qué generación pertenece cada uno solo por eso.

A pesar de ello, el estilo visual se mantiene con una personalidad diferenciada, claramente distinta de otros juegos de la saga. Las localizaciones nuevas son muy chulas, y hay una gran variedad de escenarios. En este aspecto, no decepciona: Aura es muy grande y bonita, por lo que da gusto explorarla.



Sin embargo, como ya pasaba en el juego anterior, la espectacularidad gráfica llega con las batallas. Algunos ataques se ven mejor porque han sido modificados, y los Entrenadores tienen más animaciones en combate. En este aspecto, se ha cumplido, aunque como se ha comentado, ha faltado un rediseño de los Pokémon que ya vimos en los Stadium de Nintendo 64.

El nivel en general es satisfactorio, pero podría haberse hecho un trabajo mucho mejor.


Sonido: 81

La banda sonora de Pokémon Colosseum estaba cuidadísima, y con XD se ha hecho un trabajo de una calidad similar.

Los instrumentos que interpretan las canciones son los que ya escuchamos en el juego anterior, y son realmente magníficos. Hay mucha variedad, y los temas de batalla son realmente épicos (vamos, nada que ver con los temas genéricos que pueden escucharse en las versiones portátiles). La música es digna de cualquier buen RPG, y los usuarios no estamos acostumbrados a escuchar bandas sonoras tan buenas en la saga Pokémon.

Finalmente, hay que tener en cuenta que... la mitad de la música es reciclada de Pokémon Colosseum. Es magnífica, pero se han reutilizado los temas de las zonas antiguas para mantener su personalidad. Eso se entiende, pero tal vez habría quedado bien que hubiesen puesto variaciones de las melodías originales. Por suerte, hay muchísimos temas de batalla nuevos y durante la historia casi no escucharemos los del juego anterior.

Finalmente, al igual que en Colosseum, los personajes no tienen voces y los Pokémon sueltan los gritos que llevamos oyendo desde la era Game Boy. Arreglar esto habría hecho que el apartado sonoro hubiese sido completamente excepcional. Los efectos de sonido son los de Colosseum: adecuados y correctos, pero de ahí no pasan. Básicamente, aunque la música esté muy bien, el resto del apartado sonoro no acompaña.

Pongo cuatro canciones de la banda sonora, compuestas por Tsukasa Tawada, autor de las melodías del propio Colosseum:










Jugabilidad: 80

El sistema de juego es idéntico al de Colosseum: exploramos diversas localizaciones a partir de un menú que hace de mapa del mundo, incluyendo ciudades y "mazmorras" para derrotar a la organización Cífer y salvar a los Pokémon Oscuros. La única diferencia importante es que en algunas zonas tendremos que resolver algunos puzles (y su inclusión resulta bastante acertada).

Para conseguir nuestro objetivo, tendremos que luchar contra esos desalmados de Cífer y arrebatarles a esas pobres criaturas para luego purificarlas. Básicamente, con nuestro PokéCepo especial, podemos robar los Pokémon Oscuros de otros Entrenadores durante los combates dobles que tan de moda están en la región de Aura.

En verdad, la forma de jugar no difiere mucho de la del título anterior. Los Pokémon Oscuros ahora disponen de los "Ataques Oscuros", exclusivos de ellos y muy potentes: contra los Pokémon normales son siempre supereficaces, y contra los rivales oscuros son poco efectivos. Con esto se elimina el ataque básico de Colosseum, que no aportaba nada: ahora, estas criaturas son realmente devastadoras cuando entran en combate, sobre todo porque estos nuevos movimientos a veces tienen efectos arrolladores sobre el rival.



Como ya ocurría anteriormente, los Pokémon Oscuros pueden atacar a Entrenadores, no suben de nivel, no aprenden nuevos movimientos y pueden entrar en el Hiperestado, que les nubla por completo. Sí, esto ocurre porque tienen el corazón cerrado, por lo que su depuración es necesaria. Para ello, tendremos que seguir el costoso y largo sistema del juego anterior (combates, masajes, sacarlos del Hiperestado) y a partir de cierto momento de la historia podremos utilizar la magnífica Cámara de Purificación.

¿En qué consiste? Básicamente, es el sistema desarrollado por el laboratorio del que procede nuestro protagonista, que busca facilitar la tarea de depuración de los Pokémon Oscuros. Para utilizarla, debemos emplear la energía de los normales para que se la transmitan a los Oscuros. Utilizando la mecánica de tipos (agua vence a fuego, fuego vence a planta y planta vence a agua), podemos colocar a los Pokémon de la manera más eficaz posible y hacer que se purifiquen con más facilidad. Una vez preparada la Cámara, tan solo tenemos que seguir con la aventura para que vuelvan a la normalidad ellos solos, de manera automática.



Finalmente, hay que tener en cuenta que el Modo Combate tan completo de Colosseum... aquí no existe. Genius Sonority se ha centrado completamente en la historia (cosa que hace que sea más larga), pero no disponemos de nada más. Hay un Modo Combate para hacer batallas sencillas contra la máquina y nuestros amigos (ya sea usando los que nos ofrece el juego o los traídos de las ediciones de GBA), pero no disponemos de nada más. Y eso es una pena. Por lo menos, la conectividad entre consolas se aprovecha para pasar Pokémon de GBA a GC, y viceversa.

El juego se centra completamente en el Modo Historia, que es realmente completo y divertido.


Duración: 80

Pokémon XD es un RPG muy largo, tanto que dura el doble que su predecesor: terminarlo nos ocupará alrededor de 40 horas, cifra más que respetable para un título del género. De la misma forma, conseguir y purificar a todos los Pokémon Oscuros nos puede llevar perfectamente 5 horas más (gracias a la Cámara de Purificación, ya que sin ella este proceso podría ser mucho más largo y costoso). Probablemente, XD es uno de los juegos más largos de la saga.

Sin embargo, no disponemos de un Modo Combate parecido al de Colosseum, por lo que el número de horas de juego totales es inferior. 

Al menos, XD siempre nos sirve para hacer combates esporádicos con nuestros amigos debido a la espectacularidad del juego en contraposición a las ediciones de Game Boy. Por desgracia, Colosseum hace muchísimo mejor esa función, por lo que si disponemos de los dos títulos, será extraño que nos decantemos por este para jugar con las portátiles utilizando la conexión GameCube-Game Boy Advance.


Innovación: 55

No es exagerado afirmar que Pokémon Colosseum era uno de los juegos más revolucionarios de la saga (sin contar los originales de Game Boy, obviamente). ¿Y qué tal ha quedado XD en este aspecto? Siendo francos: igual. ¿Igual de innovador? No: básicamente, sentiremos que estamos jugando a lo mismo.

De hecho, parecen los mismos títulos en casi todo. Hay una gran ausencia de ideas nuevas, y en ningún momento veremos cosas sorprendentes si hemos jugado a Colosseum.

La obra anterior trajo todo el trasfondo de los Pokémon Oscuros, muy original y divertido, y XD solo lo ha recogido tal cual, tal vez con algunas pocas modificaciones (como los Ataques Oscuros).

Las principales novedades son la posibilidad de capturar Pokémon salvajes y la Cámara de Purificación. Todo lo demás es idéntico, y hasta algunas localizaciones se repiten porque los dos juegos se desarrollan en la misma región. Por suerte, dado que la idea está poco explotada, XD mantiene una sensación general de frescura que hereda de Colosseum.


Historia: 60

La historia es aceptable y es interesante en algunos puntos. Los aires adultos de Colosseum se han limado, por lo que se aprecia una clara infantilización para acercar un poco más este título de sobremesa a las clásicas ediciones portátiles.

De la misma forma, el argumento es casi igual que el anterior, la historia no posee sorpresas ni giros y los personajes son muy sencillos y planos, salvo alguna excepción puntual. Sigue estando claramente por encima de los juegos de Game Boy, pero tampoco va muy allá. Y eso es una verdadera pena, porque tras los antecedentes de Colosseum muchos usuarios esperaban una historia que superara al juego anterior con creces, sobre todo si tenemos en cuenta que dura el doble por la ausencia del Modo Combate. Con 40 horas de juego, hacer una historia increíble (sobre todo para los estándares de Pokémon) era muy fácil. Sin embargo, aunque sea adecuada, el jugador sentirá que podría haber estado más elaborada cuando termine el juego. 

Básicamente, podría decirse que ha faltado ambición en este aspecto. Genius Sonority se ha limitado a cumplir.



Puntuación final: 77

A pesar de que el Modo Historia dura el doble que el de Colosseum, la falta de innovaciones, el reciclaje gráfico y la ausencia de un Modo Combate pone de manifiesto que en Pokémon XD se ha invertido menos trabajo que en su predecesor. Igualmente, a pesar de todo, nos encontramos ante un gran título de Pokémon que no defrauda ni siquiera a los fans habituales del género RPG, y maravilla a cualquier asiduo de la conocida franquicia de Nintendo.

40 horas de trama principal para un juego del género es bastante, y para uno de Pokémon, más. La banda sonora, la duración y la jugabilidad dan la talla de sobra para lo que se pide en un buen RPG, aunque la historia haya sido infantilizada. Por eso mismo, todo aquel que disfrutó con la obra anterior está obligado a jugarlo, y el resto de fans del género RPG deberían darle una oportunidad a este título, uno de los Pokémon más divertidos que existen.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger