martes, 17 de febrero de 2015

Análisis de Super Mario Galaxy — Un pequeño paso para un hombre, uno enorme para un fontanero

Creo que esta es la primera entrada que voy a dedicarle al famoso fontanero bigotudo de Nintendo. Nunca he sido un gran fan del personaje, pero es innegable que algunos de los títulos que ha protagonizado han sido muy influyentes en la industria y han dado diversión a millones de personas con obras frescas, originales y divertidas.

En este análisis voy a hablaros de Super Mario Galaxy, el título con el que el héroe de la veterana compañía japonesa se fue hasta el espacio para salvar a la Princesa Peach. Esta obra obtuvo el beneplácito de la crítica mundial y una acogida muy fuerte por parte de los usuarios, siendo para muchos el mejor título de Wii y uno de los juegos clave de la pasada generación.

Si tenéis algo que decir sobre la review o Galaxy, acordaos de utilizar la caja de comentarios para hacerlo.

Sin más preámbulos, ahí os dejo el análisis:




Super Mario Galaxy

"Un pequeño paso para un hombre, uno enorme para un fontanero"



Plataforma: Wii.
Idioma: Español.
Género: Plataformas.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: 24,95 euros.
Desarrolladora: Nintendo EAD.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 1 de noviembre de 2007.


Estados Unidos: 12 de noviembre de 2007.


Europa: 16 de noviembre de 2007.


Una vez cada cien años se celebra el Festival de las Estrellas en el Reino Champiñón para celebrar el paso de un gran cometa. Mario ha sido invitado por la Princesa Peach al evento, pero el malvado Bowser ha aprovechado la fiesta para secuestrar de nuevo a la dirigente del Reino Champiñón. Se ha llevado el Castillo al espacio exterior con ella dentro gracias a sus enormes barcos voladores.



En su intento frustrado por detener al Rey de los Koopas, Mario ha sido lanzado a través del cosmos. Tras despertar en un misterioso planeta enano, conoce a Estela, que posee una nave espacial que funciona con el poder de las Superestrellas: el Planetarium del Cometa. Sin embargo, dado que han sido robadas por Bowser, la capacidad de viaje del vehículo se ha visto extremadamente mermada.

Todo apunta a que el archienemigo de Mario se ha llevado a Peach al centro del Universo, por lo que el fontanero del Reino Champiñón decide ayudar a recuperar las Superestrellas para que Estela le ayude a llegar a él y salvar a su princesa.

De este modo, a medida que Mario vaya recuperando las Superestrellas en su aventura intergaláctica, más lejos podrá llevarle el Planetarium del Cometa. Con la ayuda de Estela, tendrá que evitar que Bowser conquiste el Universo y se quede con Peach para siempre.



Pocos títulos han tenido tanto impacto en la historia videojueguil reciente como Super Mario Galaxy: a pesar de lo joven que es, muchos han dicho de él que se ha convertido en una de las obras digitales más influyentes e innovadoras de todos los tiempos. Es el juego mejor puntuado de esta generación en Metacritic, junto con GTA IV y GTA V: en concreto, tiene un impresionante 97.

Del mismo modo, la recepción por parte del público ha sido bastante coincidente con la de la crítica especializada. Muchos usuarios lo consideran el mejor juego de Mario jamás creado... y también uno de los títulos más buenos que ha dado el género. A pesar de no haberse acercado a las ventas de los New Super Mario Bros., Galaxy ha tenido bastante éxito comercial.



Gráficos: 99

A pesar de haber salido un año después de la consola Wii, Super Mario Galaxy es tal vez el juego que mejor explota la potencia de la máquina de Nintendo.

Todo es extremadamente vistoso y llamativo, y los niveles son realmente gigantescos. Estos se organizan en "galaxias", que suelen tener numerosos planetas y otros cuerpos visitables como naves espaciales, cohetes o cápsulas. Impresiona visualmente, y maravilla a cualquiera al mismo tiempo. Los colores seleccionados también son muy destacables, y Super Mario Galaxy derrocha fantasía y ciencia ficción a partes iguales: todo depende del tipo de fase en la que nos encontremos. En algunas galaxias se utiliza un estilo u otro, y en otras directamente se combina.



Los fondos utilizados son realmente fascinantes, y logran transmitir el concepto del espacio: sentiremos que estamos explorando el infinito, y la sensación visual se basa en la aparente ausencia de límites. Se llega en algunas ocasiones a sobrecoger al jugador. Los fondos formados por nebulosas y millones de estrellas son muy habituales en el juego.

¿Hay sacrificios gráficos a cambio de esos niveles aparentemente infinitos? Sorprendentemente, no. Dado que Nintendo ha utilizado todo tipo de trucos visuales y una optimización máxima de las capacidades de la consola, las texturas son magníficas a pesar de todo. Porque aunque el espacio interestelar sea infinito, los de Kyoto se han limitado a ofrecer esa percepción, que está realmente lograda. Se nota que todo está bien calculado para que la espectacularidad gráfica se mantenga en todo momento.



Las galaxias son muy variadas y tienen mucha personalidad. Lo mismo sucede con los personajes y enemigos que las pueblan. Además, se ha hecho un gran trabajo artístico: el aspecto visual de Super Mario Galaxy es bastante distinto del que hemos visto en títulos anteriores de la saga. El fontanero se ha renovado completamente con esta obra, pero quizá le hacen falta movimientos un poquito más realistas: a pesar de que su aspecto está cuidado al máximo, podría haberse afinado ligeramente más en ese aspecto.

Revisando el catálogo de la consola a fondo, es realmente complicado encontrar un juego que luzca mejor que Galaxy: solamente pueden competir contra él algunos títulos en concreto, como Metroid Prime 3: Corruption o Super Smash Bros. Brawl. El hardware se ha exprimido muchísimo, y con este título pudo demostrar finalmente sus capcidades.

Básicamente, los que decían que Wii es una GameCube con control de movimiento se tuvieron que retractar tras la salida de este Mario. Es un verdadero portento visual, a pesar de haber sido desarrollado para una consola relativamente poco potente.



Pocos errores se le pueden achacar en este aspecto: el trabajo gráfico realizado ha sido magnífico en todos los sentidos.


Sonido: 99

Podemos ser rotundos y claros ante este título: Galaxy es el juego de Mario con mejor música de la historia de la saga. Algunos pensarán que lograr esto no era tan difícil por el carácter sencillo de las composiciones de los otros títulos de la serie... pero es que también es uno de los plataformas con mejor banda sonora.

Miyamoto se preguntaba cómo podía representar la grandiosidad del espacio. Tras escuchar varias piezas, supo que lo que hacía falta era romper con lo previamente establecido: para Super Mario Galaxy se escogió una épica banda sonora basada en colosal y elaborada música de orquesta. ¿Cómo fue el resultado? Sin duda, le va como anillo al dedo a esta obra. Aunque a Mario le quedaban bien las melodías simpaticonas, al genio japonés le quedó claro que esta vez las cosas tenían que ser diferentes.

La música derrocha un sentimiento constante de espectacularidad, ciencia ficción y fantasía, en sintonía con el apartado gráfico. El apartado audiovisual casa entre sí de manera magnífica.

La banda sonora posee mucha variedad. Hay muchísimas piezas (más de 70), y todas y cada una de ellas son realmente excelentes. Dado que hay bastantes galaxias, algunas se repiten en determinada ocasión, pero nunca llegan a cansar. Básicamente, a diferencia de lo que ocurre con otros títulos de Mario, hay tantas canciones que nunca se da la sensación de repetición.

Al veterano Koji Kondo se le ha unido el "orquestal" Mahito Yokota. Este último compositor, no tan experimentado dentro de la saga, ha demostrado ser un genio de la música que ha convertido Mario en un autético placer para los oídos. Basta con escuchar algunas canciones de Galaxy para darse cuenta de su gran capacidad como artista.

En general, la banda sonora utiliza casi siempre canciones totalmente nuevas y que no se han escuchado en títulos anteriores. Sin embargo, tres o cuatro temas se rescatan como guiño u homenaje, como la melodía de Bowser de Super Mario 64 o alguna composición que oímos en los clásicos juegos de NES. Su inclusión ha sido muy acertada, sin duda: gracias al buen trabajo realizado, parecen canciones totalmente nuevas y pensadas aposta para Galaxy.

Los efectos de sonido siguen en la línea de la saga: son adecuados y apropiados para la acción. Lo mismo ocurre con las simpáticas voces emitidas por el fontanero, a cargo del polifacético Charles Martinet, como ya es costumbre. Sin embargo, no hay doblajes en los diálogos, siguiendo la línea de The Legend of Zelda: solamente oíremos voces, gritos o palabras cortas emitidas por los personajes que nos estén hablando en ese momento. Tal vez para Galaxy podría haberse dado ese paso: oír a Estela o a Luigi soltando frases enteras habría sido mucho más satisfactorio, sin duda.

Sin embargo, poco se le puede achacar a este sobresaliente apartado sonoro: sin duda, le hace justicia al juego.

Pongo aquí cuatro muestras de la banda sonora para que el lector se haga una idea del trabajo y la calidad presente en ella:






Jugabilidad: 99

El control de Mario es magnífico y ciertamente inmejorable. La variedad de situaciones mostradas, también. Con el diseño de las fases/galaxias pasa exactamente lo mismo. Las peleas contra los jefes son estimulantes y originales. De hecho, todo el espectro jugable es un ejemplo de cómo tienen que hacerse bien las cosas en un título del género.

Entonces, ¿por qué no tiene un 100? Porque a pesar de que la curva de dificultad es buena, los jugadores más veteranos echarán en falta que sea algo más retante en algunas ocasiones. Con experiencia, el juego no se hace nunca complicado, aunque sea estimulante. El nivel de exigencia es el ideal para novatos, eso sí.



El control con el mando de Wii es cómodo, y el puntero se utiliza de una manera original. Básicamente, nos sirve para recoger "Trozos de Estrella" (unas gemas de colores que podremos agarrar pasando el puntero del mando por encima) y dispararlas después con el botón B. ¿Era algo necesario? Probablemente no, pero le añade más diversión al desarrollo y lo hace todavía más variado. Del mismo modo, si agitamos el mando, Mario girará sobre sí mismo realizando un torbellino: ese movimiento nos servirá para lanzarnos por la inmensidad del espacio utilizando propulsores, acabar con los enemigos y activar diversos mecanismos. No explota al máximo las capacidades del sensor de movimiento: simplemente, se ha encontrado un punto medio... que es bastante cómodo y satisfactorio para el jugador. Está justo en la línea entre lo que sería "Wii total" y el control clásico.

Las galaxias disponen de numerosos planetas de diferentes tamaños, y cada uno tiene su fuerza gravitatoria: en muchas ocasiones tendremos que dar la vuelta a ellos y "ponernos boca abajo". La cámara funciona a la perfección, por lo que nunca tendremos problemas con ella. Una vez superado cada astro, podremos desplazarnos a otros. El sistema es cómodo, y varía un poco de una galaxia a otra: algunas son lineales, y otras ofrecen mucha libertad. Sin embargo, nunca nos sentiremos dirigidos, ya que el título ofrece una sensación de dinamismo constante.



Hay varias Superestrellas en las galaxias que conseguiremos tras superar diferentes retos, además de curiosos elementos como los Destellos Glotones o los Cometas Pícaros, que nos permitirán acceder a otras misiones.

Por otro lado, durante la exploración podremos emplear numerosas transformaciones de Mario que le dan más variedad al juego. Podemos convertirnos en Boo, en Abeja, utilizar la Flor de Fuego por primera vez en 3D... y muchas otras cosas interesantes como Mario Muelle o fases en las que tendremos que mantener el equilibrio sobre una pelota. La variedad se mantiene en todo momento.

Aparte del clásico modo invividual, disponemos de un pequeño multijugador como extra para que los hermanitos pequeños no se aburran: simplemente, se basa en continuar la aventura con la posibilidad de ayudar o entorpecer a Mario disparando Trozos de Estrella o ayudándole a saltar más alto. Es un extra innecesario, pero que tal vez el jugador agradezca en alguna ocasión.



Por otro lado, la excusa para que la aventura comience es la de siempre, pero la historia se desarrolla de forma algo diferente a la de otros Marios. Durante la aventura, y de manera opcional, podremos conocer algunos detalles sobre el mundo de Galaxy. Todo esto hará que cierto aspecto del juego parezca un cuento.


Duración: 86

Super Mario Galaxy tiene la virtud de prestarse mucho a la rejugabilidad por la originalidad de su desarrollo. Del mismo modo, conseguir todas las Superestrellas es una tarea que lleva bastante tiempo.

Sin embargo, en Galaxy solamente hay 120 Estrellas, como en Mario 64 y Sunshine. Se habrían agradecido más Superestrellas, sin duda. De hecho, por el carácter de dicho juego, podría decirse que Sunshine es un poco más largo que este título de Wii. Además, como Galaxy es más fácil, se termina antes.



Una vez terminado el título, podremos retomarlo con una pecularidad que puede animarnos a conseguir todas las Superestrellas de nuevo (que no se comenta aquí para no destripársela a nadie).

A pesar de que tiene su rejugabilidad, el problema de Galaxy es que una vez terminado... se acabó. Al menos, dado que las 20 horas que son necesarias para conseguir todas las Superestrellas están llenas de contenido, realmente el tiempo se aprovecha de manera excelente.


Innovación: 88

Super Mario Galaxy realmente evoluciona el género, y se convierte en una nueva forma de entender las plataformas. Sin embargo, a pesar de que es revolucionario, por cuestiones obvias no llega al nivel que alcanzó en su día Super Mario 64.



Algunos usuarios compararán esta obra con cierta fase de Sonic Adventure 2 por el enfoque espacial y la utilización de la gravedad (refiriéndose a Mad Space, sí), pero dado que la diferencia de conceptos es radical y que Galaxy innova en otras cuestiones de base, los parecidos son pura coincidencia.

Porque aunque el control no ha cambiado en exceso si lo comparamos con Sunshine y Mario 64... la mecánica sí que es totalmente distinta. En líneas generales, Galaxy ha sido una idea extraña muy bien utilizada: la capacidad de innovar de los de Kyoto ha vuelto a quedar demostrada por enésima vez.



Puntuación final: 99

Afirmar que un título es el “mejor juego de Mario” es decir mucho, muchísimo. Pero Galaxy posee realmente esa distinción. Esta gran obra maestra puede ser disfrutada tanto por niños como por adultos, y tanto por gente que no ha tocado un videojuego en su vida como por la que ya lo ha visto todo. Y eso es realmente sorprendente y sensacional.

En lo que nos respecta a los jugadores veteranos, logra hacer que nos sintamos otra vez como niños, y que nos emocionemos ante lo que vendrá después mientras vemos a Mario gritar mientras es lanzado por el espacio. Prácticamente ningún título es capaz de realizar algo así.

Recomendar a ciegas un juego es difícil y arriesgado, pero con una obra tan perfecta como Super Mario Galaxy equivocarse parece prácticamente imposible. Es un título que debería jugar todo el mundo, sin duda.

Este juego logra definir la máquina de Nintendo, y también muestra de lo que es realmente capaz. Al fin y al cabo, puede decirse que Super Mario Galaxy justifica la existencia de Wii como consola.

9 comentarios:

Danieletex dijo...

Bueno, a ver...
Ya sabes que la mayoría de las veces que juego a Marios me llevo palos, aunque Sunshine estuvo lejos de decepcionarme.

Junto a Xenoblade, Mario Galaxy es un juego que me gustaría mucho jugar, tanto que he preferido no ver ningún video por si acaso.
No puedo achacar nada: los gráficos parecen tan buenos, la banda sonora suena muy bien... jugablemente, tú mismo dijiste que superaba a Sunshine, y eso ya es rondar el notable alto como mínimo.

Lo que peor veo es eso de que es más corto que Sunshine. Aunque Sunshine no era corto en horas, tenía solo 8 mapas. Sí, con submapas y misiones extra... pero 8 mapas, al fin y al cabo, y algunos muy pequeños. Ese fue el fallo más importante que le achaqué.


Lo que sí tengo que objetar es en la innovación.
Como bien dices, Sonic Adventure usó este concepto... y no es el único.
Ratchet & Clank, otra gran saga de plataformas, ha usado este concepto de la gravedad de forma mucho más similar a Galaxy que en el caso de Sonic, y además lo ha usado varias veces y varios años antes que Galaxy. Ese concepto que usa no es, ni de lejos, nuevo. Si acaso, es el que más importancia le dio, aunque en Ratchet & Clank aparece muy a menudo, y en ocasiones abarcando mundos enteros.


En fin, que eso, que me gustaría probarlo, aunque no tengo ninguna opción de Wii ni cerca, así que habrá que esperar a que ocurra un milagro o algo.

Ramonium dijo...

Super Mario Galaxy es más corto: tiene muchos más mapas que Sunshine, pero hay menos Estrellas en cada uno. En algunos solo hay tres Estrellas, por ejemplo.

De todos modos, sobre la innovación: la exploración espacial es muy atípica y distinta a la de otros juegos. Además, se apuesta por la gravedad de forma diferente hasta el momento.

Gracias por leer y comentar. Y a ver si algún día lo puedes probar.

Emo-Link dijo...

Perfección plataformera:

Gráficos: 10

Jugabilidad: 10

Sonido: 10

Innovación: 10

Es así de simple: Super Mario Galaxy rozó la perfección y Super Mario Galaxy 2 llegó a la perfección.

Después del genero RPG, el que mas me gusta, es el de las plataformas y puedo decir sin temor a equivocarme, que Super Mario Galaxy 1 y 2 son los mejores plataformas de la historia, no hay nada que se les acerque. simplemente sublimes, soberbios, alucinantes, etc.

Unos gráficos impresionantes que hacen sudar los circuitos de Wii, una banda sonora que emociona y llega al alma, una jugabilidad a prueba de bombas. Es que son tantas las bondades que posee este titulo que no me alcanzaría la caja de comentarios para explayarme como debería.

Compararlo con Super Mario 64 es ilógico; ya que éste supuso una revolución que nunca mas veremos en el mundo de los videojuegos. Lo que hizo Super Mario Galaxy fue innovar el genero y llevarlo a un nuevo nivel. Si repasamos la historia de los juegos del fontanero, veremos claramente que cada entrega es mejor que la otra. esta premisa no se cumplió con Super Mario 3D World, es bueno; pero está a kilómetros de Super Mario Galaxy.

Tampoco podemos compararlo con Mario Sunshine, no podrían ser mas diferentes, De hecho, creo que Sunshine es el Mario que se diferencia y desmarca de todos los demás. Ademas, es el Mario mas difícil de todos. Es todo un reto completarlo al 100 %.

Hace un tiempo se rumoreo la posibilidad de ver un Super Mario Galaxy 3 en Wii U. Espero que esos rumores terminen siendo ciertos; aunque yo creo que después del dos, no hay mucho mas por agregar, pero recordemos que hablamos de Nintendo "el amo y señor de las plataformas". Seguramente con algo nos sorprenderá.

¡Buen análisis!

Saludos, nos leemos!.








Ramonium dijo...

En general estoy bastante de acuerdo con lo que dices, Emo-Link. Super Mario Galaxy es casi perfecto.

Muchas gracias por leer y comentar. Agradezco mucho que aportes tanto con cada comentario.

¡Nos leemos!

Danieletex dijo...

No sé, la exploración espacial me recuerda mucho a esto:

https://www.youtube.com/watch?v=MwzkmwIQRk0

Pon el minuto 30:30.
Ratchet & Clank 2 lo hace varias veces en planetas redondos y alguna en estructuras no redondas. Ratchet & Clank le da más vueltas aún al concepto.

Ratchet & Clank AHLD tiene un mundo genial que explota eso hasta el máximo, aunque viendo la fecha de salida, en este último caso no es posible que ninguno se basara en el otro (salieron el mismo mes)

Ramonium dijo...

Es parecido, pero no es lo mismo. En Galaxy te ponen cabeza abajo, y la gravedad se nota en diferentes planetas de manera distinta, o hay cambios de gravedad al estilo de algunas fases clásicas de Sonic.

No lo han inventado en Galaxy, eso está claro, pero sí que han perfeccionado y explotado ese concepto como nunca antes se había visto.

Danieletex dijo...

Cabeza abajo, gravedad distinta, cambios de gravedad...
¡Deja de decir cosas de Ratchet & Clank! XD

Ferdom dijo...

Mejor plataformas jamás creado. El simple hecho de tener una buena historia, hace que me guste más que el segundo.
Buen análisis.

Ramonium dijo...

Sí, es cierto que el segundo no tenía ningún tipo de historia. El cuento de Estela es digno de recordar, además: aunque fuera ñoño, era muy bonito.

Me alegro de que te haya gustado la review. Gracias por leer y comentar.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger