martes, 10 de marzo de 2015

Análisis de Shin Megami Tensei: Persona 3 — Memento mori

Me encanta la subsaga Persona. Es muy poco popular en Occidente (de hecho, por eso todas sus entregas llegan en inglés), pero la crítica y unos pocos usuarios han sabido responder a la calidad y originalidad de estos JRPG tan curiosos.

Os traje hace unos meses un análisis del fantástico Persona 4, por lo que quizá ya vaya siendo hora de que postee la review de Persona 3, juego que sirvió para comenzar a popularizar la saga en Europa y América.

Espero que os agrade el análisis. Si tenéis cualquier cosa que compartir, utilizad la caja de comentarios.

Ahí os lo dejo:



Shin Megami Tensei: Persona 3

"Memento mori"



Plataforma: PlayStation 2.
Idioma: Inglés.
Género: RPG.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: Alrededor de 50 euros.
Desarrolladora: Atlus.
Distribuidora: Atlus.
Fecha de salida:

Japón: 13 de julio de 2006, 19 de abril de 2007 (versión FES), 1 de noviembre de 2009 (PSP).


Estados Unidos: 14 de agosto de 2007, 22 de abril de 2008 (versión FES), 6 de julio de 2010 (PSP).

Europa: 29 de febrero de 2008, 17 de octubre de 2008 (versión FES), 29 de abril de 2011 (PSP).

A las 0:00, el reloj se detiene. Los seres humanos no son conscientes de que los días tienen una hora más: la Hora Oscura. Nadie está despierto durante esos sesenta minutos; las máquinas se detienen, la dimensión se distorsiona y el paisaje se cubre de sangre. Solo unos pocos elegidos pueden mantenerse conscientes durante la Hora Oscura... pero eso no es una suerte, precisamente. Las Sombras acechan durante esos sesenta minutos extra, y no dudarán en atacar a esos humanos indefensos, a no ser que tengan el potencial de invocar a un Persona para poder luchar contra ellas.



Un joven adolescente japonés es transferido a la escuela Gekkokukan, situada en la ciudad en la que se crió de niño. Él también puede vivir la Hora Oscura, y descubre que puede invocar a un Persona para luchar contra las Sombras.

Pronto ve que otros estudiantes de la escuela también tienen ese poder, y juntos deciden luchar contra las Sombras y explorar el misterioso Tártaro, una gigantesca torre que se alza cada Hora Oscura y en la que parecen habitar estos monstruos.

Todo esto tendrán que hacerlo sin descuidar sus relaciones sociales y soportando la estresante vida académica de un adolescente japonés.



Persona 3 es un RPG extremadamente popular en Japón. Es famoso por ser un título fresco, innovador y con una personalidad única. Debido a su fama en su país natal, se hizo una versión extendida de él con casi 30 horas más de juego (Persona 3: FES) y una versión para PSP con la posibilidad de escoger a una protagonista femenina y muchísimos enlaces sociales nuevos. Este título ha obtenido críticas generalmente favorables: posee una media de 86 puntos en Metacritic.



Gráficos: 55

El descuidado apartado gráfico de Persona 3 no posee ningún tipo de excusa acerca de su dudosa calidad más allá de la vaguería de los desarrolladores. A pesar de que el diseño de los personajes intenta (sin mucho éxito, la verdad) emular el cel-shading, esos modelos tienen unos movimientos y unos diseños que no están nada mal.

Todos los personajes importantes muestran dibujos bastante buenos que les representan durante los diálogos, que cambian según sus reacciones y acentúan el estilo anime del título.



Los combates no son muy espectaculares, pero las animaciones de los ataques son aceptables y bastante correctas.

¿Qué está mal en este apartado? Prácticamente, todo lo demás. Tal cual. Y teniendo en cuenta que este juego salió a mediados de 2006 en Japón, este error es aún más grave.

Los escenarios son muy poco detallados, llegando a rozar lo cutre en algunas ocasiones. Representan lo que tienen que mostrar, y listo... y a veces no lo hacen bien. Las puertas y algunos muebles tienen tamaños desproporcionados, al igual que algunos otros elementos de las zonas explorables. Llama mucho la atención este detalle porque siempre estaremos moviéndonos por los mismos lugares, por lo que casi no hay escenarios, así que no hay excusa posible.



Las Sombras son los enemigos a los que nos enfrentaremos. Tienen diseños muy chulos (todos y cada uno de ellos tienen un simbolismo especial) y con movimientos medianamente trabajados, pero... más de la mitad de ellas son recolores de otras Sombras. Y más de la mitad de los jefes finales son skins de Sombras normales, cosa que resulta vergonzosa hasta en la SNES... y eso en PS2 es muy desconcertante. Además de esto, algunos Personas son recolores de otros: probablemente no habría costado mucho subsanar esto, pero parece que los desarrolladores no estaban por la labor.

En muchas ocasiones, cuando abramos puertas o hagamos alguna acción, la pantalla se pondrá en negro y saldrá un bloque de texto que nos explicará lo que estamos haciendo. ¿Y eso por qué? Muy simple: porque los personajes no tienen la animación creada y lo más sencillo para los desarrolladores ha sido utilizar este recurso, cosa que nos hará reírnos del poco trabajo que los desarrolladores han puesto en el apartado técnico.

La torre de Tártaro (la mazmorra del juego) posee varios bloques con un diseño gráfico propio y diferenciado. Sus pisos se generan aleatoriamente, por lo que llegarán varios momentos en los que acabaremos quemados de ver durante mucho tiempo el mismo espectro gráfico. Los desarrolladores tendrían que haberse trabajado más Tártaro para ofrecernos más bloques de tamaño más reducido para no acabar cansando con los diseños al jugador. Además, de vez en cuando veremos algunos bugs gráficos menores durante la exploración de la torre.



Los gráficos de Persona 3 llegan a rozar lo cutre, pero al menos cumplen con las exigencias del juego. Siendo realistas: no se echa en falta un apartado gráfico apabullante en este título, pero sí que se habría agradecido que los desarrolladores hubieran puesto algo de mimo en él, aunque sólo hubiera sido para quedar bien.


Sonido: 84

La banda sonora es realmente buena y de una calidad innegable. Tiene un estilo MUY personal, que imita el que escuchan los propios adolescentes japoneses y que tan popular es entre ellos (quizá por eso, a muchos occidentales no les llegarán a calar muchas de las composiciones). El espíritu es total, tanto en las batallas como durante la vida en la ciudad, aunque tampoco faltan algunos otros temas clásicos de los RPG en general (canciones tristes, misteriosas...). Rock y rap japonés (bastante diferente al occidental) es el estilo predominante en Persona 3, junto con otras canciones instrumentales.

¿Hasta qué punto tiene personalidad la banda sonora de Persona 3? Para saberlo, basta con reproducir la primera canción del enlace de YouTube (Mass Destruction), que es el tema de batalla. Lo mejor que puede hacer uno es escucharla para poder darse cuenta con rotundidad de lo diferente que es el estilo de este título en comparación a otros representantes del género.

El doblaje de las voces es en inglés. Los actores son realmente brillantes, y hacen el trabajo digno de una película. No solo saben plasmar a la perfección a los personajes a los que dan voz: también saben adaptarse de forma inmejorable a todas y cada una de las situaciones: se ha hecho un gran trabajo en este aspecto, y se nota la profesionalidad de esos actores de doblaje. Sin embargo (y como es lógico porque hay muchos diálogos), no están todas las conversaciones dobladas: solo las más importantes tienen ese privilegio.

El apartado sonoro tiene un fallo muy importante: muchas canciones se repiten más de lo que deberían; se echan en falta más composiciones. Y no es que se repitan un poco: dado que siempre visitaremos las mismas zonas, acabaremos oyendo demasiado algunas piezas. Algunas cambian cuando pasa un tiempo para adaptarse a los cambios argumentales, pero no es suficiente. Lo más sonado de todo es el tema de batalla: vamos a estar durante más de 80 horas escuchando el mismo, cosa que puede acabar cansando al jugador. Lo mejor, quizá, habría sido que hubiese un tema de batalla por cada bloque de Tártaro. Hacían falta más melodías, aunque las que ya hay están muy bien.

El mayor problema del apartado sonoro es que, debido a que es muy diferente a lo que estamos acostumbrados los occidentales, no guste a todo el mundo. A pesar de ello, no se puede criticar esto porque casa con el estilo del juego.

Pongo aquí algunas de estas canciones, obra de Shoji Meguro, Yosuke Uda y Meguro Masashi:






Jugabilidad: 80

Persona 3 tiene un sistema bastante curioso que lo diferencia de los otros RPG: somos un chico de bachillerato, y como tal tendremos que estudiar, quedar con nuestros amigos y asistir a las clases: además de luchar contra las Sombras de Tártaro en la Hora Oscura utilizando a nuestros Personas, también tendremos que saber llevar una vida normal.

Sin embargo, uno se pregunta... ¿para qué sirve llevar una vida cootidiana si nuestro objetivo es salvar el mundo? Básicamente, las relaciones sociales harán que nuestros Personas sean más fuertes. Sí, es justo eso: dado que los Personas son parte de nuestra energía interior, estos serán más poderosos si establecemos varios Enlaces Sociales. Además, deberemos preocuparnos por nuestro nivel de estudio, popularidad y valor para poder quedar con gente nueva (además, si no estudiamos lo suficiente, suspenderemos los exámenes).



El juego se desarrolla durante todo el curso académico, y los días van pasando poco a poco: básicamente, tendremos que saber hacer un buen uso de nuestro tiempo para poder superar el juego con éxito. Si por la noche nos quedamos a estudiar en casa, no podremos ir a Tártaro durante la Hora Oscura, y si no vamos a Tártaro lo suficiente, los jefes finales se nos harán imposibles.

Del mismo modo, por poner más ejemplos, si quedamos con un amigo, no podremos hacerlo con nuestra novia ese mismo día, y si pasamos demasiado de ella o nos echamos más de una a la vez, como es lógico, se acabarán mosqueando todas y nuestros Enlaces Sociales se revertirán.

El equilibrio es esencial en Persona 3, y dado que todo sucede siguiendo un calendario, el estilo es tremendamente lineal. Es imposible completarlo todo en la primera partida, ya que hay muchísimos enlaces sociales diferentes y algunos que derivan de otros.

Tártaro es una mazmorra de muchísimos pisos que se van generando aleatoriamente: nunca veremos dos estancias iguales. El sistema de combate es de estilo clásico y por turnos, y ahí tendremos que usar a nuestros Personas según lo que nos convenga en cada momento: cada uno tiene sus puntos fuertes, estadísticas y habilidades, y hay decenas de ellos. Básicamente, sin ellos no podremos defendernos de las Sombras. Usándolos podemos atacar con Fuego, Luz, Oscuridad, Hielo, Ataques Punzantes... en cierto modo, este juego recuerda un poco a Pokémon, pero Persona 3 tiene un estilo personal y realmente distinto.



Conseguir Personas buenos requiere trabajo. Algunos los obtendremos en Tártaro, y para poseer a los más útiles tendremos que realizar fusiones de Personas: los resultados de esas mezclas recibirán el poder de los enlaces sociales y heredarán habilidades de sus "ingredientes".

Aunque la torre de Tártaro sea la única mazmorra del juego, de vez en cuando nos veremos obligados a luchar contra las Sombras en la propia ciudad para protegerla. Esos eventos ocurren siempre en fechas señaladas.

Sin embargo, Tártaro acaba haciéndose repetitivo, sobre todo al final del juego, ya que los últimos bloques son realmente extensos. Llegará un momento en el que nos veremos obligados a ir allí a entrenar aunque no queramos. Al final, tendremos que invertir demasiadas horas ahí, y se nos acabará haciendo extremadamente pesado.

Durante los combates, además, no podremos controlar a nuestros compañeros: tal y como ocurre en la vida real, ellos harán lo que consideren oportuno, aunque podamos darles algunas directrices. En algunas ocasiones, llegaremos a perder batallas por culpa de su nefasta inteligencia artificial, y Persona es un RPG difícil: podemos haber estado entrenando en Tártaro durante dos horas seguidas sin guardar la partida y perder contra enemigos normales por culpa de un poco de mala suerte y/o la negligencia de nuestros acompañantes, o que se nos estropee una batalla contra un jefe final bruto llevando más de una hora luchando contra él. Eso es más que molesto, y se habría agradecido que Atlus nos hubiese dejado la posibilidad de controlarlos.



Persona 3 se desarrolla en una zona de Japón, y es un juego claramente enfocado a estudiantes japoneses. Por eso mismo, es lógico que haya diferencias culturales con Occidente de no mucha importancia, como que los personajes vayan a comer ramen y que ser unos empollones les haga ser populares entre las chicas. Sin embargo, tendrían que haberse localizado algunas cosas: además de que el juego está en perfecto inglés (y no solo eso: Persona 3 tiene toneladas de bloques de texto y utiliza un nivel bastante elevado de ese idioma), hay cosas que no podremos comprender si no conocemos la cultura japonesa, y no por encima, precisamente.

Por ejemplo: nuestro profesor de Historia es un fanático de los samuráis, y suspenderemos todos los exámenes de Historia si no conocemos (como es lógico) la historia de Japón. En esos casos, la única solución es Google. Lo más sencillo, quizá, habría sido poner preguntas más generales en los exámenes y en las preguntas que él mismo hace en clase.

Persona 3 es un título muy divertido y original, pero con algunos fallos lo suficientemente graves como para bajarle la nota varios puntos. Es tremendamente adictivo, pero en algunas ocasiones nos sentiremos más que molestos con los desarrolladores de Atlus.


Duración: 98

Llegar al final de la historia nos llevará más de 80 horas en nuestra primera partida, aunque tras eso nos dará bastante pereza comenzar una nueva por la dinámica del juego.

Sin embargo, pasado un tiempo, tendremos motivos para hacerlo: aparte de que se nos permite comenzar una partida + con los atributos que ya teníamos en la anterior (incluyendo nuestros estudios, lista de Personas, popularidad...), es imposible maximizar todos los Enlaces Sociales en nuestra primera partida. Con los atributos al máximo, quizá podamos hacerlo, y/o hacer o acabar los que dejamos en la partida anterior.

Aparte de la historia principal, tenemos Monado, que es un bloque secreto de Tártaro con enemigos de nivel 99. Ese lugar, entre otras cosas, nos permitirá obtener a algunos de los Personas especiales (muchos se obtienen solo con los Enlaces Sociales maximizados) y luchar contra un poderosísimo jefe extra, al que solo podremos acceder tras superar muchos requisitos entre los que se incluye poseer una partida + y haber completado una larguísima lista de misiones opcionales que el juego nos propone.



Además, obtener a todos los Personas no es nada fácil. Podemos conseguir 189 (y en FES, aún más), y podremos rellenar un compendio como si de una Pokédex se tratara.

Al final, la duración total de Persona 3 superará las 100 horas, si no contamos la partida +, que hará que exista la posibilidad de que le dediquemos más de 200 a este título.

Además: en la versión FES de este juego se ha incluido "The Answer", que es un modo extra hiperdifícil que va aparte de la historia principal y que le suma cerca de 30 horas de juego: ahí se explican hechos importantes de la trama que ocurren después del final. Como se puede ver, Persona 3 es un juego realmente extenso... y si sumamos todas las veces que moriremos sin guardar, el tiempo de juego real se infla aún más.


Innovación: 98

Como se puede ver, Persona 3 no es un RPG común y corriente: mezcla las batallas típicas del género con los populares juegos de citas japoneses. Aumentar nuestros vínculos nos fortalece... y esta dinámica tan original no ha sido vista antes en ningún juego; Persona 3 es una verdadera revolución dentro del género... y también dentro de su saga, porque las diferencias con Persona 2 son más que evidentes.



El sistema de calendario y el estilo general del juego es único y algo nunca visto en un RPG, por lo que puede decirse que estamos ante un título realmente revolucionario y con una personalidad increíble.

Lo único que le falta para ser 100% innovador dentro de su género es un sistema de combate más diferenciado de los otros RPG: al fin y al cabo, las batallas son de estilo clásico y por turnos.


Historia: 87

En líneas generales, Persona 3 tiene una historia más que competente: es coherente, no tiene ningún tipo de contradicción, es interesante, enganchante y posee un final realmente bueno y poético. A medida que vamos avanzando en el juego, más interesante se va poniendo todo, a pesar de que la trama vaya avanzando muy lentamente, sobre todo por el principio del juego: quizá ese sea el mayor fallo del argumento de Persona 3, a pesar de que se subsana a partir de cierto punto del juego.

Persona 3 logra realmente sumergirnos dentro de su mundo gracias a sus personajes: al final, acabaremos cogiéndoles cariño y será como si realmente fueran amigos nuestros de verdad, más que nada porque viviremos muchísimas horas con ellos. Es fácil darse cuenta del buen trabajo hecho con esto durante los últimos meses de juego marcados por el calendario.



Los Enlaces Sociales no están nada mal. Los hay mejores que otros: algunos son muy interesantes, mientras que otros son algo sosos en comparación al resto. El mayor error del sistema de enlaces es grave: en cada enlace femenino tenemos que hacernos la pareja de ellas y tener relaciones sexuales al maximizarlos: al final, nuestro personaje acabará poniéndole los cuernos a todas las mujeres, y no tendremos la posibilidad de escoger si queremos ser amigo de ellas en lugar de sus novios.

Persona 3 tiene muchos simbolismos. Las Sombras están basadas en los arcanos del tarot, y todas tienen características claramente relacionadas con ellos, al igual que los Personas, que son seres mitológicos de muchísimas culturas del mundo.

La historia de Persona 3 no llega a ser excelente porque tiene momentos en los que se detiene o avanza muy despacio, pero es lo suficientemente buena como para que la recordemos bien y nos llegue a calar.



Puntuación final: 82

Persona 3 no es un juego para todo el mundo: solo lo disfrutarán realmente los fanáticos de los RPG, los otakus y/o gente que domine el inglés y conozca un poco la cultura japonesa. Es un título algo difícil y tiene algunos errores jugables importantes, por lo que puede no llegar a gustar a las personas que no están habituadas a los juegos de este estilo, sobre todo porque no está en español y hay una verdadera barbaridad de texto.

Sin embargo, para un fan del género, esta obra es un verdadero regalo: Persona 3 es retante, realmente revolucionario y un título al que se le pueden dedicar muchísimas horas. Aunque le falta bastante para ser un juego perfecto, es una apuesta muy buena dentro del catálogo de la consola. Probablemente, si Persona 3 hubiese sido pulido, estaríamos ante uno de los mejores RPG de la historia. Sin embargo, sigue siendo muy disfrutable y recomendable a pesar de sus errores.

14 comentarios:

Ferdom dijo...

Que juegazo, estoy enganchadísimo a él, me falta solo una gran sombra (aunque seguro que ocurre un plot twist que hace que no sea el final, lo digo porque llevo 50 horas y nivel 54)
Si te quejas de gráficos en el original, ni veas el de PSP, en la ciudad eres un punto que se mueve por una imagen, y en Tartarus hay gráficos de DS xD. Recuerda a una novela visual mezclada con RPG de DS.
La jugabilidad me encanta, es única, nunca antes había visto ningún juego que mezclase esto, sin embargo, el sistema de combate es característico de la saga Megaten, aunque es muy bueno, no es nuevo.
En las bandas sonoras de videojuegos nunca me han gustado las canciones cantadas, pero no sé por qué, en Persona no me pasa. Y sigo escuchando Mass Destruction y me sigue encantando, a veces lo pongo para que salga específico para alguna batalla en el 4 Arena. Está bien lo de cambiar canciones a medida de que pasa el juego, pero echo algunas de menos, como Want To Be Close, la del colegio antes de las vacaciones
La duración es bastante buena, pero a algunas personas tan largo le puede resultar pesado.

Poco después de las vacaciones de verano, ya tenía las estadísticas al máximo (ya era todo un badass, etc), entonces por las tardes S. Links, y por la noche a Tartarus o dormir pronto para estar siempre genial. Pues había veces que llegaba hasta donde se puede ir sin vencer al jefe, y una vez me quedé mas de tres semanas llendo para repetir pisos, y es una pesadez. Pero fui una vez que me decían que estaba inestable, así que en algunos pisos habían solo enemigos fuertes. Siempre tocaban dos samuráis, que son débiles a la oscuridad, siempre usaba Mamudo y si no morían los dos lo repetía, a base de eso y los premios del final de experiencia extra, subí 5 niveles de un solo piso. En pocas visitas yo ya estaba OP.

Por cierto, puedes encontrar el 3FES en la PS Store por 10€ creo, y el de PSP lo mismo, o 20, o incluso 30, no recuerdo. Lo bueno del de la PSP es que puedes controlar a los demás como en Persona 4.

Tenía pensado crear una cuenta americana de PSN para comprar Persona 4, pero siempre me da pereza crearla y todo eso, y digo que debería terminar este antes. Si este me gusta, y dices que el 4 es mejor, pues debería probarlo, menos mal que en el 4 Arena no parecía haber spoilers.

Joder que parrafada la mía, por poco más largo que el análisis xD. ¡Pero aun así lo tienes que leer! ¡MUAJAJAJAJAJA!

Ramonium dijo...

Siempre he querido jugar a la versión de PSP, más que nada porque jugablemente puedes manejar a tus compañeros... Y porque jugar con la chica es mejor: sus enlaces sociales dicen que son más interesantes, y la historia se juega desde otro punto de vista. Me gustaría probarlo.

Si algún día me hago con una PSP, me lo compraré sin dudarlo.

Persona 3 es un juego genial, con tintes de obra maestra... y otros de cutrez absoluta. Los gráficos son horribles, y Tartarus se acaba haciendo MUY repetitivo, sobre todo por el final del juego. Acabas hasta las narices. Además, necesita que le pulan algunos detalles.

Persona 4 es mejor en todo porque arregla todos los errores de Persona 3. El final del 4 es infinitamente peor que el del 3 y la historia del 4 es menos oscura, pero en general es un juego mucho más trabajado.

Redacté un análisis de él que tengo publicado en el blog, así que si te interesa, ahí está. No recuerdo si llegaste a leerlo.

En fin, muchas gracias por leer y por dejar un comentario tan elaborado xD

Ferdom dijo...

Sí lo leí hace tiempo, me dijiste que a la gente le solía gustar más el 3 por su historia. Y creo que te pedí que hicieras un análisis de este, así que gracias.

Danieletex dijo...

No sé, por todos los fallos que comentas, que son MUY importantes, me parece que la nota es excesivamente alta en jugabilidad.

Sin duda parece un juego curioso y carismático, pero dudo que fuera de mi agrado. Soporto bastante bien las repeticiones, pero de ahí a 80 horas con la mizma mazmorra hay un trecho.

Ferdom dijo...

Danieletex, yo creo que deberías probarlo, aunque sea pirata, yo al principio pensaba que no me gustaría por eso, pero al final me ha encantado.

Ramonium dijo...

@Ferdom: Sí, es como te dije. Y bueno, este análisis en concreto lo redacté hace unos meses: para subirlo al blog solo lo he arreglado y lo he adaptado.

Danieletex: Es un juego muy raro. No sé si te gustaría o no, pero conociéndote... sí, supongo que es demasiado japonés para ti, y encima está en perfecto inglés (y requiere nivel).

Yo te aconsejo que hagas lo que dice Ferdom: pruébalo. Es un juego interesante y que vale la pena experimentar, al menos.

La nota en jugabilidad se la doy porque aunque tenga fallos graves, tiene otros elementos casi perfectos y dignos de obra maestra, por lo que la balanza se equilibra.

Danieletex dijo...

Lo malo es que no puedo probarlo sin comprarlo, no tengo la PS2 pirateada.

Yuri-Meza dijo...

¿Y tienes PSP?

Yo que jugué a esa edición pienso que le Tártaro se hace más llevadero al ser portátil el juego.

Danieletex dijo...

No tengo PSP, pero esa sí puedo emularla.

Ramonium dijo...

Pruébalo, no pierdes nada. Aunque creo que no te gustará mucho xD

Emo-Link dijo...

Hola Ramonium, disculpa la tardanza, tengo un problema con la empresa de Internet. Por eso, ahora estoy posteando desde un cutre celular y además con 3G: va realmente lento.

Uno de tus mejores analisis. Supiste destacar lo bueno y malo de este juego.

Tengo mucho para decir, pero desde este fucking celular no puedo escribir casi nada.

Saludos, nos leemos.

Ramonium dijo...

¡Hola, Emo-Link!

Vaya, no te preocupes. Gracias por pasarte a leer el análisis. Con eso estoy más que contento, te lo aseguro.

Me alegro de que te haya parecido tan bueno.

Gracias por tu apoyo constante, amigo. Significa mucho para mí que te hayas molestado en dejar un comentario a pesar de no tener Internet en condiciones.

Uriel dijo...

Muy buen análisis amigo, mencionando cada detalle que el lector le gusta saber en cada analisis. Ami siempre me han agradado estos tipos de juegos.

También como del genero de final fantasy.
Saludos.

Ramonium dijo...

¡Buenas! Muchas gracias por leer y comentar, Uriel. Lo cierto es que Persona 3 es un juego muy especial.

Gracias por tu valoración.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger