martes, 26 de mayo de 2015

Análisis de Fire Emblem: Shadow Dragon — El Dragón Oscuro contra la Espada de la Luz

Sigo muy ocupado con la carrera, pero he intentado sacar algo de tiempo para traeros este análisis de Fire Emblem: Shadow Dragon para Nintendo DS.

Este título está protagonizado por Marth, buque insignia de la famosa saga de RPG Estratégico de Intelligent Systems que se dio a conocer fuera de Japón con Super Smash Bros. Melee. Es un remake del primer Fire Emblem, lanzado para NES y adaptado posteriormente para SNES con un "Libro Segundo" que servía de continuación y cierre a la cruzada de este rey legendario que inspiró a los héroes del reciente Fire Emblem Awakening, cuyo análisis redacté hace tiempo y podéis leer aquí.

Os dejo la review. Si tenéis cualquier cosa que decirme, ya sabéis: utilizad la caja de comentarios para que pueda leeros y responderos.

Vamos allá:



Fire Emblem: Shadow Dragon

"El Dragón Oscuro contra la Espada de la Luz"

Plataforma: Nintendo DS.
Idioma: Español.
Género: RPG estratégico.
Multijugador: Sí.
Online: Sí.
Precio: Alrededor de 20 euros (segunda mano).
Desarrolladora: Intelligent Systems.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 7 de agosto de 2008.


Estados Unidos: 16 de febrero de 2009.


Europa: 5 de diciembre de 2008.


El joven príncipe Marth es descendiente directo del héroe Anri, guerrero que derrotó al Dragón Oscuro, Medeus, con la ayuda de la Falchion. Han pasado 100 años desde entonces, y el continente de Akaneia se ha mantenido en paz... hasta ahora.



El malvado Medeus ha sido resucitado, y Altea, el país de Marth, ha sido atacado por el reino de Gra, su mayor aliado. El rey Cornelius ha muerto, y la princesa Elice ha sido secuestrada. Ante esta invasión, el joven príncipe se ha visto obligado a escapar a la isla de Talys junto a sus mejores hombres con el objetivo de hacerse más fuerte y volver a Akaneia en un futuro para poder derrotar al Dragón Oscuro.

Dado que Marth es el único que puede empuñar la Falchion, su supervivencia es la única esperanza para derrotar a Medeus y devolver la paz... con una gran cruzada. Tres años después, Marth regresa a Akaneia con sus soldados con el objetivo de derrotar a los dragones de Doluna, a sus países aliados, a Medeus... y recuperar su trono.



Fire Emblem: Shadow Dragon es un remake del Fire Emblem original, lanzado para NES (y posteriormente adaptado para SNES con la inclusión de 20 capítulos nuevos no incluidos en DS) en Japón. Nunca había llegado a Occidente “la aventura de Marth”, por lo que Nintendo consideró que era necesaria la creación de este título para que los jugadores novatos pudieran conocer los orígenes de la saga. Obtuvo 81 puntos en Metacritic, y debido a que fue un juego muy pirateado, su secuela, Mystery of the Emblem, nunca salió de Japón.



Gráficos: 67

Una parte buena y otra mala. Así puede definirse la dirección artística de Fire Emblem: Shadow Dragon. ¿Por qué se dice esto? Empezaremos con lo que está bien: los menús, los dibujos de los personajes que se muestran durante las escenas y otros elementos artísticos son preciosos y dignos de ser admirados para lo que es Nintendo DS. Se ha hecho un trabajo bastante bueno en este aspecto, y podríamos felicitar a Masamune Shirow por su buen hacer para definir la carta de presentación del título.



Sin embargo... durante lo que es el juego en sí, el nivel de calidad baja drásticamente por una mala utilización de los recursos técnicos de la consola, que ha derivado en un resultado final que no convence. Para contrarrestar esos diseños preciosistas de los menús, nos encontramos con unos mapas que podrían estar más detallados y unos diseños relativamente sencillos para los personajes, que también pueden ser catalogados de antiestéticos.

En lugar de optar por los sprites clásicos de toda la vida (que probablemente habrían quedado mucho mejor), se ha preferido utilizar unos diseños renderizados que no acaban de cuajar con el universo de Fire Emblem. Todos sabemos que Intelligent Systems no suele manejarse bien con los gráficos en 3D, pero la solución probablemente no era cambiar radicalmente de estilo, sino adaptar lo clásico a las capacidades superiores de Nintendo DS.



A pesar de estar en una consola de 64 bits, no podremos distinguir a unos personajes de otros durante las animaciones de batalla, salvo contadas excepciones. Para que nos entendamos: todos los guerreros de una misma clase tienen exactamente el mismo aspecto, fallo que ya se daba en las entregas de Game Boy Advance y que han sido incapaces de corregir a pesar del salto técnico.

Es cierto que un título como Fire Emblem no necesita mucho más de lo que Shadow Dragon nos muestra, pero se habría agradecido que con el salto a Nintendo DS hubiesen logrado que la saga tuviese unos gráficos destacables.


Sonido: 83

Para adaptar la banda sonora original, se han mejorado las composiciones clásicas y se han escogido unos muy buenos instrumentos para darle un “toque de orquesta” al conjunto de canciones que forman la OST de Fire Emblem: Shadow Dragon.

La música de NES se mejoró en el remake para SNES, por lo que las melodías usadas en la versión de 16 bits han sido las arregladas para Nintendo DS.

Como ya se ha comentado, los instrumentos son realmente buenos y le dan un aire muy épico a la acción de Shadow Dragon. El único problema que tiene la banda sonora es que, a pesar de que hay muchas canciones, se acaban repitiendo. Es verdad que la música de este título es una adaptación de la original de SNES, pero ahora estamos en Nintendo DS: ya no puede haber excusas, y podrían haber compuesto melodías nuevas o haberlas remixado para darle un aire distinto a los capítulos en los que se repiten las composiciones.

De todos modos, la banda sonora cumple sobradamente y llega a destacar. Al fin y al cabo, las canciones son francamente buenas, y están llenas del alma que caracteriza a la saga Fire Emblem.

No hay voces en todo el juego, pero a cambio tenemos unos efectos de sonido bastante competentes. No son realistas, pero cumplen con su función. Unos cuantos gritos o exclamaciones durante los diálogos y combates le habrían dado más atractivo al apartado sonoro de Shadow Dragon, aunque se ha optado por no incluir nada de esto. Es cierto que en los títulos de este estilo para Nintendo DS no es habitual, pero eso no significa que no se habría agradecido.

Pongo aquí varias canciones del juego, compuestas por Hirokazu Tanaka y Yuka Tsujiyoko:






Jugabilidad: 82

Shadow Dragon es divertido y estratégico de principio a fin, al igual que las versiones originales de NES y SNES. Como en todos los juegos de la serie, las batallas se desarrollan sobre un "tablero". Durante nuestro turno, moveremos a nuestras unidades, y después, la máquina hará lo propio con las suyas. Cuando dos unidades/personajes se encuentran, pueden enfrentarse. Así, derrotando enemigos, nuestros personajes podrán subir niveles y mejorar sus estadísticas, como en cualquier otro RPG.



La mejor arma que tenemos en esta saga es siempre nuestro cerebro. En Shadow Dragon es bastante habitual que los enemigos nos superen en número, por lo que tenemos que planificar bien cómo queremos acabar con ellos, siempre yendo con cuidado de que no nos maten a nuestros personajes. Al fin y al cabo, como es tradición en la saga, cuando alguien cae en combate, nunca puede volver a luchar de nuevo. Esto nos hace pensarnos dos veces qué decisión tomar antes de mover a nuestras unidades, porque, como ocurre en la vida real... las personas se mueren de verdad. Y probablemente veamos fallecer a muchos personajes, porque un alto porcentaje de ellos tiene unas estadísticas pésimas, y no sirven prácticamente para nada al jugador, a diferencia de lo que ocurría con títulos anteriores, en los que casi todas las unidades eran utilizables.

Por lo tanto, si queremos hacer las cosas bien, tendremos que prepararnos de forma adecuada y utilizar bien la cabeza. Y como es habitual en Fire Emblem, tendremos la opción de gestionar nuestros recursos antes de comenzar los capítulos comprando y vendiendo objetos y armas y decidiendo cómo empezaremos a jugar, con qué personajes y en qué posiciones. La estrategia es clave en este título si queremos terminarlo con éxito, sobre todo si estamos jugando en los niveles de dificultad más exigentes.



Y hablando de ello: en este Fire Emblem, como novedad destacable, se han incluido nada más y nada menos que seis niveles de dificultad en los que podremos poner a prueba nuestras habilidades estratégicas. El más complicado de todos está claramente enfocado a los jugadores más expertos, y el nivel exigido para superarlo es realmente brutal.

Por lo demás, en este remake se ha incluido un prólogo jugable totalmente nuevo, personajes que no había en las versiones originales, algunos capítulos extra y la posibilidad de cambiar de clase a nuestras unidades a placer para explorar nuevas posibilidades estratégicas.



Aparte de todo esto, se ha incluido un modo multijugador local y online (que ya no puede disfrutarse de forma "oficial" tras el cierre de los servidores) muy divertido y competitivo con el que el jugador puede entretenerse durante mucho tiempo.


Duración: 82

Shadow Dragon ya era bastante largo en NES, y lo sigue siendo ahora gracias a la inclusión de nuevos capítulos y los diversos modos de dificultad que el título nos ofrece.

Disponemos de más de 30 capítulos jugables y el sistema de clases permite la experimentación constante por parte del jugador.



Acabar la historia principal lleva cerca de 20 horas en el modo de dificultad más sencilla, pero si queremos terminar el más difícil... la duración puede ser casi indefinida porque tendremos que intentarlo muchísimas veces: en ese modo, es muy fácil que dos o tres unidades enemigas exterminen a nuestro ejército entero.

Por lo demás, el modo multijugador le da muchas horas de vida extra a Shadow Dragon porque para ser buenos tendremos que entrenar a nuestros personajes aposta para ese modo. Como es muy entretenido, es probable que pasemos mucho tiempo preparando estrategias y equipos para enfrentarnos a otros jugadores.



Para exprimir al máximo Fire Emblem: Shadow Dragon necesitaremos muchos archivos de guardado, y si el juego nos gusta, sabremos sacarle mucho partido.

Entonces, ¿qué podemos criticar a la hora de hablar de la vida de la tarjeta? Pues... que falta el Libro Segundo. ¿Qué se quiere decir con esto? Básicamente, en el remake de SNES se añadieron 20 capítulos nuevos que siguen la historia de Marth... pero Nintendo ha decidido no incluirlos en esta edición. De hecho, la segunda parte que solo salió en Japón únicamente incluye ese Libro Segundo.



Historia: 64

El Fire Emblem de NES no tenía una historia muy profunda... sin embargo, era excelente para ser de una consola de 8 bits. El problema reside en que el hilo argumental de Shadow Dragon sigue siendo el mismo que se vio en Famicom hace décadas, y no ha habido cambio alguno.

Por lo tanto, tenemos una historia y unos personajes bastante planos. Hay momentos interesantes y personajes que llaman la atención, pero esas ocasiones brillantes duran apenas un capítulo y la historia nunca será poco más que una excusa para ponernos a jugar.



Algunas unidades nunca llegarán a hablar, y otras solo soltarán alguna frase. De hecho, el número de personajes que llegan a tener peso en la historia es bastante reducido, y ni siquiera hay apoyos que puedan contarnos cosas sobre nuestras unidades. ¿Pasado, motivos para luchar, trayectoria...? Desconoceremos todos estos elementos de muchos de los integrantes de nuestro ejército, y del resto solo sabremos algunas cosas (exceptuando a los protagonistas, claro está). Se agradece que se haya incluido un prólogo totalmente nuevo, pero Intelligent Systems podría haber expandido y afinado la historia para hacerla digna de lo que es un Fire Emblem del siglo XXI.

Básicamente, hay demasiada sencillez. Este hilo argumental pide a gritos ser actualizado a los nuevos tiempos con escenas extra, diálogos y conversaciones entre personajes en forma de apoyos.



Puntuación final: 80

Estamos ante un título ideal para empezar con la saga y un juego de estrategia bastante competente dentro del catálogo de Nintendo DS. Sin embargo, aunque se hayan añadido bastantes novedades y el lavado de cara haya sido considerable, Shadow Dragon sigue siendo lo que es: un juego de SNES con mejoras.

Los modos de dificultad masoquista son un muy buen incentivo para las personas que ya lo jugaron en su momento, así como su modo multijugador. Si un fan de Fire Emblem busca un buen reto y poner en práctica sus estrategias letales, Shadow Dragon es el título ideal para satisfacerle.

Esta obra necesita ser afinada en el apartado técnico, y la historia debe ser actualizada. A pesar de ello, es una apuesta bastante buena y un juego muy divertido. Sin embargo, no podemos negar que es bastante criticable que no se haya incluido el Libro Segundo. El espacio disponible en una tarjeta DS es gigante en comparación al de SNES, por lo que realmente no hay excusas válidas que justifiquen su ausencia en este remake.

De todos modos, Shadow Dragon está recomendado a todas las personas que quieran estrenarse en la saga. Junto a Awakening, este es el mejor juego para hacerlo.

9 comentarios:

Danieletex dijo...

Umm... ¿20 euros? ¿Dónde vale eso? Yo no lo veo por debajo de 50 a menos que sea la tarjeta de forma individual y sin incluir gastos de envío.
Sin duda, el peor Fire Emblem de la saga y por mucho, pero aún así... me encanta la jugabilidad de Fire Emblem, y este me lo he pasado como ocho veces, así que si no lo tuviera, lo compraría inmediatamente.

Me dolió muchísimo el bajón gráfico en las unidades. En GBA, los protagonistas tenían cada uno su aspecto propio (aunque fueran recolores, pero tenían colores propios), y salvo en el primero de los tres, esto también se aplicaba a todos los jefes.
El hecho de que todos los personajes lucieran igual en el campo de batalla restó muchísimo a un juego que se basa tanto en los personajes.

Le das mucha nota a la jugabilidad. Shadow Dragon lo hizo bien en los niveles de dificultad, muy bien, y en el multijugador. Pero en el modo historia, que es la mayoría, la cantidad de opciones se ha reducido drásticamente. En GBA, los juegos tenían muchísimos más objetos, clases, objetivos en misiones... aquí todo se simplifica demasiado.

Lo mismo pasa con la historia. Un 65 me parece demasiado. Hay poquísima historia, y claro, eso se puede justificar siendo de NES, pero es que para ser una refundición no ha añadido NADA a la historia, salvo unos capítulos extra... que no aportan nada.
La segunda entrega lo hizo mejor. Añadió las conversaciones de apoyo, caminos alternos y capítulos extra que ayudaban a la trama... pero este nada. Lo único que tiene es un camino lineal hacia Doluma, prácticamente.
Los personajes no son bastante planos como dices... son horriblemente planos. Los únicos que muestran algo de personalidad no hacen más que decir lo que les toca, "palabras de villano" o "palabras de héroe", no hay profundidad alguna.



Y por último... no creo que este juego sea bueno para empezar en la saga. Al contrario, creo que empezar con este juego puede hacer que quien juegue no continúe. No he visto nadie que haya empezado con este juego y haya querido continuar, y la mayoría ni se lo pasan.
Aunque el modo Normal sea fácil en comparación a otros juegos (es el modo normal más fácil de los que he jugado), el hecho de que los personajes sean tan malos y no haya excusas de historia y personajes para hacer jugar, hacen que el juego se haga cuesta arriba. A mí es el que más me costó la primera vez que lo jugué, y eso que luego se me volvió el más fácil (el modo Difícil 1 es más fácil que el normal de Sacred)


En fin, me encanta como todos los Fire Emblem, pero... qué poco se lo curraron. Suerte que con la segunda parte lo hicieron mucho mejor, pero tampoco es que esta no estuviera por debajo de los demás Fire Emblem.



Que no parezca que estoy criticando ni nada. Hablo de lo que no estoy de acuerdo porque en lo demás estoy de acuerdo, pero no tiene sentido ir punto por punto diciendo "Estoy de acuerdo con eso". "Y con eso"

Ramonium dijo...

Hola. Gracias por tu comentario y por leer, claro.

Yo lo he visto por alrededor de 20 euros en Amazon UK, y CREO que lleva los cinco idiomas, además.

A pesar de que sea más simple que los de GBA en lo jugable, en la base sigue siendo lo mismo, y pienso que los cambios de clases, los modos de dificultad y el multijugador son suficientes para ponerle esa nota. Piensa que la única diferencia realmente sustancial es que en los de Advance había más objetos. En lo que a sistema se refiere es idéntico.

Tiene esa nota en historia porque aunque sea la que es, es la que es porque está porteada de NES. Un 64 me parece una nota aceptable porque tiene sus momentos interesantes (que no diré para no spoilear). Piensa en algunos personajes en concreto de la historia, por ejemplo.

Por otro lado, fue mi primer Fire Emblem y me encantó. Me lo he pasado cinco veces, y tras eso jugué a Sacred Stones, Awakening y Blazing Sword. Vamos, que soy fan de Fire Emblem por este título. Yo siempre lo recomiendo para empezar porque es el juego de Marth y los usuarios pueden estar familiarizados con él por Smash.

Es cierto que quizá sea el peor Fire Emblem que hay, pero a pesar de ello sigue siendo un juego muy completo y divertido. En complejidad de mapas y posibilidades estratégicas está por encima de las ediciones de GBA, de hecho.

Gochiin dijo...

Tuve la oportunidad de jugar los primeros 3 capítulos en la DSi de un amigo, a primera vista me gusto pero… Por favor que el diseño de los personajes sí que es feo, hasta en GBA notaba diferencias xD.

Una lástima que este juego se dividiera en dos y solo llegará la primera parte. Dudo que lo llegue a terminar, aunque me dejo con ganas de más, no estoy dispuesto a pagar por un juego que llego solo en inglés. Espero que no meta NoA el mismo error con Awakening y traigan el nuevo en español, que con mi hermano le tenemos unas ganas enormes.

Ramonium dijo...

La verdad es que es absurdo que Nintendo os traiga en inglés los juegos que en España llegan en español. No tiene ningún sentido.

Supongo que habrá que tener paciencia. Awakening fue un gran éxito, así que es más probable que os llegue traducido. Ya veremos.

Gracias por leer y comentar.

Ferdom dijo...

Mmm, me parece demasiada nota.
Este fue mi primer Fire Emblem, y como muchos, me interesó por Smash, Marth siempre ha sido uno de mis personajes favoritos, pero su juego es mi menos favorito de los que he jugado de Fire Emblem. Pero jugué al 7 (y creía que Eliwood era el nombre localizado aqui de Roy xD) y este me gustó muchísimo. Y sus gráficos me gustaron mucho más, bueno, todo.
Bueno, he oído que su secuela es mucho mejor, y lo de MU me parece genial, me encantó en FEA. Pero no he tenido oportunidad de jugarlo, tengo muchos en cola, y todos se irán a la cola nada más salga Xenoblade X xD.
Por cierto, ¿estás haciendo el análisis de Hong Kong 97? Eso sería una pasada xD.

Ramonium dijo...

¿Qué nota le pondrías tú, Ferdom?

Es una pena que no llegase a Occidente su secuela, porque tengo muchas ganas de jugarlo. Al menos Awakening es muchísimo mejor, es impresionante.

No, todavía no me he puesto a ello... es que la semana que viene tengo los exámenes finales, y casi no juego a nada. De hecho, estoy publicando muy pocas entradas porque tengo poco tiempo. Lo bueno de los análisis es que no requiero casi de documentación y son mucho más rápidos.

De todos modos, estoy preparando una entrada elaborada que planeo publicar hoy o mañana, y que creo que os gustará. Tú pediste una de esa temática, además.

Muchas gracias por tu tiempo, Ferdom.

Ferdom dijo...

Tengo que contestar de nuevo porque antes había contestado en el móvil y se me ha ido, y no voy a acordarme de lo que tenía xD.

Bueno, como 70 más o menos, siempre y cuando contemos que el remake es de NES, que lo mejora todo, si fuera de SNES le pondría menos incluso. Porque excepto en gráficos y sonido es peor que el de SNES, y sin contar que tiene el segundo libro. Pero todo esto no quita que sea un buen juego, y al principio me gustó, pero me aburrí un poco, y jugué por emulador al de GBA, y lo dejé aparcado. Lo completé, pero meh.

Yyyy no me acuerdo de más.


PD: NECESITO FIRE EMBLEM IF.

Ferdom dijo...

Se me olvidaba, solo tengo que decir que es uno de esos juegos que me obligué a mi mismo a acabar...

Y gracias a ti por redactar y contestar siempre.

Ramonium dijo...

Hombre, pero el juego sigue estando muy afinado en lo jugable. De hecho, aunque en historia y gráficos esté por debajo de otros títulos de la saga, la jugabilidad es muy similar.

Lo de que falta el Libro Segundo es cierto, pero sigue siendo un juego muy completo por sus extras.

Yo también necesito Fire Emblem If. A ver si llegan pronto, que tienen muy buena pinta xD

Me gusta así. Me encanta que haya diálogo con los lectores porque al fin y al cabo podéis decirme qué os gusta, qué no y qué os agradaría leer. Yo agradezco mucho que invirtáis tiempo en escribir comentarios, de verdad.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger