domingo, 7 de junio de 2015

Análisis de Sonic the Hedgehog 3 — Tenemos a Sonic, pero falta Knuckles

Sé que llevo desde el lunes sin publicar nada, pero como ya os comenté estoy de exámenes desde ese mismo día y apenas tengo tiempo que dedicarle al blog. Sin embargo, no puedo ni quiero dejar Sol Blade Games colgado, así que esta vez os traigo un análisis de Sonic the Hedgehog 3, clásico de Sega MegaDrive y uno de los mejores títulos del erizo que se recuerdan.

Si os llama la atención, no dudéis en jugarlo: está disponible en numerosas plataformas digitales muy accesibles y es sencillo encontrarlo en formato físico en tiendas de segunda mano a precios muy asequibles. Es una de las obras clave de la edad dorada del erizo azul, así que todo fan de las plataformas debe jugarlo.

Por cierto: este juego se conecta con Sonic & Knuckles para crear un título gigante. Por esa razón, próximamente publicaré el análisis de este último juego, ya que la mejor forma de entender uno es conocer el otro.

Si tenéis cualquier cosa que decirme, no os olvidéis de utilizar la caja de comentarios para ello. En fin, ahí va el análisis:


Sonic the Hedgehog 3

"Tenemos a Sonic, pero falta Knuckles"



Plataforma: Sega MegaDrive.
Idioma: Inglés.
Género: Plataformas.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: 8 euros (Consola Virtual de Wii, Xbox Live Arcade), alrededor de 10 euros (de segunda mano).
Desarrolladora: Sonic Team.
Distribuidora: Sega.
Fecha de salida:

Japón: 27 de mayo de 1994, 21 de agosto de 2007 (Consola Virtual), 10 de junio de 2009 (Xbox Live Arcade).

 Estados Unidos: 2 de febrero de 1994, 10 de septiembre de 2007 (Consola Virtual), 10 de junio de 2009 (Xbox Live Arcade).

Europa: 24 de febrero de 1994, 7 de septiembre de 2007 (Consola Virtual), 10 de junio de 2009 (Xbox Live Arcade).

Después de la derrota del Dr. Robotnik (alias Dr. Eggman) en Sonic 2, su gran base flotante de guerra, el Death Egg, cae sobre la Isla del Ángel, lugar místico en el que se guarda la Esmeralda Maestra. Esa gema de gran poder es protegida por Knuckles, un equidna rojo.

El doctor Robotnik decide mentir al guardián de la Esmeralda para poder hacerse con su poder más tarde. Engaña a Knuckles diciéndole que Sonic quiere robarla, por lo que pone al equidna en contra del erizo azul.



Sonic y Tails acaban en la Isla del Ángel mientras buscan a Robotnik. Nuestro héroe salta de su avioneta, el Tornado, utilizando su súper forma para poder encontrar al doctor lo más rápido posible. Sin embargo, Knuckles sorprende al erizo azul y le roba las Esmeraldas del Caos, cancelando su transformación.

De este modo, Sonic y Tails tendrán que adentrarse en la Isla del Ángel y enfrentarse al equidna para detener al doctor Eggman, recuperar las Esmeraldas del Caos y evitar que el peligrosísimo Death Egg vuelva al cielo.



Sonic the Hedgehog 3 es uno de los juegos de plataformas más famosos de Sega MegaDrive. En él hizo su debut el equidna cabezón, Knuckles, el compositor Jun Senoue y un montón de artistas más que crearon una de las mejores bandas sonoras de la era de los 16 bits. Fue uno de los títulos más vendidos y laureados de la plataforma.



Gráficos: 96

Los gráficos de Sonic the Hedgehog 3 siguen apoyándose un poco en los juegos de la mascota de Sega anteriores, pero el Sonic Team mejoró considerablemente el motor gráfico y los diseños para ofrecer un juego con un apartado técnico bastante por encima de Sonic 2.



La velocidad sigue siendo bastante elevada (Super Nintendo sería incapaz de correr este título), y la acción no se ralentiza en ningún momento. Los escenarios son bonitos y cada uno tiene una personalidad exclusiva y muy diferenciada. Los efectos técnicos son bastante impresionantes en algunos momentos del desarrollo del juego, y los sprites son bastante mejores que los observados en títulos anteriores: son vistosos, coloridos y presentan un nivel de detalle mayor. Aparte, se puede apreciar con facilidad que se ha dedicado bastante tiempo en las tareas de diseño artístico de las zonas del juego.



Luces, nieve, fuego y otros elementos en movimiento lucen muy bien para una consola de 16 bits, y en algunos momentos nos sorprenderemos por el fantástico trabajo que realizó Sega para este juego. Aparte, las fases especiales presentan un diseño basado en una perspectiva isométrica con un acabado bastante bueno.


Sonido: 98

La banda sonora de Sonic the Hedgehog 3 se pone a menudo como ejemplo a la hora de hablar de cómo se hace buena música para videojuegos. Los instrumentos son fantásticos y las melodías son realmente buenas, lo suficiente como para ser escuchadas por separado, a pesar de que estamos hablando de una consola de 16 bits.

Las canciones gozan de una personalidad innegable, y la variedad presente en el juego es realmente considerable. Cada zona tiene su propio tema, y el segundo acto posee la canción del primero remixada, cosa que se agradece bastante, porque en Sonic 2 los dos actos de cada fase tenían la misma melodía. Sin embargo, podríamos haber exigido melodías radicalmente distintas, a pesar de que el resultado ya es bueno tal y como se dejó en su momento.



El nivel alcanzado es excelente, y no es para menos si tenemos en cuenta los compositores que participaron en el juego... empezando por el fantástico Michael Jackson. A pesar de que su nombre no aparece en los créditos, Sega reconoció de forma oficial tras la muerte del cantante lo que había sido una leyenda urbana ocultada durante muchos años por los escándalos en los que Michael Jackson se vio envuelto. A pesar de esa primera negación por parte de Sega, temas como Launch Base Zone son una prueba clara de la participación del Rey del Pop en la música de Sonic 3 (cualquiera puede notarlo escuchando ese tema sólo unos segundos).

Y bueno: aparte de ese gran artista, en la composición de la banda sonora también participó el inigualable Jun Senoue... y esta selección de lujo: Brad Buxer, Cirocco Jones, Sachio Ogawa, Masaru Setsumaru, Yoshiaki Kashima, Tatsuyuki Maeda, Tomonori Sawada, Masayuki Nagao, Miyoko Takaoka y Masanori Hikichi. Todo este talento se nota en la banda sonora, tanto si hablamos de instrumentos, efectos de sonido y las propias melodías.

Pongo aquí cuatro geniales piezas de la banda sonora:






Jugabilidad: 92

El esquema jugable se mantiene tras lo visto en juegos anteriores: las fases se superan corriendo, saltando y usando el spin dash para cargarnos de velocidad. Del mismo modo, para sobrevivir tenemos que recoger anillos, ya que si sufrimos daño y no tenemos ninguno, perdemos una vida. Sin embargo, se ha añadido una novedad en Sonic 3 que hace más interesante la exploración de las fases del juego, que en líneas generales es aportada por los Escudos Elementales.



¿Y qué son exactamente? Puede explicarse así: si no tenemos ningún escudo equipado, al pulsar el botón de salto tras haber ejecutado dicho movimiento, Sonic creará un pequeño círculo de aire para protegerse. Sin embargo, si tenemos un Escudo Elemental, podremos realizar diferentes trucos.

El Escudo de Fuego, aparte de protegernos del calor, nos permite desplazarnos lateralmente en el aire a gran velocidad. Con el de Agua, podemos respirar bajo el agua y rebotar en el suelo para caer más rápido y alcanzar grandes alturas.



Por último, el Eléctrico, aparte de protegernos de los rayos, nos deja la posibilidad de realizar un segundo salto, y además atrae los anillos gracias a sus propiedades magnéticas.

Todas estas habilidades le añaden algo más de variedad a la jugabilidad vista en títulos anteriores, aunque sigue sin cambiar en exceso: seguimos disponiendo de esa velocidad frenética tan característica de la saga. Sin embargo, Tails ahora puede volar (sí, podemos jugar también con él), y las fases especiales presentan un diseño novedoso y un esquema entretenido: en ellas nuestro objetivo es conseguir las Esmeraldas del Caos realizando un divertido minijuego. Y dado que ahora disponemos de la posibilidad de guardar nuestra partida, dedicar tiempo a hacernos con ellas es recomendable si queremos disfrutar de la transformación en Super Sonic durante las fases.



El modo multijugador es entretenido y en él podemos manejar a Sonic, Tails y Knuckles. No es tan bueno como el de Sonic 2, pero sirve para que nos piquemos un rato con nuestros amigos para echar unas carreras.


Duración: 75

Sonic the Hedgehog 3 tiene un pequeño fallo: a pesar de tener una duración más o menos aceptable para Sega Mega Drive (terminar el juego requiere alrededor de 40 minutos, o una hora si intentamos conseguir todas las Esmeraldas del Caos), es más corto que su predecesor, Sonic 2.



Solo disponemos de siete zonas, y cada una tiene dos actos. Eso hace un total de unas nada despreciables 14 fases sin contar las Especiales. Sin embargo, si tenemos en cuenta que el Sonic the Hedgehog original tenía 18 fases... esta tercera entrega queda realmente tocada en lo que a duración se refiere.

Es un poquito más largo que Sonic 1 porque sus niveles son más extensos, pero la diferencia es pequeña. ¿Por qué ha ocurrido esto? Probablemente porque Sonic the Hedgehog 3 es un título inacabado. Su secuela, Sonic & Knuckles, gracias a la tecnología Lock-on, logró ofrecer lo que iba a ser Sonic 3 en un principio. Sin embargo, sí: Sonic 2 es más largo, y esta corta vida del juego no está justificada.



Superar todas las fases especiales y recolectar todas las Esmeraldas del Caos es un elemento que alarga unos 20 minutos la duración del juego. Tras eso, lo único que nos puede animar a rejugarlo es la utilización de Super Sonic en los niveles y las simples ganas de echar una partida más a este divertido juego de plataformas.



Puntuación final: 91

Sonic the Hedgehog 3 es uno de los juegos de plataformas más divertidos que Sega MegaDrive nos puede ofrecer. Jugablemente es exquisito, gráficamente destaca y su banda sonora sigue siendo una de las mejores que han pasado por una consola, a pesar de las limitaciones de la época.

Entonces, ¿por qué no tiene una nota casi perfecta? La respuesta es sencilla: Sonic 3 es un título inacabado. Por eso mismo, es más corto de lo que debería... y esto ocurrió porque su fecha de salida se estaba retrasando demasiado y Sega tuvo que ponerlo a la venta cuanto antes, pero ese elemento no justifica para nada ese lanzamiento prematuro.

A pesar de eso, es un título que vale bastante la pena, y si tenemos en cuenta que Sonic & Knuckles y el Lock-on arreglaron ese error, podemos llegar a tolerar la corta duración que tiene este cartucho.

5 comentarios:

Danieletex dijo...

El Sonic de Megadrive que menos me gusta, y eso incluye jugablemente, gráficamente y musicalmente.
No me preguntes por qué, es solo gusto personal.

Es mejor que los infernales niveles laberinto del "& Knuckles", eso sí.

No tengo mucho más que comentar, teniendo en cuenta que ya dije suficiente cuando analizaste este juego en AW.

Ramonium dijo...

Entiendo. Gracias por tu tiempo.

A mí esos niveles laberínticos me gustan mucho, pero entiendo que a algunos se les hagan tediosos.

En fin, eso, que gracias por tu comentario.

Ferdom dijo...

Si me hubieses puesto Sonic 3 & Knuckles decía que es mi juego favorito de la consola, pero si contamos solo esta parte, el título se lo lleva el 2. Aunque no es que haya jugado mucho de.esta consola, siempre he sido más de Nintendo.
Eso sí, el segundo mundo, junto a, bueno, TODOS LOS DE AGUA DE SONIC, son los que más odio en todos los juegos que he jugado.
Buen análisis.

Ramonium dijo...

Gracias por leer y comentar.

Es que al fin y al cabo son juegos diferentes... pero sin serlo. En unos días publicaré el análisis de Sonic & Knuckles.

Pues MegaDrive tiene muy buenos juegos... te aconsejo que le eches un vistazo a fondo al catálogo, porque vale mucho la pena.

A mí me encantan los niveles de agua en los juegos de Sonic. Seré raro xD

Ferdom dijo...

Lo eres.
Agradecería que por ahora no me dijeses ninguno, que tengo demasiados por jugar xD.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger