jueves, 11 de junio de 2015

Opinión — Razones por las que el móvil no interesa como plataforma a los gamers



Sí, con el título ya doy por hecho que a los usuarios hardcore no les gusta jugar en los smartphones. Tendréis que perdonarme esta generalización porque no tengo pruebas firmes que atestigüen esto que afirmo con tanta rotundidad, pero sí que me he encontrado con numerosos casos individuales de desconfianza al mercado de los videojuegos en los móviles, y también he leído enormes decepciones y cabreos monumentales en todo tipo de foros especializados. Por lo tanto, me lanzaré a la piscina y haré esta afirmación que podéis intentar rebatirme: a los jugadores tradicionales, por norma general, no les gustan los móviles como plataforma.

Muchos usuarios, por esa razón, no comprenden por qué tantas compañías están apostando por un mercado en el que ellos no quieren estar. No entienden por qué Nintendo, la eterna first party, vaya a desarrollar títulos para móviles como una empresa tercera más. No comprenden por qué Sega o Square-Enix están apostando con fuerza por ellos, o incluso por qué Konami se está desligando de su sector tradicional, las consolas, para volcarse con los smartphones.

Si leéis la noticia de Vandal que he puesto en el enlace, veréis las reacciones de cientos de usuarios en los comentarios, casi iguales a las que pueden verse en otras webs. "Hasta siempre, Konami". "Si esto se expande cada vez más, yo me bajo del tren...". "Vaya mierda, vaya mierda". "Idos a tomar por culo. Cuando la burbuja de los móviles reviente, como pasó con los juegos de Facebook, me reiré en sus caras." "Adiós Konami, pero adiós para siempre". Solo estoy reproduciendo casi todos los comentarios de la primera página. Los demás son gifs animados o vídeos "anunciando el fin" o ironías acerca del futuro de la compañía. Y si seguimos buceando en las demás páginas de comentarios, nos encontramos más o menos lo mismo.

Esto no ocurre con otras plataformas. Las consolas y el PC tienen sus fans y detractores a partes iguales. Cuando surgen debates, de hecho, se llenan de fanboys, haters y se montan las habituales guerras que ya son tradición en el mundillo desde los años noventa. Pero cuando sale el móvil, parece que todos olvidan sus diferencias: el fanboy de Nintendo lo ataca cogido de la mano del de Sony, y el de PC se une después agarrado del de Xbox. ¿Por qué ocurre esto? ¿Dónde están los defensores de los smartphones?

Bueno, vale: el público de los móviles no está en las webs especializadas porque la mayor parte de los juegos que se lanzan para esa plataforma son casuales. Y sí, esa es una razón por la que los jugadores tradicionales rechazan a los smartphones como plataforma, pero no es la única. Las motivaciones son muchas y variadas, pero no se resumen a la abundancia de títulos casuales, de esos de jugar cinco minutos en la consulta del dentista o en el autobús. Hay otras razones de peso que alejan al usuario hardcore del mercado móvil:

Los controles táctiles. Poco precisos y de complejidad muy reducida. Queda claro desde un primer momento que un teléfono inteligente no es una plataforma pensada para jugar, sino para... llamar, enviar mensajes y navegar por Internet. Utilizar únicamente la pantalla para controlar el título lleva a que una experiencia profunda sea difícil. Si el juego necesita cierta complejidad, hacerlo en móvil será imposible o incómodo. 

Esos botones invisibles que se ven en los títulos ambiciosos y/o porteados de consolas o en los emuladores son la prueba de que hacen falta para esas experiencias. Además, al jugar con un mando o teclado, sabemos qué estamos pulsando y si lo estamos haciendo o no. En la pantalla táctil el tacto es siempre el mismo, por lo que la única forma de saber qué estamos haciendo es mirarlo directamente.

Es cierto que en determinados títulos podemos utilizar un mando, pero eso requiere usar un hardware aparte y la mayor parte de los juegos de móviles más populares no les dan soporte.



Las microtransacciones, la publicidad y el free-to-play. Son sistemas de financiación que no convencen a muchos públicos y que comenzaron generando críticas ya desde su nacimiento en los MMO de PC. La empresa acostumbra a regalar de forma gratuita el programa, y si el usuario quiere acceder a un contenido mayor, terminar el juego o simplemente obtener power-ups para hacerlo más fácil, tendrá que pasar por caja. Es uno de los secretos del éxito de títulos como Candy Crush o Angry Birds, que han obtenido millones de dólares en ingresos gracias a las microtransacciones.

De hecho, este modelo provoca adicción en algunos usuarios porque algunas empresas han llegado a desarrollar métodos parecidos a las tragaperras para sajar millones de dólares a los jugadores, sobre todo si tenemos en cuenta a Candy Crush, uno de los videojuegos más rentables de la historia. Si este tema os interesa, os aconsejo que os leáis estos dos artículos, sobre todo si tenemos en cuenta el reportaje de ABC, que es muy ilustrativo y está muy bien hecho.

La publicidad es aceptable por algunos públicos, pero algunos no toleran que una imagen a pantalla completa les interrumpa en mitad de una partida o que un banner aparezca de forma constante impidiendo parcialmente la visión.

Poca duración y profundidad, o de estilo repetitivo. En los móviles no triunfa la experiencia o el contenido del mensaje. El juego exitoso no es aquel que implique al jugador, que le rete o que le ofrezca algo más que un mero entretenimiento. Los smartphones se han convertido en el campo de lo banal, de la chorrada, el fast food de los videojuegos. Si con la explosión de Internet han comenzado a triunfar los vídeos de gatitos por encima de la dimisión de un político o un atentado terrorista (no me lo invento, buscad en los diarios populares cuáles son las noticias que más se leen), con la llegada de los móviles se han empezado a popularizar más los juegos programados en 20 minutos como Flappy Bird que los títulos profundos y que han requerido un esfuerzo y/o un presupuesto

Es el predominio de lo puramente posmoderno: ahí vence lo meramente superficial y se coloca en cabeza sobre todo lo demás. ¿Eso es algo malo? No, no lo es, pero es otra razón por la que los jugadores tradicionales no encuentran ahí su sitio: ellos buscan experiencias profundas que en los móviles no se ofrecen.

Escasos controles de calidad. Siendo claros: cualquier basura puede publicarse en Google Play o Apple Store. No existe un filtro y poner un juego en esa plataforma es muy barato, por lo que a las compañías no les importa subir un título de una calidad cuestionable porque las pérdidas serán mínimas o incluso inexistentes. Aunque haya juegos buenos en el mercado móvil, lo cierto es que la mayor parte de su catálogo está lleno de morralla; títulos hechos sin cariño, sin esfuerzo y con un objetivo únicamente lucrativo. No se busca ganar dinero con un trabajo bien hecho, sino ganarlo... y punto. Eso lleva a que en la oferta de estas tiendas también haya numerosos plagios de juegos clásicos, sobre todo de los que no están en la plataforma y que han sido un éxito fuera de ella. El propio Flappy Bird copia los sprites de las tuberías de Mario:


Pero hay desarrolladoras que han llevado esto más lejos. Éxitos como Lep's World o Super Mary Adventure plagian descaradamente la jugabilidad y el estilo visual de los juegos del fontanero de Nintendo:


Ejemplos hay muchos más, y no solo de Mario, sino de Tetris, Sonic, Zelda...

La calidad general de las tiendas es baja, y no solo en lo gráfico, sino en lo jugable. 

Software espía. Aunque esto le da igual a un porcentaje muy elevado de la población, lo cierto es que muchos de estos juegos obtienen una importante fuente de ingresos vendiendo la información del usuario a otras empresas con objetivos publicitarios. Sí, ¿acaso no te extrañaba que Fruit Ninja te pidiese el acceso a tu identidad, localización, fotos, lista de contactos, tu conexión Wi-Fi o los datos de tus llamadas? No es un simple capricho, sino una forma de vender la información y la privacidad del usuario. Y eso a muchos les echa para atrás.

Duración de la batería. El usuario hardcore acostumbra a dedicar muchas horas a jugar, mientras que el casual no suele invertir más de unos minutos al día. Ejecutar videojuegos en el móvil consume la batería a una velocidad alarmante, y por norma general renunciar a la posibilidad de llamar hasta recargar la batería para estar jugando es una opción que muchos prefieren descartar y encender su consola portátil.

Además, las máquinas de juegos portátiles poseen títulos más complejos y profundos y están plenamente optimizadas para correr videojuegos, por lo que no solo son una opción preferible para el gamer por su software, sino por la presencia de botones y una mayor duración de la batería. Por lo tanto, si uno va a pasar mucho tiempo jugando fuera de casa, quizá la Nintendo 3DS o la PlayStation Vita sea una mejor opción que el teléfono móvil.

¿Qué opinás vosotros de todo este asunto? ¿Creéis que estoy en lo cierto o me equivoco? ¿Pensáis que hay más razones que expliquen por qué los smartphones no suelen interesar como plataforma a los jugadores tradicionales? Me gustaría escucharos, así que aprovechad la caja de comentarios para darme a conocer vuestras inquietudes acerca de este tema.

13 comentarios:

Danieletex dijo...

Por supuesto que los móviles valen como plataforma de juegos... ¡emulando otras consolas!

Ejem... Un móvil no puede ser viable como consola. No puedes hacer una cosa y pretender que valga para todo. Por eso las consolas son mejores que el PC para jugar, porque están adaptadas en su totalidad para el juego. Claro que cada vez se nota menos porque no paran de añadir a las consolas tonterías que poco o nada tienen que ver con jugar.

Ramonium dijo...

Hola, Danieletex. Gracias por leer y comentar.

Yo uso el móvil para emular PlayStation, NES, MegaDrive... Así que eso es completamente cierto xDDD

Sin embargo, no estoy de acuerdo con lo del PC. El ordenador es una plataforma tan buena como las consolas o incluso mejor, aunque has de saber de hardware y tener pasta para poder explotarlo al máximo.

El móvil podría llegar a ser viable... pero tendrían que cambiar MUCHAS cosas. Además, tendría que ser algo así como un PC portátil, al igual que 3DS y PSVita son consolas portátiles. Y todavía queda para eso.

Azure dijo...

Bastante de acuerdo con el artículo. Lastimosamente, es una realidad muy desprestigiada, pero hay motivos suficientes para que no sea una maña de la gente, y sí algo con sentido.

Yo iría más lejos con el tema de la pantalla táctil, y es que esta no solo impide saber qué estás pulsando, sino que hace imposible la kinestética: mueren las sensaciones a través del mando, pues aquí no posees la sensibilidad de saber cuán profundo pulsas un botón, o cuánto mueves el stick, que son detalles que en un inicio parecen nimios, pero tan pronto te los quiten, cambia substancialmente la experiencia de juego.

Bioshock en móvil es, sin más, una experiencia infinitamente inferior que no recomendaría a nadie.

El problema de todo este asunto es que muchísima gente prejuzga al mercado de los celulares, que ha sabido sacar cosas realmente interesantes en los últimos años, como Monument Valley, que no por nada fue premiado por bastantes méritos.

O Device6, que, simplemente, no podría funcionar en cualquier otra plataforma.

Eso por mencionar unos pocos, que hay una cantidad abrumadora de juegos llamativos, como Badland, Ridicolous Fishing (y básicamente todo lo que ha hecho Valmbeer, bendito sea este estudio), FRAMED (que el propio Kojima nombró como lo mejor que jugó en 2014, así de fuerte), Bad Hotel, Threes!, ambos The Room, la maravilla que es Year Walk... en fin.

Me gusta llamar al escepticismo referente al mercado móvil como 'el prejuicio en forma audiovisual interactiva', pero tampoco pretendo ofender a nadie. Es sólo que a la gente le cuesta muchísimo contemplar algo que no sea un 3A multimillonario, nada más hay que ver que hasta existe un odio casi inmediato a todo lo que sea Indie, generalizándolos como "puros juegos estilo retro", cuando no podría ser más distinto.

Como sea, muy buen trabajo, Ramonium.

Danieletex dijo...

Precisamente, para jugar bien en PC necesitas conocimientos extra para cumplir los requisitos necesarios y tienes que adaptar la máquina al juego.
Además, si usas el ordenador para más cosas a parte de para jugar el efecto de desgaste se multiplica bastante.

Con la consola tienes la comodidad de enchufar, encender y jugar, que es como debería ser, no con las pantallas tipo ordenador que ponen en las consolas nuevas.

Gochiin dijo...

Excelente artículo, de hecho desde que adquirí un Smarthphone solo he usado el emulador de GBA para rejugar GS, debido a que no tolere ninguno de los juegos que me recomendaron o encontré para él.

Los controles táctiles no me agradan y en varias ocasiones me he sentido frustrado al usarlos, no hay ninguna precisión en ellos, y varios han compartido esa opinión conmigo, de hecho un amigo se sintió estafado al comprar el Fifa para su Tablet por lo horrible que eran los controles. Pero lo que más me da asco son los juegos con publicidad y el tener que compartir información. Siendo sincero le he dado más horas a mi 3DS que a este aparato.

Hacer un móvil que agrade al público Hardcore me parece muy difícil, Sony lo intento sin resultados y encima era más caro que una portátil. Además el público Hardcore cada vez es menor, hoy en día un niño cree que lo es por jugar el FPS de turno o darle horas al Candy Crush o al Angry Birds. Y dudo que esto de los juegos de celulares termine, la mayoría de la gente está embobada con ellos (Prácticamente su vida está allí), y dado que ya pueden hacer muchas cosas con ellos no ven necesario gastar en algo que se dedique a una sola cosa, de hecho mi padre me ha dicho varias veces que me sale mejor gastar en un juego de móvil que en uno de consola. Y lo otro es que el esfuerzo de hacer un juego para móviles es mínimo y da mucho dinero, sobretodo porque casi toda la gente tiene uno.

Con todo esto me parece que cada vez será más difícil tener juegos de calidad en estos dispositivos, y dudo que se puedan tener experiencias más grandes que la del típico port.

PD: Cuando mencionaste lo de Candy Crush no pude olvidar el Trailer honesto del juego xD… Por cierto se los recomiendo si no lo han visto.

Ramonium dijo...

Azure: Sí, es cierto la kinestética se hace casi imposible con la pantalla táctil. Sin embargo, a cambio podría aprovecharse el control por movimiento para hacer cosas interesantes, porque al fin y al cabo los móviles modernos tienen giroscopio. Lo que se pierde por un lado podría ganarse por otro.

El problema que surge es que todavía muy pocas compañías han querido explotar el hardware de los smartphones, y no solo si hablamos de componentes, sino de las características del soporte.

No niego que haya buenos juegos en móviles, y de hecho muchos son apuestas frescas, originales y de indudable calidad, pero todavía le queda muchísimo a la plataforma para que los usuarios se la tomen en serio, en parte por las razones que aduzco aquí.

A mí los móviles no me gustan, pero eso quizá sea porque todavía no se están aprovechando bien o porque no conozco el mercado de esa plataforma lo suficiente. Sin embargo, no negaré que tiene su potencial, sobre todo si las consolas portátiles acaban fusionándose con ellos. Me apunto algunos de los títulos que citas, que no los conocía y quiero saber más del mercado móvil.

Muchas gracias por leer y por la valoración, Azure.


Danieletex: Sí, pero hay usuarios que ven más comodidad en el PC en general. Hay muchas cosas que ahí puedes hacer que en consolas son imposibles, y no solo por aspectos como la mayor potencia, el juego en ultra HD o los mods. En el reportaje de consolas Next-gen que hice hay argumentaciones muy buenas de pceros que defienden el ordenador como plataforma de juego.

Gochiin: Hola, Gochiin. Muchas gracias por tu tiempo.

Todo lo que dices es cierto. Y sí, yo también lo uso para emular. De hecho, si lo utilizas mucho para ese fin, te aconsejo que te hagas con un mando Bluetooth. Los hay de muy buenos y muy baratos, y gracias a uno que me compré puedo jugar con comodidad a cualquier cosa en él.

Muchas gracias por leer y comentar. Me apunto lo del tráiler honesto de Candy Crush xD

Azure dijo...

Precisamente, Device6 es un juego que se aprovecha soberbiamente del giroscopio para ofrecer una experiencia única, que no conozco a nadie en la industria que en 30 años haya podido idear de forma tan efectiva.

El problema es hasta qué punto el giroscopio se presta para todos los juegos, ya que es más un 'gimmick' que una potencial mecánica, que con la pérdida de controles, también se pierde esto último.

Que no te guste el mercado móvil es perfectamente normal, porque si lo conocieras a plenitud, más que satisfacción, te daría rabia ver que están opacados por una cantidad abrumadora de mediocridades f2p.

El asunto es que da una impresión pésima, así que es normal que la gente no quiera incursionar en esto, y va a necesitar de mucho apoyo first party para siquiera ser valorado por lo que es, una forma fresca y distinta de enfocar el desarrollo de videojuegos.

Pienso que pueden ofrecer experiencias incluso más memorables que muchos juegos de sobremesa, Year Walk es el ejemplo claro de esto, que bien podría colarse entre los títulos más interesantes de la séptima generación.

Pero mientras siga siendo el hazmereír del mercado, y viviendo de ports que son versiones inferiores de sus juegos originales, esto podría tardar lo suyo.

No veo tan descabelladas las declaraciones de Konami, si es que lo enfocasen desde este modo que estoy comentando.

McFadyen Sara dijo...

Muy de acuerdo con el artículo. Con todo... y los comentarios sobre los juegos para móviles en general.

A mi me parecen una lacra, y aunque hace unos años me daban igual y me eran indiferente, a día de hoy les he cogido un odio terrible. De hecho tengo cuatro juegos de este tipo, tres en mi móvil y el cuarto en una tablet, que los abandoné al mes de "jugar", y más que nada por la rabia que me da que esos juegos con tanto potencial se queden en una cosa intermedia, a medias o en algo más cutre porque tenga que depender de modelos inferiores de juego, micropagos, publicidad y "botones" insulsos. Realmente me muero de ganas de que dichos juegos saliesen en una consola, ya que tienen muchísimo potencial, y sin embargo están ahí sin pasar ni pena ni gloria, del montón, y sin ser realmente épicos.

En mi blog ya lo he dicho muchas veces, los móviles fueron creados para comunicarse, no como sustitutos de las consolas, y es lo que más rabia me da (y el público casual, que si antes me daban igual, ahora les voy cogiendo más manía cada vez, estoy esperando con ganas que la burbuja de estos juegos explote como lo de Facebook... o la burbuja inmobiliaria, ¡pero ya está tardando!). Una cosa son los juegueticos que te venían de serie con el móvil como Snake o el Bounce, pero lo que es actualmente hoy en día me da mucha rabia.

Luego, juegos algunos como Sonic o de otras sagas reconocidas se pasan a móvil y destrozan por completo una saga: control insulso o jugabilidad repetitiva, sosa o demasiado "corre hacía adelante y solo tienes que deslizar el dedo" o "clic con el dedo una y otra vez sin parar", trama estúpida o directamente sin ella, y lo que es peor, que dicha saga no vuelva a tener juegos de contenido bien completo y rico en consolas, como el caso -para mi muy doloroso- de la saga Tactics de Final Fantasy: salió un juego de dicha saga... en móviles, que se aprovechaba únicamente de hacer clics con el dedo y de los componentes sociales y eran no más que meros tableros monótonos y combates insulsos. Podría haber sido un "Final Fantasy Tactics 3DS" muy prometedor. Pero a la mierda la saga. O el "All The Bravest", que IGN incluso recomendó NO comprar, porque solo era deslizar la pantalla para que se moviesen los personajes (clásico sistema de batalla lateral en pantalla), y tener que pagar dinero real para curarse, revivir a los personajes o tener más turnos para intentar derrotar a los enemigos. BOCHORNOSO, cuando antes estos juegos eran más JUEGOS, no sacacuartos tan cutres, en dónde había una trama épica, una aventura, estrategia, batallas, etc. ¿Ahora qué era?

No dudo que algunos estén mal, pero el modelo de los micropagos, la publicidad y el robo de tus datos me parece nefasto, por no hablar de lo que he mencionado arriba, destrozar sagas, destrozar oportunidades de juegos a brillar, dejar a los juegos en un "casi"... y me parece muy triste y una burbuja a la que le cuesta mucho explotar. Por desgracia.

Lo que peor me sienta es que haya gente estúpida que se gaste dinero en semejante porquería de micropagos. Algunas personas se habrán gastado más dinero con los micropagos en un año que si lo hubiesen gastado de una vez en un videojuego normal que mereciese la pena. O perfectamente podría haber sido dinero aprovechado para ir a hacer la compra cualquier día. Para mi, la industria móvil es un despropósito.

Ramonium dijo...

Hola, McFadyen, gracias por leer y por aportar un comentario tan largo y elaborado.

Y sí, es cierto lo de que hay usuarios que derrochan dinero mediante estos sistemas. El éxito de algunos de estos títulos reside, precisamente, en que copian los esquemas de cobro y adicción de las máquinas tragaperras.

De hecho, Candy Crush está cuidadosamente planeado para enganchar al jugador.

¡Gracias a todos por vuestro tiempo!

Ferdom dijo...

Voy a ser breve.
Simplemente me parece una puta mierda.
Yo no soy capaz de jugar ni emuladores con el móvil, simplemente el control me da asco. Eso si, el movil con botones estilo PSP podría estar bien para emuladores y juegos de verdad como Secret of Mana o Chrono Trigger.
Buen artículo.

Ramonium dijo...

Si te compras un mando, Ferdom, notarás una gran diferencia. Yo tengo uno para Android y para emuladores va fantástico.

Persona 3 Portable me lo pasé entero en el móvil gracias a mi mando Android, de hecho.

Muchas gracias por tu tiempo. Me alegro de que el artículo te haya gustado.

Anónimo dijo...

Hola, Ramonium.

Tengo poco que añadir al artículo, tu texto ha abarcado la mayoría de lo que pensaba sobre esta polémica. Excelente trabajo. Por mi parte, creo que el mercado de los móviles florece con videojuegos creados específicamente para ellos. Sin embargo, como plataformas son demasiado limitadas.

Los juegos que prefiero ver en móviles son aquellos que aunque sean mejor en otras plataformas, en los teléfonos funcionan y pueden ser una buena manera de dar publicidad al producto. Las novelas visuales, por ejemplo.

Nos vemos. (Frey)

Ramonium dijo...

Gracias, Frey. Me alegro de que te haya gustado el artículo.

Muchas gracias por pasarte por aquí y leer mi entrada. Nos leemos.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger