lunes, 6 de julio de 2015

Análisis de Mogeko Castle — Aventuras de prosciutto

Tras diversas recomendaciones, terminé jugando a este clásico de los títulos gratuitos de RPG Maker hace unos días. Me lo pasé muy rápido porque solo dura unas pocas horas, pero... fue una experiencia muy curiosa. No me arrepentí para nada, porque la verdad es que nunca había visto algo similar... y por esa razón he pensado que debía dedicarle un análisis.

Si hay que buscar una palabra para definirlo, probablemente la más acertada sea "locura". Al igual que el sobresaliente Yume Nikki (título que analicé hace unos meses), es esa clase de obra que no os encontraréis nunca dentro del mundo de los videojuegos comerciales.

Es uno de los títulos más famosos de RPG Maker, creado por el también conocido Deep-Sea Prisoner (aunque aquí se haga llamar "Mogeko"). Este análisis es un poco más corto que de costumbre porque no hay tanto que decir sobre este juego sin spoilear, ya que creo que es mejor que lo experimentéis por vosotros mismos.

Si tenéis cualquier cosa que decirme, no os olvidéis de aprovechar la caja de comentarios. Os dejo aquí la review, y espero que os guste:



Mogeko Castle

"Aventuras de prosciutto"

Plataforma: PC (RPG Maker VX).
Idioma: Japonés, inglés (traducción fan), español (traducción fan).
Género: Aventura, terror.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: Gratis.
Desarrollador: Deep-Sea Prisoner.
Fecha de salida:

1 de abril de 2012, 2014 (1.11).
1 de abril de 2012, 2014 (1.11).
1 de abril de 2012, 2014 (1.11).
Yonaka Kurai es una adolescente japonesa que, como tantas otras, toma el tren a diario para desplazarse al instituto y luego volver a casa. Sin embargo, hoy es un día especial: por fin su hermano regresa a su hogar. Como todavía queda bastante tiempo para llegar a su destino, la joven decide echarse una siesta hasta entonces.



Sin embargo, al despertar se da cuenta de que ha terminado en la última parada de la ruta. "Mogeko", se llama dicha estación. A Yonaka no le suena en absoluto: de hecho, ni siquiera ha oído hablar de ella. Se sorprende al ver que no hay ninguna persona por los alrededores.

Tiene que volver a casa cuanto antes, pero no sabe cómo, así que sale de la estación de tren para buscar alguna forma. Pero entonces... se encuentra con unos extraños seres de color amarillo con pinta de peluche: los Mogekos. Sin embargo, su aspecto adorable parece ser solo una fachada, ya que no parecen tener muy buenas intenciones con ella...

Yonaka huye como puede y acaba en un lugar extraño: el Castillo Mogeko. Ahí intentará buscar ayuda...



Mogeko Castle es uno de los títulos más conocidos de RPG Maker, creado por el también famoso Deep-Sea Prisoner, autor de juegos como The Gray Garden o Wadanohara. Esta obra está llena de humor negro y absurdo, sobre todo sexual y violento. Por esa razón, en Japón se recomienda para usuarios "mayores de 15 años", aunque en Occidente ese mínimo probablemente se establecería en la mayoría de edad.



Gráficos: 81

El apartado visual de Mogeko Castle brilla, sobre todo, por los maravillosos dibujos que ilustran las escenas del juego o la apariencia física de los personajes. El trabajo invertido en ese campo es considerable, hasta el punto de que es el que mayor logra transmitir la realidad del Castillo Mogeko. De hecho, los objetos que podemos obtener durante la aventura pueden visualizarse haciendo clic sobre ellos, y la mayoría han sido dibujados aposta para el juego.



Los sprites originales también están bien hechos, y en general hay un buen trabajo de diseño en ese aspecto. De la misma forma, para no aburrir al usuario, muchas de las habitaciones del castillo tienen un diseño bastante peculiar, aunque en líneas generales la apariencia de los escenarios es simple, con no tantos detalles como los vistos en otros proyectos de RPG Maker. A pesar de ello, el mensaje que se quiere transmitir se logra plasmar en el apartado visual, logrando un conjunto más que sólido, aunque sí mejorable. 


Sonido: 79

Los efectos de sonido son más que adecuados, y muchos de ellos proceden de fuentes externas a RPG Maker, como las voces. La música, por otro lado, ha representado un importante volumen del trabajo invertido por Deep-Sea Prisoner en Mogeko Castle. Hay casi 50 melodías dentro de la banda sonora del juego, de las cuales más de la mitad son composiciones originales.



Sin embargo, cabe destacar que menos de diez canciones son realmente sensacionales: la mayoría son bucles de apenas unos segundos que no tienen nada de especial. La banda sonora suele funcionar bien, pero hay ocasiones en las que no cumple del todo su función o incluso pasa desapercibida. Los instrumentos no son malos, pero no están del todo bien utilizados en ocasiones.

Algunas melodías son simples en exceso: aunque nunca llegan a ser estrictamente malas, se habría agradecido algo más de trabajo en ellas, a pesar de que seguimos hablando de una obra amateur.

Pongo aquí algunas canciones del juego:






Jugabilidad: 80

La jugabilidad de Mogeko Castle es muy sencilla: como Yonaka, deberemos explorar las diferentes estancias del castillo para ver la historia avanzar. Con un estilo completamente lineal, al acceder a ciertas áreas predeterminadas desbloquearemos el siguiente punto junto a diálogos y escenas de dibujo.

Sin embargo, el hecho de manejar o no a la protagonista es realmente indiferente: más que de interacción o puramente "jugar", Mogeko Castle es de "ver". Eso le hará preguntarse a algunos si quizá este título habría funcionado mejor en otro medio.



A pesar de ello, resulta extremadamente divertido observar a los mogekos e ir descubriendo su realidad mientras tratamos de entender su comportamiento. Durante la exploración podemos interactuar con decenas de ellos con el objetivo de intentar comprender su extraña forma de vivir. Estos seres son completamente irracionales y su sociedad es ridícula, cosa que lleva a que podamos ver acciones e ideas de todo tipo en ellos. Ese humor absurdo es el que hace que jugar siempre sea entretenido.  

Las únicas partes puramente jugables se producen en momentos preestablecidos de la historia, en los que los Mogekos nos perseguirán y tendremos que huir de ellos para que no nos cojan y... nos violen, maten o torturen. Sin embargo, esas persecuciones son muy fáciles de superar, y el juego no nos castiga si fallamos: podremos volver a empezar desde el punto en el que hemos fracasado todas las veces que queramos. De la misma forma, algunas veces el objetivo será encontrar un ítem en concreto, y Mogeko Castle nos señalará automáticamente dónde debemos mirar para hallarlo. 



Esas pistas en forma de señales muestran que el título nunca busca ser un videojuego puro, sino que planea estar a medio camino entre una serie o una novela y un juego. Sin embargo, es un hecho que molesta un poco cuando el usuario prefiere investigar por su cuenta para alcanzar los objetivos propuestos por el juego.


Duración: 70

Para llegar al final de Mogeko Castle necesitaremos alrededor de 3 horas si nos tomamos nuestro tiempo y lo observamos todo, una cifra típica y respetable en las obras amateur de RPG Maker. Sin embargo, si queremos ver los diez finales, invertiremos media hora más en el juego porque no hace falta investigar para acceder a ellos: se desbloquean simplemente seleccionando una opción u otra en ciertos momentos.



Si vamos rápido, podemos llegar a la conclusión del juego en apenas 2 horas, pero nos perderemos una parte vital de él: observar y descubrir el comportamiento de los Mogekos.


Innovación: 75

La originalidad de Mogeko Castle reside en su historia y en los propios Mogekos. Lo cierto es que quitando la propia identidad del título, no se aleja del estilo típico ya visto en decenas de proyectos amateur de RPG Maker del género: chica joven que huye, escenas perturbadoras y Game Over que se dan solo con interactuar con un enemigo.



La exploración es tradicional y no hay ningún tipo de innovación en ese sentido. Es una obra de pura inspiración clásica, aunque sería absurdo e injusto negar la originalidad del mundo creado por Deep-Sea Prisoner, a pesar de que recoja algunos clichés japoneses vistos en el sector del manga.

De nuevo, como a menudo ocurre con esta clase de proyectos, Mogeko Castle habría sido imposible dentro de las obras comerciales por sus temas extremadamente duros y grotescos, así como su abundante violencia y recurrencia a temas sexuales.


Historia: 84

Es sin duda el punto fuerte de Mogeko Castle y en el que se centra el videojuego. El autor se empeña en que seamos testigos del curioso mundo que ha creado, en el que las normas son muy diferentes a las vistas en seres humanos: como ya se ha comentado, los Mogekos son seres completamente irracionales... y muy diferentes de nosotros.



Y es que esos bichitos amarillos tan monos son violentos y sanguinarios, pervertidos (pedófilos también) y su comportamiento está tan alejado de lo considerado políticamente correcto que nos sorprenderemos más de una vez por lo expuesto por el autor. Sin embargo, cuando llevemos más de una hora jugando, llegará un momento en el que dejaremos de impresionarnos: acabaremos aceptando que ellos son así, y no sentiremos lástima por su loca forma de ser.



Por esa razón, el humor negro que se presenta de manera constante durante el juego puede herir la sensibilidad de muchos usuarios, sobre todo porque a menudo no solo se pasa de absurdo, sino que toca temas serios, como las violaciones a menores o las torturas y asesinatos. Sin embargo, quizá por la forma en la que es expuesto (no solo absurda, sino hasta "inocente"), será difícil que el jugador no termine riéndose por lo exagerado que puede llegar a ser en ciertas ocasiones. La sociedad de los Mogekos es ridícula, y resulta una fuente constante de carcajadas. La locura de estos seres no siempre está relacionada con la violencia y el sexo, además: el humor no se queda solamente en ese recurso fácil, sino que bebe de lo absurdo. 



Puntuación final: 80

Mogeko Castle es uno de esos juegos que sería imposible ver de manera comercial. No solo sus ventas serían reducidas, sino que probablemente habría movilizaciones para prohibirlo y/o nunca saldría de su país de origen, Japón. Quizá funcionaría mejor en otro medio por pretender solo mostrar su mundo al jugador, pero el mensaje que contiene se logra transmitir de manera efectiva, y es uno de esos títulos de humor que no decepcionan por su apuesta por el chiste constante.

Las tres horas que dura aseguran risas sin fin, salvo en algunos momentos dramáticos relacionados con los temas que trata la historia.

Los amantes del terror ligero en RPG Maker no se pueden perder esta obra por su carácter único. Aunque antes de que se pongan a jugarlo, tienen que tener en cuenta que su humor presentado a veces se excede de negro por sus tintes exagerados, incluyendo temas duros como la muerte, las torturas o la violencia sexual. De la misma razón, hay que recordar que posee algo de gore ligero. No está recomendado para personas sensibles, aunque hay que tener en cuenta que todo es presentado de forma tan absurda que puede incluso llegar a hacer reír a esa clase de público. 

4 comentarios:

Emo-Link dijo...

No soy habitué a las obras creadas con RPG Maker. Sin embargo, ésta en particular me da bastante curiosidad.

Desde un vamos, me parece una bizarrada importante. xDDD

A primera vista lo veo bastante simplón en todos y cada uno de sus apartados, y la verdad... no llama para nada a jugarlo. Sin embargo, en muchas ocasiones las apariencias engañan.

Según tu análisis es prácticamente es una novela interactiva. Al parecer el aspecto propiamente jugable prima muy poco en esta pequeña obra. Además, en la única parte puramente jugable que nos presenta el título; es una simple prueba de ensayo y error, y si eso no es suficiente; la exploración queda totalmente relegada a un segundo plano, ya que el mismo juego nos indica de manera automática que hacer para hallar un ítem.

Hasta este punto de mi lectura sigo sin ver un incentivo para ponerle las manos encima...

¿Osea que la gracia más grande de la que hace gala este titulo es observar el comportamiento bizarro y desquiciado de los "Mogekos"?

Me reí de forma exagerada con la descripción de los Mogekos:

" Y es que esos bichitos amarillos tan monos son violentos y sanguinarios, pervertidos (pedófilos también) y su comportamiento está tan alejado de lo considerado políticamente correcto que nos sorprenderemos más de una vez por lo expuesto por el autor. Sin embargo, cuando llevemos más de una hora jugando, llegará un momento en el que dejaremos de impresionarnos: acabaremos aceptando que ellos son así, y no sentiremos lástima por su loca forma de ser. "

xDDDDDDDDD

En el análisis no lo has mencionado, pero veo una respuesta obvia: ¿el juego también toca temas religiosos, no? Lo digo por las cruces que figuran en un par de imágenes. Además, ya con su temática es algo totalmente obvio.

En fin, seguramente este juego podría competir de tú a tú con las obras más bizarras del mundo videojueguil y ganarles fácilmente. xD

Hablando de bizarradas, una vez jugué "Parasite In City", por recomendación. Ya desde el principio del juego unas especies de moscas se fo***n de manera brutal a la protagonista. Entonces me dije: "¡Suficiente!". Pocas veces vi cosa más repugnante que esa. xDDD

Me encanta que algunos de tus análisis se salgan de lo tradicional.

Buen análisis, amigo. Nos leemos donde siempre.

Ramonium dijo...

Podría decirse que el objetivo del juego es observar el comportamiento de los Mogekos, sí. Es ver cómo viven y contemplar su sociedad.

Están tan locos que es lo suficientemente divertido hacerlo, te lo aseguro xD Es uno de los juegos que más me han hecho reír, porque es humor constante, de forma muy bruta y sin detenerse. Es una auténtica locura.

Más que jugarlo, el objetivo es "verlo". Sin embargo, es un juego tan curioso que vale la pena echarle un vistazo. Además, se termina en solo tres horas, así que una tarde en la que estés aburrido y no tengas nada que hacer te lo puedes pasar de un tirón.

Y bueno, he dejado el enlace de descarga en español en el análisis para facilitar su acceso. Lo de los temas religiosos... en cierto modo podría decirse que sí. Aunque lo hace por encima, así que tampoco es tan destacable, aunque la locura también está por ahí, sí.

¿Parasite In City? No lo conozco. ¿Es también un juego gratuito? Madre mía xD

Jugué a este título por recomendación de un amigo al que le encantan este tipo de juegos y... de Vanilj. Igual te hace gracia, así que yo te sugiero que lo pruebes.


Muchas gracias por leer y comentar, me alegro de que te haya gustado. Intento que haya variedad en el blog, así que creo que está bien analizar juegos raros y no comerciales de vez en cuando xD

Nos leemos.

Emo-Link dijo...

Entonces los Mogekos son una especie de "Rabbids" ultra bizarros xDDD

Aceptaré tu recomendación y le daré una oportunidad xD Me da mucha curiosidad xD

Esta es la descripción de Parasite In City;

" Es un juego donde tu misión es escapar de la ciudad que se ha convertido en un nido de monstruos infectados con el virus del sexo y por ello te quieren violar.

Entre mas avances, el virus se propagará y será más difícil escapar de ser violada en la ciudad.

Tienes que evitar ser violada lo menos posible para no ver un "Game Over" en tu monitor xDDDDDDDD "

Es gratuito, pesa menos de 150 MB.

Si algún día te atascas demasiado en "La-Mulana", deberías darle una oportunidad a Parasite In City xDDD

Saludos.


Ramonium dijo...

Mmm... pues oye, no es una mala definición xD

He leído que Parasite In City tiene hentai... me pregunto si quizá será demasiado bestia para mí. Mogeko Castle no tiene imágenes explícitas: solo da a entender lo que pasa xD

Está bien, lo tendré en cuenta, gracias por la recomendación. Siempre está bien probar títulos diferentes. Investigaré antes de probarlo, eso sí.

Nos vemos.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger