martes, 25 de agosto de 2015

Análisis de Wii Play — Aprende a manejar el mando de Wii a lomos de una vaca

Esta vez os traigo un análisis diferente de lo habitual: esta review no es de un gran clásico o una obra maestra, sino algo bien distinto. En concreto, Wii Play es un título casual que se ha convertido en uno de los juegos más vendidos de todos los tiempos, con más de 28 millones de copias colocadas en hogares de todo el mundo.

Fue uno de los programas que salieron con la consola Wii, y por el tirón que supuso que viniera con un mando gratis y la premisa de utilizar al máximo los controles por movimiento sirvió para obtener un éxito global. Sin embargo, a menudo las ventas no se corresponden con la calidad de un videojuego, y en este análisis pretendo reflejarlo. El éxito comercial de Wii Play no es comparable en absoluto a su calidad, que a pesar de no ser un título aburrido, sí que posee carencias importantes que lo convierten en un juego olvidable, incluso teniendo en cuenta sus ventas.

Os dejo aquí el análisis. Me gustaría conocer vuestra opinión al respecto tras leerlo, así que agradeceré que dejéis un comentario para dármela a conocer. Allá va:



Wii Play

"Aprende a manejar el mando de Wii a lomos de una vaca"



Plataforma: Wii.
Idioma: Español.
Género: Minijuegos.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: Alrededor de 15 euros (incluye un mando de Wii de regalo), alrededor de 3 euros (de segunda mano y sin el mando).
Desarrolladora: Nintendo EAD.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:


Japón: 2 de diciembre de 2006.


Estados Unidos: 12 de febrero de 2007.


Europa: 8 de diciembre de 2006.


El mando de Wii es un aparato curioso. O al menos, lo era cuando la consola acababa de salir. Ese control era realmente sorprendente en 2007, primer año de vida de la blanquita de Nintendo.



Por eso mismo, para que los usuarios comprendieran el uso del mando y se acostumbrasen a él, la Gran N decidió sacar, aparte del famoso Wii Sports, este título.

¿Qué es Wii Play? Básicamente, es un juego cuyo objetivo es, aparte de divertir, que el jugador se familiarice con el control del WiiMote. Por ese mismo motivo, con él viene de regalo un mando de la consola.



Wii Play es uno de los juegos más vendidos de todos los tiempos: concretamente, está en la octava posición, con casi 29 millones de copias. Su secreto parece ser su sencillez y... que viene con un mando de Wii de regalo. Sin embargo, por parte de la crítica recibió una valoración bastante modesta: obtuvo 58 puntos en Metacritic.



Gráficos: 50

Cumple, y ya. Los pocos escenarios del juego que veremos son algo pobres, y el nivel de detalle es bajo. Sin embargo, Wii Play logra mostrar lo que pretende y necesita, y respeta al máximo el “estilo Mii” establecido por el canal en el que podemos crear a esos simpáticos avatares.



Hay juegos de Nintendo 64 con un apartado gráfico mejor. Sin embargo, este título no necesita mucho más. Es innegable que se habría agradecido un trabajo más elaborado por parte de Nintendo, pero si tenemos en cuenta que estamos ante un juego que busca el entretenimiento familiar o con un amigo con una perspectiva casual... es un poco absurdo exigir más.

El título es muy simpático visualmente hablando, y podremos disfrutar en él de los Miis en todo su esplendor. Los menús también son atractivos e intuitivos, con un estilo muy similar al que ya se vio en Wii Sports.



Podría haber sido mejor en este aspecto, pero... francamente, ¿hacía falta algo más?


Sonido: 56

Las melodías de Wii Play solo tienen una función: acompañar nuestras partidas. Son simpáticas, agradables... pero no pasan de ahí. No se nos quedará ninguna en la mente tras jugar. Se cumple el objetivo fijado, de eso no hay duda, pero podría haberse abarcado mucho más con la banda sonora.

Los efectos cumplen y también tienen su gracia, pero son demasiado sencillotes, y muy “de menú”. En este sentido, derivan del Canal Mii en lo que a inspiración se refiere.

Cada minijuego tiene su propia canción. Alguna destaca más que otra, pero el nivel general es simplemente aceptable. Uno en concreto tiene unos efectos de sonido muy chulos, pero la cosa termina ahí.

Pongo aquí una muestra de la banda sonora, compuesta por Shinobu Tanaka y Ryo Nagamatsu:






Jugabilidad: 61

¿Qué nos ofrece el título, entonces? Nueve divertidos minijuegos con los que jugar en compañía de un amigo. O nuestra abuela, porque cualquiera puede ponerse a los mandos en Wii Play. ¿Y qué más? Nada más. Sin embargo, son bastante entretenidos... y consiguen lo que se proponen: que explotemos al máximo las capacidades básicas del mando de Wii en compañía de nuestros Miis.



Al único al que podemos jugar en un principio es Campo de Tiro, que es un guiño al clásico Duck Hunt de NES. En él tenemos que demostrar nuestra pericia como francotiradores a base de disparar contra dianas, platos, ovnis, patos... y todo lo que se nos ponga por delante. Una vez superado ese minijuego, desbloquearemos otro, y así hasta llegar a los nueve que nos ofrece Wii Play.

Este proceso puede realizarse solo o acompañado de un segundo jugador, y todos los minijuegos son entretenidos y variados: tenemos uno de pesca, carreras a lomos de vacas, una batalla de tanques, tenis de mesa... finalmente, cuando desbloqueemos el último, sólo nos quedará irlos rejugando para disfrutar al máximo de lo que nos ofrece el disco.



El multijugador ofrece bastantes piques, por lo que Wii Play nos asegura una entretenida tarde en compañía.

Sin embargo, es un verdadero crimen que un party game de carácter casual no permita cuatro jugadores. Todos los minijuegos son para dos personas. Y encima solo hay nueve... y como son pocos, nos cansaremos rápido de ellos, a pesar de que son divertidos aunque estemos solos. Es una pena, la verdad.


Duración: 37

Para ver todo lo que Wii Play nos ofrece, necesitamos 30 minutos. Y ya está. Sí, hay bastantes juegos de NES y Game Boy más largos... y mucho más rejugables.



Sin embargo, como se ha comentado en el apartado de Jugabilidad, este título es ideal para una divertida tarde en compañía de un amigo. Y... ese "una" no se ha puesto por casualidad. Tal vez ofrezca dos, o incluso tres... pero a partir de ahí, Wii Play cansa. Para que nos apetezca ponerlo otra vez tienen que pasar muchas semanas, y es imposible viciarse a él. Vamos, que es casi un juego casual prototipo.

Por lo menos, el título guarda nuestras mejores puntuaciones, y en el modo de un jugador podemos intentar conseguir las mejores para obtener unas medallas especiales. Si obtenemos un número alto, el juego nos adjudicará una medalla de bronce, plata u oro. Y si nuestra puntuación se acerca a lo máximo que cada minijuego permite, se nos concederá una medalla de platino por nuestra maestría.



Obtener una insignia de platino en cada jueguecito es realmente difícil, y si Wii Play llega a engancharnos (probablemente porque no tengamos más títulos a los que jugar), le dedicaremos bastantes horas que dependerán de nuestra habilidad con el mando de Wii.


Innovación: 68

Minijuegos multijugador siempre ha habido en el panorama consolero, pero Wii Play es el primer título que utiliza el mando de la blanquita de Nintendo para ello. Fue el primero de muchos, pero decir que fue revolucionario por eso es exagerar de una forma brutal. Simplemente, alguien tenía que hacerlo, y la Gran N dio el primer paso.



Los minijuegos tienen su originalidad: eso hay que reconocerlo. Sin embargo, tampoco podemos decir que sean sorprendentes. En Wii Play veremos el humor y el estilo que cabría esperar, pero de ahí no se pasa.

La innovación del juego se apoya únicamente en el sí revolucionario control de Wii.


Tecnología: 72

Dado que el objetivo de este software es que utilicemos el mando de Wii y aprendamos a manejarlo, Wii Play aprovecha muy bien el control de la consola y se explota bastante. Sin embargo, se abusa mucho del uso del puntero y no se aplican tanto otras funciones.



Podríamos decir que como juego de salida está bien en este sentido, pero es que Wii Sports (que nos viene de regalo con la máquina) lo hace bastante mejor y los deportes propuestos se diferencian más entre ellos en lo que a manejo se refiere. Y si ya hablamos de WarioWare: Smooth Moves, que salió poco tiempo después... ya no hay punto de comparación. El título del antihéroe de Nintendo supera de por mucho a Wii Play en lo que a funciones (y diversión) se refiere.

El control es bueno, intuitivo y preciso. No tendremos ningún problema con él, y hasta nuestra abuela podrá jugar y divertirse con nosotros.



Puntuación final: 55

Hay opciones mucho mejores en Wii para disfrutar de su característico control. El propio WarioWare es mejor para ello que Wii Play.

Sin embargo... este juego viene con un mando gratis. O quizá nos regalan el título con ese WiiMote. Es complicado saberlo, pero desde luego este software es un buen regalo si queremos un segundo control para nuestra consola. Al fin y al cabo, sin él Wii Play perdería mucho atractivo.

Recomendado a cualquier usuario que quiera conseguir un entretenimiento multijugador directo y fácil aparte de un nuevo mando. Precisamente, por ese motivo se ha vendido tan bien: Wii Play es una muy buena opción de compra si lo que buscamos es otro WiiMote y algo más.

4 comentarios:

Ferdom dijo...

Yay, por fin un análisis de un juego malo. De hecho un juego realmente horrible para mi, siempre lo he odiado. Me regalaron una vez un mando de Wii, venía con este juego, lo malo es que ya lo tenía de otro mando, así que lo regalé xD.

Buen análisis. Aunque yo le habría dado menos nota, está inflada, vendido. xD

Ramonium dijo...

Bueno, alguno tendría que llegar, claro. Habrá más más adelante, incluyendo ese que me dijiste (que tengo apuntado, no me he olvidado xD)

Bueno, el juego no es TAN malo XDDD Al menos es divertido de jugar un rato. Y para una tarde con un amigo, cumple. Es un juego mediocre, pero tampoco lo consideraría malo.

Gracias por leer y escribir un comentario, Ferdom.

Daninokuni dijo...

De Wii solo jugué un poco a Mario Kart y casi nada al Monster Hunter... y a este.
Un día me lo enseñaron, jugamos a todos los minijuegos... y ya. No merece la pena, aunque 15 euros un juego con mando es algo de lo que Sony podría aprender, con sus mandos a 60 euros.

Tampoco hay que criticarlo mucho porque es comprar un minijuego a un miniprecio para conseguirte un mando, no mucho más, y bueno, para visitas espontáneas de esas que vienen un día y no vuelven, pues también sirve.

Ramonium dijo...

Ahora vale 15 euros porque está rebajado. Antes costaba sus buenos 50 euros. Aún bueno, te venía con un mando, así que el precio estaba bien.

Y sí, Sony y Microsoft se pasan un montón con los mandos. Sobre todo Sony, que vende el mismo diseño de siempre.

Estoy de acuerdo con todo lo que comentas. Gracias por tu tiempo, Danieletex.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger