sábado, 15 de agosto de 2015

Análisis de Super Smash Bros. — Algo no va bien en el feliz mundo de Nintendo

Antes de empezar: si lo que buscabas era un análisis de Super Smash Bros. for Wii U, puedes leerlo haciendo clic aquí. Sin embargo, si pretendías encontrarte con uno de su versión para Nintendo 3DS, puedes acceder a él haciendo clic aquí.

¡Y aquí va la primera review de Nintendo 64 de Sol Blade Games! Ahora mismo, Super Smash Bros. for Nintendo 3DS y for Wii U están de moda y no solo es uno de los mayores éxitos de Nintendo de los últimos tiempos, sino que es una de sus franquicias más queridas y seguidas por millones de aficionados de todo el mundo.

Sin embargo, hace más de 15 años las cosas no eran así. La idea de ver a personajes de universos tan distintos peleándose no convencía a muchos, pero Masahiro Sakurai se empeñó en dar vida a Super Smash Bros. para Nintendo 64, título que ya ofrecía peleas locas para cuatro jugadores... y una vertiente competitiva que no estaba del todo mal y posteriormente fue perfeccionada en Melee. El primer juego de la franquicia fue un éxito instantáneo, y por su diversión no pasan los años.

Si tenéis cualquier cosa que decirme, os invito a utilizar la caja de comentarios para ello. Espero que disfrutéis del análisis. Os lo dejo aquí:



Super Smash Bros.

"Algo no va bien en el feliz mundo de Nintendo"

Plataforma: Nintendo 64.
Idioma: Inglés.
Género: Lucha.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: 10 euros (Consola Virtual), alrededor de 35 euros (de segunda mano).
Desarrolladora: Hal Laboratory.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 21 de enero de 1999, 20 de enero de 2009 (Consola Virtual).


Estados Unidos: 27 de abril de 1999, 21 de diciembre de 2009 (Consola Virtual).


Europa: 19 de noviembre de 1999, 12 de junio de 2009 (Consola Virtual).


¿Quién ganaría en un combate en el que luchase Link contra Mario? ¿Y en una batalla en la que se enfrentasen Samus y Yoshi? Los niños de los 90 se planteaban estas cuestiones continuamente, y esas preguntas derivaban en debates habituales en los patios de los colegios. Todo esto fue así hasta la salida de Super Smash Bros., juego que parecía dispuesto a resolver todas esas discusiones.



Incluyendo a los héroes más famosos de la Gran N, Nintendo nos trajo este clásico juego de lucha para Nintendo 64. En Super Smash Bros., podemos luchar en partidas de hasta cuatro jugadores empleando a nuestros personajes favoritos de la compañía.

Estrellas de la talla de Mario, Link, Samus, Pikachu, Donkey Kong, Kirby, Yoshi o Captain Falcon no han faltado a la cita, y los combates que se van a realizar prometen ser antológicos.



Super Smash Bros. es uno de los títulos más famosos de Nintendo 64 y el primer crossover de lucha de Nintendo. Obtuvo 79 puntos en Metacritic, y a pesar de esta recepción mixta por parte de la crítica, está considerado por los fans como uno de los mejores juegos de la sobremesa de 64 bits de Nintendo.



Gráficos: 89

El apartado gráfico de Super Smash Bros. cumple de forma más que satisfactoria. Personajes de muchísimos mundos diferentes aparecerán al mismo tiempo en nuestra pantalla, y no se nos hará raro en ningún momento, cosa realmente sorprendente.



En un primer momento hubo muchas dudas acerca de si quedaría natural que se juntasen héroes de varios universos distintos al mismo tiempo, pero gracias a que el aspecto de los personajes de Nintendo no es tan diferente entre sí y al trabajo hecho por Hal Laboratory, parece que todos los luchadores pertenecen al mismo mundo... En el juego se ve "el universo de Smash Bros.", o eso podría decirse.

Los golpes y técnicas de lucha se ven realistas dentro de las capacidades de Nintendo 64, así como los movimientos de los personajes. Los fondos de los escenarios son un pelín sosos (podrían haberse trabajado más, sobre todo si tenemos en cuenta que muchos son estáticos), pero los elementos de algunos en concreto se ven bastante bien o incluso hay detalles ocultos.



El título soporta bastante movimiento en pantalla sin ninguna ralentización: podremos jugar cuatro amigos en una misma pantalla y al mismo tiempo sin ningún tipo de restricción, o la CPU controlará a muchos enemigos al mismo tiempo sin que la consola se ralentice.


Sonido: 73

La banda sonora de Super Smash Bros. puede resumirse de este modo: se cogen canciones de otros juegos, las "arreglan"... y ya. Los remixes no son más que adaptaciones de los midis de melodías antiguas de Nintendo. Hay una pieza por escenario, y esos temas son los principales de cada saga.



¿Podrían haberse adaptado más melodías? Sí, del mismo modo en que se habrían podido poner más escenarios. Pero tenemos lo que hay, y se agradece que por lo menos los temas arreglados sean súper emblemáticos y reconocibles por cualquier nintendero (y por los que no lo son tanto).

Las canciones nuevas, que están bastante bien, suenan en los escenarios especiales del Modo Clásico. La música ha sido compuesta por Hirokazu Ando, que también se ha encargado de los arreglos.

Pongo aquí algunas canciones. Las dos primeras son melodías originales, y las otras dos son arreglos de temas clásicos de Nintendo, concretamente de Zelda y Metroid:






Jugabilidad: 85

Este juego inaugura el estilo seguido en el resto de entregas de Super Smash Bros.: lucha porcentual basada en ataques especiales y normales, además de los demoledores ataques Smash, que le dan nombre al título.

¿Lucha porcentual? Sí, y la cosa funciona así: cada vez que un personaje reciba un golpe, aumentará su "porcentaje de daño". Este empieza con 0%, y cuanto más alta sea esa cifra, más lejos saldrá volando con cada golpe. Al final, todo el mundo acabará volando por los aires... y cuando un luchador termina saliendo de la pantalla, pierde una vida. Así de loca es la mecánica de Smash, y aunque parezca rara a simple vista, enseguida se entiende.



El modo de un jugador se centra en el Modo Clásico, aunque hay un modo de Entrenamiento para que podamos practicar y perfeccionar nuestros golpes. En el Modo Clásico tendremos que superar muchos combates y algunos minijuegos con el personaje que hayamos elegido para enfrentarnos a un jefe final especial de Super Smash Bros.. Y no, no hay más modos para un solo usuario.

El modo de un jugador es muy limitado, ya que el título está pensado para ser disfrutado con amigos. Sin embargo, está bien como entretenimiento mientras esperamos a nuestros compañeros o como entrenamiento para esas batallas multijugador.



La mejor forma de disfrutar de este clásico de Nintendo 64 es con cuatro mandos y tres amigos. Tardes enteras pueden desaparecer de la vida de cualquier persona si se dispone de compañía y este cartucho.

Hay 8 personajes disponibles desde el principio y 4 desbloqueables, por lo que hay 12 luchadores en total. El repertorio parece algo limitado (y lo es), pero para ser el primero de la saga y para Nintendo 64 no está tan mal y todos son lo suficientemente distintos como para que notemos diferencias más que evidentes entre unos y otros. De la misma forma, hay muchos homenajes a las sagas que se representan, ya sea en forma de objetos (basta con ver los Pokémon que salen de las Poké Balls) o detalles de los escenarios.

Básicamente, esta obra está hecha para ser jugada en compañía.


Duración: 80

Realmente, la duración que nos ofrece Super Smash Bros. es la que quiera darle el jugador. El cartucho puede servirnos muchísimos meses e incluso años si se tienen amigos para jugar de forma habitual.

El modo de un jugador cansa enseguida. El Clásico es bastante limitado, más que nada porque Super Smash Bros. está pensado para cuatro jugadores. Tenemos la posibilidad de pasárnoslo con todos los personajes en varios modos de dificultad, pero será complicado que llegue a llenarnos si no tenemos compañía.



Suele decirse que es muy fácil aprender a jugar a Smash Bros., pero que se tarda toda una vida en dominarlo. Y eso es totalmente cierto, porque con cada partida con los amigos iremos perfeccionando nuestro juego, sobre todo si no utilizamos objetos e intentamos descubrir todas las técnicas y combos que esconde el título.

El proceso consistente en desbloquear los cuatro personajes secretos le da vidilla a las partidas multijugador.



Se habrían agradecido algunos personajes más. A pesar de que 12 no están mal teniendo en cuenta las limitaciones de la consola, echaremos en falta más luchadores y podrían haber incluido cinco o seis más sin ningún problema.



Puntuación final: 81

Super Smash Bros. fue una gran idea que ha derivado en tres de los mejores videojuegos de Nintendo: Melee, Brawl y Smash for Wii U. A pesar de ello, el título original de Nintendo 64 sigue siendo una apuesta fantástica y original, aunque no tan completa para un solo usuario, sobre todo si estamos jugando solos, aspecto que ya se solucionó en entregas posteriores.

Es un título muy disfrutable aunque hayamos jugado a otros juegos de la saga y la diversión que ofrece es rápida y directa. Recomendado a todo aquel que tenga amigos con los que jugar a la Nintendo 64. Si no es así, el jugador solo podrá disfrutarlo unos pocos días y no descubrirá su verdadera esencia.

7 comentarios:

Jose Comas dijo...

Ains, cómo he disfrutado mucho con el juego...

Buen trabajo, Ramón.

McFadyen Sara dijo...

Yo no sé que me pasa con la saga Smash Bros en general que odio con todo mi ser los controles xD Empecé en Brawl, con todos los tipos de mando que tenía la consola probé toda clase de combinaciones para combatir, pero pudo conmigo y de hecho lo abandoné a los pocos meses.

Me he comprado el de 3DS por que era más accesible para mi, y será que yo me he acostumbrado a la cruceta y A saltar, B atacar, Y especial y X ataque bruto (del Jump Ultimate Stars, que fue el único juego de lucha de control comodísimo con el que lo disfruté al 100%), y aunque modifique los controles se me hace super tedioso. Será también que estoy acostumbrada a las clásicas barras de salud y que cuando llega a 0 es KO, ya que aqui nunca me acuerdo de lanzar a los rivales por los aires (entendible si, pero personalmente no me gusta).

Me sigue pareciendo un juego divertido y original en mecánicas lo mires por dónde lo mires, con la gracia de al tener personajes de Nintendo de toda la vida, el carisma está asegurado, pero el modo de jugabilidad no me gusta nada xD Aunque bueno, no me puedo quejar mucho de mi versión de 3DS, lo malo es que lo dejé abandono al segundo mes. Cof,cof.

Ramonium dijo...

Muchas gracias por tu tiempo, Legault. Y gracias también por tu valoración.

McFadyen: Es un juego muy alejado de los estándares habituales de los videojuegos de lucha, es normal que se te haga raro. A mí, sin embargo, el control me encanta: me siento como pez en el agua con él... pero solo con un mando de GameCube, eso sí. En verdad, es el título de lucha cuyo manejo me gusta más. Aunque eso es algo personal, claro.

Muchas gracias por tu tiempo.

Ferdom dijo...

Soy demasiado joven para este juego, y aún así lo he jugado muchísimo. A veces nos ponemos a jugar exclusivamente juegos de 64, soy el único de mis amigos que la tiene por tener hermanos. Nos pasamos mucho tiempo con él, junto a otros como DK64, Banjo Tooie y Goldeneye.
Otras veces lo he jugado simplemente porque la Wii no estaba disponible por x razón (por ejemplo, no funcionaban los discos de doble capa, una de las razones que la pirateé) así que simplemente jugábamos a este. Lo dejé muy abandonado cuando empecé a jugar Melee más seriamente, cuando probé Project M ni te digo, y ya cuando llegó Sm4sh...
Este juego para mi es lo que es, y no tengo nostalgia que me haga verlo de manera diferente. Admitámoslo, es el peor de la saga, pero no significa que sea malo, sigue siendo buenísimo.
Y sobre lo de que sea raro o no, a mi no me lo parece, pero porque llevo desde que era un enano dándole a Smash xD. Y como ha dicho Ramonium, el mando de Gamecube es el perfecto para este juego. Cuando juego al de 3DS se nota que juego peor. Lo malo, mi hermano se ha mudado, y se ha llevado el adaptador de mandos, y tengo demasiadas cosas que comprar antes. ¿Alguien ha visto todo lo que se viene después del verano? ¡Que me dejan muy pobre los cabrones!

Ferdom dijo...

Por cierto, muy buen análisis. Se me había olvidado decirlo xD.

McFadyen Sara dijo...

Como he dicho, tengo todos los mandos habidos y por haber que tuvo la Wii, y precisamente el de Game Cube es el más incómodo que tenía (parece que yo vaya al revés), pero bueno, gustos colorines. En general se me dan fatal todos los mandos de sobremesa... xD

Ramonium dijo...

Es el peor de la saga, sí, pero sigue siendo muy divertido. Realmente es así porque los otros Smash Bros. son obras maestras muy trabajadas. Este se ha quedado más primitivo, pero nunca molesta ponerlo cuando vienen amigos. Su jugabilidad sigue intacta.

Yo todavía no he probado Project M, y siendo un viciado al Smash debería haberlo hecho hace mucho. En verdad no me costaría nada instalarlo ahora, hace unos años lo intenté y no pude, más que nada porque mi Wii no estaba tan exprimida como ahora.

Lo de los mandos es cosa de gustos y opiniones, pero es verdad que muchos usuarios coinciden a la hora de decir que es uno de los mejores de la historia. En parte por eso el de Xbox 360 está inspirado en él, otro mando muy bien valorado.

Muchas gracias por leer, Ferdom, como siempre. Y me alegro de que te haya gustado la review.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger