jueves, 15 de octubre de 2015

Análisis de Super Smash Bros. Melee — No items, Fox only, Final Destination

El análisis de hoy es de un clásico de Nintendo GameCube y del género de la lucha: Super Smash Bros. Melee. Es un título que, a pesar de ser antiguo, sigue siendo jugado por millones de usuarios en todo el mundo. Posee una comunidad competitiva muy amplia que sigue realizando torneos serios a nivel mundial de él, y por buenas razones: es un videojuego con un metagame muy profundo, con numerosas combos y técnicas avanzadas que no se han reutilizado en juegos posteriores de la serie.

De hecho, todavía hay muchísimos usuarios que prefieren jugarlo antes que los nuevos a pesar de haber salido Super Smash Bros. for Wii U hace menos de un año y su contraparte para Nintendo 3DS.

Por todas esas características, sigue siendo un juego competitivo con el que todavía puede empezarse a jugar. A pesar de tener un plantel bastante desbalanceado, su complejidad ha permitido que sigan descubriéndose cosas nuevas de él durante años y que su popularidad se mantenga elevada todavía hoy.

En fin, espero que os guste la review. Ahí os la dejo:


Super Smash Bros. Melee

"No items, Fox only, Final Destination"



Plataforma: Nintendo GameCube.
Idioma: Español.
Género: Lucha.
Multijugador: Sí.
Online: No
Precio: Alrededor de 30 euros (de segunda mano).
Desarrolladora: Hal Laboratory.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 21 de noviembre de 2001.


Estados Unidos: 2 de diciembre de 2001.



Europa: 24 de mayo de 2002.


Tras el gran éxito cosechado por Super Smash Bros. para Nintendo 64, llegó una nueva entrega del popular juego de lucha: Melee. En ella, los populares personajes de la Gran N están dispuestos a verse las caras otra vez para disputar combates antológicos.



En este frenético título, Mashahiro Sakurai pretendió llevar las luchas estelares de los personajes de Nintendo a otro nivel: Melee es un título de peleas extremadamente competitivo que expande mucho lo ya visto en la entrega original de Nintendo 64.

Mario, Link, Pikachu, los Ice Climbers, Ness y muchos otros personajes más forman parte del nutrido elenco de estrellas de la Gran N dispuestas a luchar hasta el final en este impresionante título que trajo un montón de novedades.



Super Smash Bros. Melee consiguió 92 puntos en Metacritic, y fue uno de los títulos más vendidos de Nintendo GameCube. Para muchos fans es el mejor Super Smash Bros. por lo competitivo y profundo que puede llegar a ser su metagame, a pesar de no ser un juego tan completo como Brawl y Smash 4.



Gráficos: 91

Para ser uno de los primeros títulos de GameCube, Melee luce realmente bien. Los modelados de los personajes (Pokémon incluidos) son muy buenos y están bastante trabajados. Los luchadores tienen un montón de movimientos distintos y los saben lucir de forma bastante satisfactoria.

Este juego hace más que cumplir en este aspecto, y mundos muy distintos encajan a la perfección, cosa que a veces cuesta lograr en un crossover.



Aparte, se han diseñado desde cero un montón de modelos de personajes para los trofeos: juegos de NES o SNES tienen a sus héroes muy bien representados en 3D.

Algunos escenarios están un poco menos trabajados que otros, pero es una cosa que nunca llega a molestar, porque el nivel general es bastante bueno.

La acción es realmente rápida y frenética y se aprovecha la potencia de GameCube para que varios jugadores realicen un montón de movimientos complejos al mismo tiempo sin perder nada de fluidez. Sorprende lo bien que se han optimizado los recursos técnicos en un juego que prácticamente salió con la consola.



En líneas generales, no se le pueden achacar errores importantes al apartado gráfico y está a la altura de las grandes estrellas a las que representa.


Sonido: 79

Principalmente, lo que nos encontraremos en la banda sonora de este título son clásicas melodías de juegos de Nintendo arregladas. Algunas son piezas bastante buenas y muy épicas, pero otras suenan "antiguas" por ser demasiado fieles a las originales. Podrían haber respetado el alma de las composiciones aunque las hubiesen remixado un poco mejor, pero parece que han abogado por modificar las canciones originales lo mínimo posible. ¿Habría sido mejor o peor el resultado si hubiesen hecho arreglos muy distintos? Su sucesor, Brawl, demuestra que habría sido mejor. En algunos escenarios, de hecho, se han limitado a instrumentalizarlas al estilo moderno, y punto.

Las canciones originales para Melee son muy buenas, y como ejemplo tenemos el fantástico tema principal que toma prestados algunos elementos del título original de Nintendo 64. Los instrumentos que interpretan esas melodías son realmente magníficos y le dan al juego un aire muy épico.




Aparte, a pesar de que se ha hecho una acertada selección de melodías clásicas de la historia de Nintendo, algunas canciones muy famosas y representativas no se han incluido, por lo que se habrían agradecido más composiciones de ese estilo en este Super Smash Bros..

Los efectos de sonido y las voces cumplen muy bien: representan a la perfección elementos y personajes de mundos muy distintos, y han sabido hacer que su inclusión sea más que satisfactoria.

Pongo aquí cuatro canciones del juego, obra de Hirokazu Ando, Tadashi Ikegami, Shogo Sakai y Takuto Kitsuta:






Jugabilidad: 89

Las reglas de Super Smash Bros. son claras: los jugadores deben participar en batallas basadas en el porcentaje de daño y enfrentamientos antológicos entre personajes de Nintendo.

¿Qué es la lucha porcentual? Como sabrán las personas que ya hayan jugado a los otros títulos de la serie, el sistema utilizado por Smash no se basa en una barra de vida: cada vez que un luchador sufre daño, un número va subiendo, y cuanto más alto es, más lejos sale despedido al sufrir golpes.



En poco rato, todos los personajes comienzan a volar por los aires... y si uno acaba saliendo de la pantalla por acción de un golpe certero, pierde una vida.

Así de simple es la mecánica de Super Smash Bros., por lo que cualquiera puede jugar y divertirse con él tras aprender los controles en cinco minutos. Para dominarlo hacen falta muchas horas de juego, pero todo el mundo puede disfrutar de este título sin tener nada de experiencia.

Básicamente, a pesar de que las diferencias entre los que saben manejarlo mejor y peor son bastante notables, puede ser disfrutado en plan party game utilizando objetos, escenarios locos y batallas a cuatro jugadores. Nadie ha quedado discriminado: de hecho, por el aspecto externo que tiene el título, cualquiera puede pensar tras varias horas de juego que Melee es un juego casual y no centrado en la scene competitiva. Craso error: el metagame es bastante complejo, y las batallas de expertos son muy frenéticas y complicadas de igualar.



Melee es un título de lucha muy técnico, con bastantes secretos jugables que descubrir y una profundidad excepcional: si nos gustan los juegos tan exigentes con nosotros a la larga, no nos defraudará.

Y bueno, cuestiones jugables aparte: el Super Smash Bros. original se centraba mucho en el modo multijugador. Y aunque ese modo siga teniendo una importancia capital en Melee, a diferencia de lo que ocurría en Nintendo 64, el modo de un jugador es muy completo: se arregla ese fallo del título anterior y multitud de modos de juego se ponen a la disposición de una sola persona.

Sin embargo, a pesar de que se puede jugar muchas horas solo, la verdadera esencia de esta obra se alcanza con más mandos y más personas con las que disfrutar de Melee.



Si le buscamos “peros” al juego, resulta innegable tener en cuenta que se habrían agradecido más personajes: aunque el plantel es realmente bueno, hay algunas ausencias realmente sonadas, como la de personajes como Wario. Unas diez estrellas más no habrían estado mal y le podrían haber añadido más variedad a este título.

De la misma forma, hay un importante nivel de desbalanceo entre los luchadores. Ese fallo se nota mucho a la larga y reduce las posibilidades competitivas del plantel.


Duración: 94

Melee es un título al que se le pueden dedicar infinidad de horas, a discreción del jugador.

Estando solo, hay una verdadera barbaridad de modos de juego que pueden consumir muchísimas tardes, sobre todo si tenemos en cuenta los Eventos o los juegos del modo Estadio.

De hecho, la primera vez que uno pone el disco en su GameCube puede sentirse superado por la gran cantidad de opciones que nos propone. Sin embargo, si uno no tiene compañía, este título puede acabar cansando tras dedicarle sus horas: es casi obligatorio tener gente disponible para jugar para poder disfrutarlo al máximo.




Si tenemos amigos con los que jugar, el título puede durar indefinidamente, sobre todo porque es quizá el Super Smash Bros. más competitivo que se ha sacado. Podemos invertir cientas de horas en mejorar, hacer partidas amistosas con los amigos, picarnos por ver quién es el mejor... Melee es un título que se presta mucho a ello, y que ha creado y destruido amistades en todo el mundo.

Además, desbloquear todo el contenido que el juego esconde, incluyendo escenarios, luchadores y trofeos con personajes de toda la historia de Nintendo puede expandir aún más, si cabe, la excepcional duración de esta obra.

Brawl acabó superando a Melee en este apartado, pero es justo reconocer que este título de GameCube cumplió muy bien en lo que a duración se refiere y ofreció una experiencia de juego que puede no tener fecha de caducidad. De hecho, a pesar de que han pasado casi 15 años desde su lanzamiento, todavía posee una comunidad competitiva activa y se realizan torneos de él en los eventos mundiales más importantes de los videojuegos de lucha.


Innovación: 84

A pesar de que no lo parezca a simple vista, Melee expandió considerablemente lo visto en el juego anterior, y añadió tantas cosas que da la impresión de que el salto generacional es más grande de lo que realmente es.

El sistema de combate se pulió, se mejoró el sistema de un jugador con una auténtica barbaridad de modos de juego, se añadieron un montón de personajes nuevos y el multijugador se expandió aún más para que nunca nos cansásemos de disfrutar de Melee con nuestros amigos.



Cosas como el Modo Aventura, los trofeos de los personajes y los Eventos demostraron que los desarrolladores se esforzaron por ofrecer opciones nuevas y originales, y le añadieron muchísimo atractivo al juego, haciéndolo claramente superior al original de Nintendo 64.

No es exagerado afirmar que Hal Laboratory podría haber añadido menos contenido y que muchos usuarios ya nos habríamos quedado satisfechos.



Puntuación final: 88

Superando ampliamente a su predecesor, Melee es quizá el mejor juego de Lucha de Nintendo GameCube, a pesar de haber salido prácticamente con la consola.

El perfeccionamiento de su sistema de combate es uno de los motivos por los que todavía es uno de los títulos más jugados competitivamente del mundo, a pesar de sus años... y además, es un excelente party-game para disfrutar de una tarde con los amigos, a pesar de que todos los que se sienten delante del televisor sean unos novatos.

Divertido, con una duración para varias vidas si disponemos de gente para jugar, frenético, innovador... este juego tiene todo lo necesario para convertirse en un imprescindible para todo usuario de la consola cúbica de Nintendo, sea fan o no de los títulos de Lucha: por su estilo tan característico, puede llegar a ser adorado incluso por las personas a las que no les gusta el género.

4 comentarios:

Daninokuni dijo...

Me da que repites mucho eso de que la gente todavía lo juego. De hecho, es curioso, porque hace poco conocí a un chico que tiene la Wii y estaba buscando como loco por todas partes el Melee, porque decía que era el "Smash bueno".

Este fue el juego por el que me compré la Gamecube, creo que ya te lo dije, aunque no lo tuve hasta muchos años después. Lo cierto es que siendo un solo jugador y ante la imposibilidad de jugar con nadie, aún así me duró bastantes horas.
Ojalá los juegos de lucha, así como otros como los de carreras, siguieran un poco la estela de contenido que se marcan los juegos de la saga Smash.

Ramonium dijo...

Lo digo porque es cierto: curiosamente, juegan más personas a Melee hoy que hace diez años. Su comunidad competitiva no para de crecer, y hay gente que se compra una GC o una Wii hoy solo para jugar a Melee. Es un videojuego de lucha que se juega más que bastantes recientes, de hecho.

Es un juego muy bueno y largo, pero claro, sin gente no es lo mismo. A mí los Smash me encantan porque les saco mucho partido, varias cientas de horas.

Y sí, estoy de acuerdo. Los propios Mario Kart podrían tomar algo de ejemplo de Smash. Sakurai mete muchas cosas para que nunca nos cansemos de jugar, y es una cosa que se echa de menos en otros videojuegos.

Muchas gracias por tu tiempo, Danieletex.

Jose Comas Perez dijo...

Una Wii de las viejas, que las nuevas no admiten, Ramón.

En fin, el juego lo tengo pendiente de jugar (y comprar, eso también), buen análisis.

Ramonium dijo...

Bueno, sí, claro, pero las Wii nuevas son de pasado 2012. Y en tiendas de segunda mano siguen habiendo Wiis baratas.

Es un juego bastante divertido y todavía hoy sigue valiendo mucha la pena. Gracias por leer y comentar, Legault, me alegro de que te haya gustado.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger