martes, 3 de noviembre de 2015

Análisis de Sonic Boom (hack) — Explosión supersónica de 16 bits

¿Que Sonic Boom es bueno? ¡Sí, es un juego divertidísimo!

Vale, lo reconozco: ese último enunciado tiene trampa. Unos años antes de que Sonic Boom se anunciara para Wii U y Nintendo 3DS, un grupo de fans de Sonic Retro preparó este hack de Sonic the Hedgehog 2 que destaca por ser bastante diferente de lo que puede verse en MegaDrive. Gratuito (como es evidente), con una velocidad nunca vista en la máquina de Sega y con una jugabilidad muy trabajada. Si hubiera sido más largo, probablemente sería uno de los mejores videojuegos de plataformas de la consola (sí, incluyendo los oficiales), pero finalmente se quedó en unos pocos niveles que, por lo menos, son muy divertidos y están bastante trabajados.


Si esta entrada tiene aceptación, probablemente hablaré de otros proyectos de fans que se han convertido en grandes juegos, ya hablemos de hacks como este, fangames o mods muy trabajados. En fin, os dejo el análisis, y espero que os guste. Si tenéis cualquier cosa que comentar, no os olvidéis de hacerlo: ya sabéis que para mí es importante conocer vuestras opiniones. En fin, allá va:



Sonic Boom

"Explosión supersónica de 16 bits"

Plataforma: Sega MegaDrive.
Idioma: Inglés.
Género: Plataformas.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: Gratis (hack). Primera versión (y actual). No se planea seguir adelante con el proyecto.
Desarrolladora: SÆGA.
Distribuidora: Sonic Retro.
Fecha de salida:

29 de octubre de 2009.


29 de octubre de 2009.


29 de octubre de 2009.


Wiki de Sonic Retro: http://info.sonicretro.org/Sonic_Boom_(hack)
Enlace de descarga directa: http://info.sonicretro.org/images/b/b4/Sboom.zip

Sonic Boom es una modificación profunda del clásico Sonic the Hedgehog 2 desarrollada y lanzada para Sega MegaDrive por un grupo de fans.



Este juego obtuvo numerosos galardones en los concursos organizados por la página web Sonic Retro, como los de “Nivel más largo”, “Mejor música” o “Mejor jefe personalizado”.

El objetivo de este hack era crear en Sega MegaDrive un título de Sonic bastante más veloz y frenético que los originales, pero manteniendo un nivel de diversión notable. Todo esto se consiguió diseñando una jugabilidad mucho más moderna.



Sonic Boom se convirtió en un hack bastante destacable y popular, aunque solamente tenga tres fases. Esto último fue así porque tras los concursos se dejó pausado de forma indefinida. Actualmente no hay planes de retomar el proyecto. Su lanzamiento se produjo mucho antes del anuncio del Sonic Boom oficial que salió para Wii U y Nintendo 3DS: de hecho, no tienen absolutamente nada que ver el uno con el otro.



Gráficos: 94

El apartado visual de Sonic Boom es realmente excelente, y la velocidad alcanzada durante las fases es tal vez la más alta lograda hasta ahora en la clásica Sega MegaDrive.



Sonic muestra un aspecto completamente moderno y renovado, al igual que los niveles y enemigos. Las similitudes con Sonic the Hedgehog 2 casi parecen una simple coincidencia. Las tres fases lucen de manera estupenda y no tienen ningún tipo de similitud con las que se vieron en el clásico título de 1992.

Lamentablemente, dado que solo hay una zona con tres actos, no hay mucha variedad gráfica en los niveles jugables. Eso se compensa con dos jefes finales bastante trabajados en lo visual y con una tercera fase con un esquema jugable distinto que posibilita un cambio gráfico.



Básicamente, estos hackers han hecho un buen trabajo artístico y disponen ya de bastante experiencia en la modificación de títulos de Sonic, y eso se aprecia a simple vista.


Sonido: 94

Como suele ser habitual en los juegos realizados por fans, este título toma prestadas la mayor parte de sus composiciones de otras obras. Sin embargo, hay algunas canciones originales realizadas a propósito para este juego (como el último ejemplo colocado en los enlaces de YouTube, obra de Tweaker).

Como cabría esperar, la selección realizada es realmente de lujo, y se han escogido temas muy apropiados de diversos títulos, entre los que se encuentran Mega Man, varios F-Zero, Pokémon Heart Gold o Duke Nukem 3D. Se han seleccionado las canciones más rockeras para darle al juego el enfoque que se busca.



De hecho, los instrumentos han sido cambiados por completo y ya no poseen ninguna similitud con los originales de Sonic the Hedgehog 2. Los que los hackers han incluido son de mucha más calidad, más realistas y verdaderamente impresionantes. Se pretende transmitir un estilo metalero para formalizar la personalidad del juego. Por eso mismo, las canciones seleccionadas encajan en ese perfil, o al menos han sido adaptadas a los intrumentos de forma más que satisfactoria.

Por otro lado, los efectos de sonido son los de Sonic the Hedgehog 3. No hay ningún cambio en este aspecto, aparte del porteo desde ese otro título.

Sin embargo, algo que aparentemente no cuadra es que haya tantas canciones en un juego de solamente tres fases. Esto es así porque esas melodías se incluyeron antes de desarrollar el resto del título. Pueden ser escuchadas en el Sound Test, y la verdad es que vale la pena pararse a hacerlo, porque todas son estupendas y con los instrumentos empleados en el hack suenan realmente bien. Hay bastantes melodías y son de calidad.

Pongo aquí cuatro canciones del juego. Como se ha comentado antes, la última composición es original de Sonic Boom. Las otras tres suenan durante las partidas:






Jugabilidad: 95

El esquema jugable está basado en la velocidad pura y dura, pero se utiliza un sistema que no se espera uno a primera vista.

Para empezar, los controles de Sonic han sido totalmente rediseñados. Ahora dispone de doble salto y a la carga de velocidad de Sonic CD se le ha añadido al clásico Torbellino. Sin embargo, la novedad principal reside en la utilización de diversos comandos de turbo a cambio de un determinado consumo de anillos.



Si utilizamos el A en el aire, Sonic se desplazará horizontalmente a gran velocidad dando una patada, y si pulsamos el C se lanzará en diagonal hacia abajo, como en Smash Bros.. Del mismo modo, si apretamos la cruceta hacia abajo tras saltar, el erizo azul caerá como una bala contra el suelo. Todas estas acciones consumen algunos anillos, y todo esto sumado a la estructura de los tres niveles (llenos de rampas, loopings y rebotadores) y el buen aprovechamiento de los recursos de la consola, la velocidad que se alcanza durante las partidas es altísima. De hecho, lo es bastante más que la vista en los juegos originales.

De este modo, se consigue un título realmente frenético, que llega a recordar incluso al Sonic Rush de Nintendo DS... a pesar de que estamos en una consola de 16 bits. Al contrario de lo que pudiera parecer a primera vista, el resultado es indudablemente bueno y Sonic Boom es un plataformas divertidísimo. No se sacrifica la diversión en favor de la espectacularidad.



La curva de dificultad es buena y algo retante. Eso se nota, sobre todo, en los dos jefes finales que tiene el juego. Los dos saben dar bastante guerra al jugador, sobre todo si hablamos del segundo, al que hay que vencer con algo de habilidad y estrategia.

Las tres fases son divertidas y variadas. No se podría haber hecho mucho mejor en el espectro jugable.


Duración: 35

Desgraciadamente, Sonic Boom solo dispone de una zona con sus respectivos tres actos. Esto es así porque el hack se desarrolló para un concurso y luego no fue continuado.



A cambio de eso, los niveles son muy largos, al igual que las batallas contra los jefes finales. Pero claro: a pesar de ello, se queda muy corto... porque aunque sea divertido rejugarlo, solo dispone de esas tres fases, y eso siempre sabe a poco.

Teniendo en cuenta todo lo que ofrece el juego, este se puede terminar en menos de quince minutos. Sin embargo, dado que algunos jefes requieren varios intentos, acabar el juego por primera vez suele llevar más tiempo, pero nunca más de media hora.



Es una pena que el hack no se llegase a convertir un título más largo, porque si lo hubiera hecho estaríamos ante uno de los mejores juegos de plataformas de toda la consola.


Innovación: 90

Dentro del mundo de los hacks de Sonic the Hedgehog, este título es realmente único. Dispone de uno de los esquemas jugables más originales jamás desarrollados para este tipo de modificaciones realizadas por fans, y el aire moderno que desprende este título lo aleja del estilo retro de los juegos de MegaDrive.



Básicamente, es una obra de otra época y que ha buscado alejarse todo lo posible de los años noventa. Puede decirse que se ha conseguido, y eso tiene un mérito enorme en una consola de 16 bits. Sin embargo, también hay que recordar que se inspira directamente en los títulos contemporáneos del erizo (en los buenos, eso sí).



Puntuación final: 87

Sonic Boom es uno de los hacks más divertidos que se han creado de las aventuras clásicas del erizo azul. Su propuesta fresca y original y su exquisita jugabilidad hacen que destaque entre todas las modificaciones de este estilo, brillando con luz propia.

Como fangame, es prácticamente perfecto. Solo tiene un problema: está sin acabar, por lo que es muy corto. Y eso es una pena, porque si hubiese tenido más fases, estaríamos hablando tal vez del mejor hack de Sonic the Hedgehog 2... y también de uno de los mejores juegos de Sega MegaDrive.

A pesar de ello, todas sus demás bondades lo hacen tremendamente recomendable para todo fan de los buenos títulos del género y del erizo azul. Al fin y al cabo, esa corta vida se compensa siendo totalmente gratuito, ya que ha sido creado por fans. Como mínimo, vale la pena probarlo y darle una oportunidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger