viernes, 11 de diciembre de 2015

Análisis de Bravely Default — Where the Fairy Flies

Meses. Meses es lo que me ha llevado completar Bravely Default por su faceta absurdamente extensa en la historia. Tanto ha sido que pensé en rendirle homenaje a través de un análisis, según mi crítica personal.

Este título proviene de su precuela espiritual The 4 Heroes of Light, un RPG que lleva bajo su brazo el icónico universo de Final Fantasy, el cual no llegó a conseguir la fama que debería haber obtenido. Bueno, eso, y que no llegara traducido a nuestras tierras; de haber sido así, seguro que le habría gustado a más de uno, ya que no solo ofrecía una vertiente que mezclaba el clásico combate por turnos con un sistema novedoso, sino que además relataba una historia que se basaba en la leyenda de los cristales, algo que casi no se ve desde los primeros Final Fantasy.

Bravely Default, por el contrario, ha logrado catapultarse entre los juegos de Nintendo 3DS más vendidos y queridos. Y aunque las reseñas sean algo duras, no os fiéis: es muy adictivo, por lo que es muy recomendable. Atentos al análisis:


Bravely Default

"Where the Fairy Flies" 


Plataforma: Nintendo 3DS.
Idioma: Español.
Género: RPG.
Multijugador: No.
Online: Sí.
Precio: 39'95€ (¿Tienes dudas? ¡Prueba la demo en la eShop!).
Desarrolladora: Silicon Studios/Square-Enix.
Distribuidora: Square-Enix/Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 3 de diciembre de 2013.


Estados Unidos: 7 de febrero de 2014.


Europa: 6 de diciembre de 2013.


El mundo se ha sumergido en una inminente catástrofe debido a la oscuridad, lo que ha hecho que los cristales perdieran su fulgor sin igual. El equilibrio de elementos se ha hecho añicos y no queda lugar alguno para la esperanza entre los habitantes de Luxendarc. Hasta que llegan cuatro héroes para hacer brillar propia su luz y ponerle fin al inminente cataclismo:


Tiz Arrior, un joven de fuerte sentido de la justicia, que lo perdió todo tras la hecatombe del Gran Abismo; Agnès Oblige, de las pocas vestales supervivientes de la masacre producida por el anticristalismo, que busca recuperar la luz de los cristales; Ringabel, un donjuán salido de la nada que lleva consigo un diario lleno de profecías enigmáticas; y Edea Lee, una chica de gran carácter, que trata de ponerle freno a las muertes sin sentido del ejército del que proviene.

Los cuatro deberán pasar por una cantidad innumerable de desafíos que les aguardan. ¿Tendrán lo necesario para enfrentarse a tales adversidades?



Historia: 77

Antes de comenzar con este apartado, he de deciros que tenéis la garantía de que no habrá spoiler alguno, así que lo podréis leer sin preocuparos por nada.



Tengo que ser sincero. Me ha costado no ponerle menos de la nota ya puesta, ya que la trama es tan absurdamente repetitiva que hace que más de uno se tire de los pelos. Junto a ello, ciertos matices como la explicación que se da sobre la ortodoxia o el cristalismo, puede confundir e incluso llegar molestar al jugador. En un juego que se basa en una cadena sucesiva de textos, esto no es más que otro punto negativo.

Pero pasemos a los positivos, que ya toca. Tiz Arrior, un chico proveniente del devastado pueblo de Norende, se encuentra en Caldisla ya que no tiene otro lugar en el que residir. Tras una serie de charlas con los pueblerinos, averigua que la vestal del viento, Agnès Oblige, busca pistas en el sendero que lleva a Norende. Junto a ella está el hada del cristal Airy, un ser mágico que acompaña a las vestales tras la crisis de los cristales.


Después de ayudarla a llevarla de nuevo a la ciudad, se reúnen con un misterioso muchacho que sufre de amnesia, Ringabel, el cual porta consigo un diario en el que se revelaba el fortuito encontronazo. En el mismo escrito se decía que Edea Lee, una chica del ejército de Eternia, acabaría abandonando a los suyos para unirse al grupo, puesto que odia el modelo de justicia que imparte el anticristalismo.

Luego de compartir opiniones y diferencias, todos deciden acompañar a Agnès en su misión de hacer brillar de nuevo los cristales, para así cerrar el Gran Abismo y liberar al mundo del azote de la oscuridad.



A partir de aquí, las misiones secundarias hacen acto de aparición para que el jugador obtenga comúnmente Asteriscos. Estas curiosas joyas tienen la capacidad de proporcionar al portador las dotes propias de un trabajo en concreto, como el Mago blanco, Monje o Mago negro. Para ello, el grupo deberá vencer a los dueños en un combate y adueñarse de sus Asteriscos.

Por lo tanto, en resumen, se podría decir que la historia no está mal y que tiene sus particularidades propias de un Final Fantasy (después de todo, está basado en el universo, pues se comparten los conceptos de objetos, magias, cristales, sistema de trabajos...), pero por otro lado, el ya mencionado carácter repetitivo y la dificultad de entendimiento de ciertos detalles, es lo que pone peso al otro extremo de la balanza.


Jugabilidad: 90

Se trata ni más ni menos del aliciente principal de Bravely Default: un RPG con un sistema de trabajos bastante extenso, similar a lo ya visto con Final Fantasy III/V. Pero el juego no se limita a esto, sino que además se añade algo más de estrategia al combate.

Brave, que suma un turno consecutivo al personaje, gasta uno o más puntos según la acción (también influye el número de acciones a realizar), y Default, que se trata ni más ni menos del clásico comando Defender, que hace que el personaje en cuestión gane un punto de acción, a la vez que reduce daños (este último comando, por cierto, proviene de su precuela espiritual The 4 Heroes of Light, donde su nombre cambia a Boost). Finalmente tenemos otras dos opciones: Enviar e Invocar, en la cual se nos permite formalizar una acción en concreto para ayudar a un amigo o invitado, mientras que con Invocar llamamos a alguien de nuestra lista de compañeros, de manera que su personaje ejecutará la habilidad para así ayudarnos a nosotros.



Podemos controlar al personaje principal para llevarlo a donde queramos, aunque no exista tanta exploración... No, al menos desde cierto punto de la historia. En los menús hay una gran variedad de opciones (subapartados, si me lo permitís) entre las que destacan los objetos a utilizar, el sistema de trabajos, el equipamiento, movimientos especiales y la configuración.

Desde la pantalla táctil podemos observar otros detalles como es el Diario de D, donde hay todo tipo de información útil e interesante para el jugador. También se puede guardar la partida desde aquí sin necesidad de dirigirse al aventurero, aunque claro, solo se permite en el mapamundi. Un tablón de misiones de tutorial que ayudará a más de uno a hacerse con las mecánicas que presenta Bravely Default; por último, las funciones de Streetpass.



Como todo buen título de Nintendo 3DS, este título aprovecha algunas de las funcionalidades que presenta el hardware. La reconstrucción de Norende, por ejemplo, hace uso del ya mencionado Streetpass para que el jugador, aparte de conseguir invitados con los que usar sus habilidades, tenga la oportunidad de arreglar las construcciones de forma que se obtienen bonificaciones, que se traducen en nuevas armas, especiales e incluso objetos que son imposibles de comprar en cualquier tienda. ¡Ah! Y no olvidemos Bravely Second, un comando especial que permite al personaje actuar en medio de un turno, y que por cada punto Brave usado se rellena cada 8 horas en modo reposo. Y si no, tienes las Bebidas PE a cambio de dinero real, lo que no es para nada obligatorio, ni necesario.



Sonido: 95

Qué decir. La banda sonora es posiblemente una de las mejores que se han visto en mucho tiempo; Revo ha realizado una labor magistral en este apartado.

Cuando no hay palabras para describir lo bien hecho que está algo, solo queda poner de manifiesto el gran empeño que se ha puesto en este título. Así que aquí va una muestra:


Ship Soaring Through the Heavens

The Land in War

You're My Hope

 ♫ His Name Is...

Si os ha gustado, sed libres de escuchar el resto de temas si queréis. Aunque tened cuidado, ya que si tenéis pensado jugarlo (o por el contrario ya estáis en ello), digo yo que no queréis spoilers gratuitos. De ser así, procurad no pasar del primer disco o incluso mirar en los vídeos relacionados.

Por último, el doblaje también pide su voz de voto. La voz que se ha prestado a cada personaje encaja perfectamente con su personalidad, y eso es un punto más a favor. Aparte, puedes cambiar a las voces japonesas por defecto; ¡nada más que decir, su Señoría!


Gráficos: 83

En mi opinión sería algo cruel hablar de un portátil de Nintendo, puesto que en este caso se busca más divertir al jugador que de ofrecer graficazos en resoluciones 4K, lo que a mí me parece genial, ya en ciertas ocasiones, con un buen trabajo detrás, hasta los sprites más simples pueden hacer sentir emociones que otro juego más grande no haría. Pero bueno, demos por una vez comienzo al apartado.



Nada más empezar el juego, la secuencia de apertura da sus primeros compases. En ella podemos determinar de antemano cuáles van a ser nuestros protagonistas, así como sus actitudes y sus vidas, transmitidos por la voz de cada uno de ellos. Está muy bien hecho, y consigue transmitir perfectamente la esencia del título.

Tras la secuencia, cuando empezamos a presenciar todo tipo de escenarios, nos damos cuenta que ese híbrido de prerrenderización con movimiento no logra dar el pego como debería, aunque por supuesto tampoco hay que menospreciar el trabajo que hay detrás. Y es que el apartado visual en cada uno es completamente diferente, en vez de repetirse como el que más.



Artísticamente hablando, el diseño de cada zona, personaje y del mapamundi entero están muy bien realizados. Por detalles puntuales, como usar objetos en 2D para así recubrir huecos, puede que no se trate de lo más adecuado... Pero ¿a quién le importa, si la cámara está bloqueada por defecto?

No hay mucho más que decir. En mayor o menor medida disfrutarás de este juego más desde su componente jugable que de su apartado gráfico. Lo importante de todo es que cumple con su trabajo, que es para nada desdeñable.


Duración: 82

Mientras ya se ha dicho con anterioridad la gran repetitiva trama que subyace a este juego, lo cual personalmente me ha llevado casi 100 horas de juego en completarlo, acaba por ser muy aburrido a partir de cierto punto. El equilibrio de la duración de un RPG debe sostenerse entre las 20 y 60 horas, siempre y cuando, eso sí, no haya nada que alargue innecesariamente la cifra.

Apartando este hecho, si no sois tan maniáticos como yo, que empleo parte del tiempo de juego para finalizar misiones secundarias y subir niveles, la duración se os podría situar en las 70 horas, más o menos.



También hay que tener en cuenta otros aspectos como la exploración, planificación de estrategias, ajuste de personajes, o la misma reconstrucción de Norende, que terminan consumiendo su parte de tiempo de juego. Y puede que no a todos les moleste la excesiva duración de la historia principal, lo cual, recalco, acaba por ser muy cansino. Como si se tratara de un chicle se estira casi al infinito. Pero también hay que reconocer que si por el contrario hubiese sido mucho más corto, igual no hubiese divertido tanto como el producto final, aunque sin embargo aquí es cuando entraría objetivamente los gustos y valoraciones de cada uno.


The 4 Heroes of Light, la precuela espiritual de Bravely Default

Dicho esto, la rejugabilidad en Bravely Default es casi inexistente. El juego en sí te incita a rejugarlo una vez superado a través de cierta opción desbloqueable, pero dadas las circunstancias... ¿Quién querría pasar de nuevo por todas esas horas empleadas? Y más si ya sabes por dónde tira la trama. De otra forma quizá quieras jugarlo por medio de desafíos, como tratar de jugarlo teniendo todo al mínimo, ya que para ello se puede desactivar la obtención de experiencia, puntos de trabajo e incluso el dinero. No olvidemos tampoco que se puede ajustar la dificultad, que hace que los enemigos sean más fuertes o más débiles.



Puntuación final: 85



Sin duda se ha avecinado un gran RPG para nuestra Nintendo 3DS, que aún teniendo sus pros y contras, hace que se pueda disfrutar de cualquier forma. Su sistema de combate, trabajos, historia, música, personajes, funciones de la consola... son lo que lo convierten en un juego totalmente entrañable. Altamente recomendable si tenéis pensado agenciaros una 3DS por navidad.

Espero que os haya gustado este análisis. Si tenéis alguna sugerencia en cuanto a mis criterios de evaluación, estaré más que encantado de oír gustosamente lo que opináis al respecto. Así pues... ¡Nos vemos en el siguiente análisis!

5 comentarios:

Ramonium dijo...

Lo primero de todo: muy buen análisis. Me ha gustado mucho y está todo muy bien argumentado. Excelente trabajo.

Aunque no concuerdo en absolutamente todo, sobre todo en lo que has comentado del apartado jugable. He jugado a Bravely Default, y de hecho le he dedicado sus buenas 10 horas. Sin embargo, tiene el dudoso honor de ser el primer y único RPG de estilo clásico que no solo no me ha enganchado, sino que me ha aburrido de manera soberana. Por eso lo dejé.

La música es genial, el apartado artístico es muy bonito y su personalización está bien pensada... pero el juego me aburre. Lo compré hypeado prácticamente de salida, y ahí lo tengo, muerto de asco en mi estantería.

El juego es bueno, pero me dejé llevar por las personas que decían que es una obra maestra y me lo compré a ciegas. Veía análisis de medios que le daban notas infladísimas, así que di por hecho que me gustaría. ¿Cómo no iba a hacerlo si es un RPG clásico y yo amo el género? Golden Sun es uno de mis juegos favoritos, amo Final Fantasy VI, disfruto con los turnos y los encuentros aleatorios... en fin, esas cosas. La historia sabía que no iba a ser nada del otro mundo, pero yo iba a jugarlo por su jugabilidad. El problema es que eso tampoco tampoco me caló.

El sistema de personalización y trabajos me pareció simple (para mis estándares personales, recuerdo) y no me enganchó, tal vez por apoyarse mucho en los títulos clásicos. El sistema de batalla me pareció simplón también: eran turnos sumados a lo de Bravely y Default, cuatro cosas más y ya. Golden Sun me parece bastante mejor pensado, de hecho. Echaba en falta un mayor nivel de estrategia durante los enfrentamientos que el clásico curar y atacar. Las mazmorras no tenían más aliciente para explorarlas que la posibilidad de encontrar cofres. Se me hicieron vacías y monótonas. No había narrativa interna, puzles o algo similar que me hiciera querer avanzar. La única razón era seguir una historia simplona.

Es que ese es otro de mis problemas con Bravely Default: si la historia hubiese sido buena, seguramente me habría empujado a seguir jugando. Pero claro, no pude. Si la historia me aburría y la jugabilidad también, ¿qué me quedaba? Una música preciosa y unos gráficos bonitos. El problema es que no puede vivir solo de eso un jugador. El relleno que veía (que me avisaron que crecía pronto, cosa que me desanimó más), una historia que parecía que no arrancaba, unos personajes sosos y tópicos y un sistema de combate que nunca logró satisfacerme hizo que, a pesar de todas las oportunidades que le di a Bravely Default, nunca me agradase. Y le di muchas: he intentado volver a cogerlo en bastantes ocasiones, y no hay manera. No consigo que me guste.

De todos modos, todo esto es solo mi opinión. A la mayoría de los usuarios el juego les ha encantado, aunque también he visto a personas en varios foros que se quejan de sus errores y luego lo alaban igual. Creo que es porque sigue siendo un Final Fantasy clásico y la gente adora esa clase de juegos.

Bravely Default no es mal juego, pero (como has reflejado correctamente en tu análisis) ni es una obra maestra ni un referente de su clase, al contrario de lo que muchos dicen. Simplemente es un buen RPG que hará disfrutar a los fans del género. O a los incondicionales de los FF clásicos, más bien, porque a mí nunca logró pillarme. Y me da rabia, porque me costó sus buenos 45 euros xD

Mi mayor divergencia con tu review está relacionada con lo que comentas de la jugabilidad. Pero bueno, supongo que será también por mi percepción personal: pienso que podría haber sido un juego mucho más redondo en lo jugable y mucho más divertido. No hace nada nuevo ni especial y encima hay juegos de SNES y PSX que pienso que lo logran hacer mejor.

En fin, a pesar de todo lo que he comentado: buen trabajo. Me gusta ver una review de este juego en Sol Blade Games porque probablemente nunca estaré capacitado para hacerla, a no ser que me fuerce a terminarlo, cosa que probablemente no haré nunca xD

Jose dijo...

Muchísimas gracias por comentar, Ramonium.

Te contaré más o menos cómo fue desde mi punto de vista:

Compré el juego en Abril junto con la 3DS, Luigi's Mansion y The Legend of Zelda: A Link Between Worlds. Cuando me dispuse a jugarlo, no me llamó para nada la atención, y es que claro, no había jugado a un RPG de este estilo desde hace bastante, lo que me llegué a preguntar si había perdido el gusto por este género. Bueno, tras avanzar un poco más allá de Caldisla, cambié al Zelda.

A pesar de que este Zelda tenía un aspecto mucho más casual que de costumbre, no tardó en engancharme. Tal ha sido que fue mi primer juego superado para la consola, a pesar de lo ocupado que estaba con las clases por aquel entonces. Vale, luego cambié a Luigi's Mansion y, bueno, aparte de la evidente decepción, tampoco le fue complicado engancharme por su mecánica. Quizá no fuera un Luigi's Mansion, pero como juego, me dije, cumple.

En verano quise retomar el Bravely porque con solo oír la OST me animé a jugarlo. Pues "superé" el juego, y tras ver que una misión secundario se había quedado en el tintero por culpa del guardado automático, pensé que había perdido un missable.

Pasaron un par de meses hasta que lo retomé nuevamente, y a partir de aquí es cuando empecé a discernir lo bueno que tenía. Y más o menos, sé el por qué.

Cuando empiezas a jugar, la dificultad es mínima. Te puedes hacer un par de monjes que no tendrás problemas en una batalla contra jefe; de la misma forma que superas las batallas aleatorias como si nada. Da igual la build que te hagas, todo tipo de desafío te parecerá simple.

Cuando me percaté de sus pros no fue hasta conseguir casi todos los trabajos, así como sus habilidades, que daban mucho más juego a las batallas. De hecho, había un punto en el que tenía que empezar a equiparle a todos un escudo por la escasez de defensas, lo que masacraba mi DPS al no poder usar la build de 4 ninjas con armas duales.

Le cuesta arrancar, podría resumirse así. Incluso a mí, siendo un fan incondicional de Final Fantasy, me costó retomarlo porque me parecía aburrido. Por eso te recomiendo que lo sigas jugando cada vez que encuentres un hueco, pues ya verás que no todo es tan mal como pinta a primera vista. Créeme, aunque parezca que no es así, el final compensa casi todos sus defectos.

De cualquier forma, me alegro de que me hayas dicho que te parece aburrido porque no estás poniéndolo en un altar venerándolo como hacen muchos. Me gustan las opiniones sinceras que no tienen miedo a decir lo que piensan. Después de todo, como digo y diré por siempre, NINGÚN videojuego es perfecto.

Mis notas están escritas bajo mi criterio más personal, lo que no todo el mundo debe fiarse de primeras: puede ser mucho mejor incluso de lo que uno espera. Me mantengo crítico para que la gente no espere ver estrellas de día, eso es todo.

De nuevo, gracias por comentar. Si tienes (tenéis) alguna duda al respecto sobre Bravely Default, ya sabéis, escribidla abajo. Y no os olvidéis de decir lo que opináis sobre el análisis :P

Un saludo.

McFadyen Sara dijo...

-Personajes, Historia y ese modo bucle me parecieron espantosos. A día de hoy aún no me ha pasado el juego, aunque ya conozco de sobras lo que ocurre después del capítulo 7, por asco y pereza que me da, aunque tenga ya a todos los personajes a nivel 99 con casi todos los trabajos al máximo.

-Modo de combate, sistema de oficios, banda sonora y apartado artístico me encantó muchísimo del juego, y menos mal que nos llegó en castellano.

Si el segundo no tiene mierdas similares (aunque me da rabia que nos traguemos la censura americana del tomahawk por el cowboy), caerá tarde o temprano, aunque a lo mejor no de salida. Yo a éste juego mi nota sería un... bueno, dejémoslo en que me parece muy mejorable en lo primero que he escrito que no me gusta del juego y que "ensombrece" un poco a lo bueno...

En fin, si eso luego añado más cosas, pero buen análisis =D

Ramonium dijo...

Jose: Le he dado muchas oportunidades ya a Bravely Default, impulsado tanto por los comentarios de Frey como de muchos usuarios en varios lugares de Internet. También yo mismo me he obligado a veces porque me dejé dinero en él, pero... no puedo. Simplemente no puedo. Me aburre tanto que siento que estoy perdiendo un tiempo valioso que podría dedicar a otra cosa (incluyendo otro videojuego). Pero bueno, no descarto que lo vaya a jugar algún día a fondo. Ahí está, así que...

Lo de A Link Between Worlds es normal: es un juego increíble. Parece un Zelda clásico, a pesar de que es fácil. A mí me gustó más incluso que el A Link to the Past, cosa que pensé que era imposible xD

Que por cierto, me pregunto por qué la gente endiosa tanto Bravely Default. Es buen juego, eso no lo puedo negar, pero no es una obra maestra ni de coña. Le faltan demasiadas cosas para ello. Sin embargo, somos raros los que no lo ponemos en un altar, curiosamente xD

McFadyen: Anda, otra persona que no lo endiosa. Bueno... tienes criterio, así que es lo normal xD

Jose Comas Perez dijo...

Otro sin pasarse el jueguecito... pero por una tremenda pereza.

Aunque claro, lo gracioso es... que me compraré la secuela (no aprendo) pero más tarde, que sale PXZ2 antes.

En cuanto al juego, como he dicho arriba, la pereza me puede al final del juego, pero me gusto, salvo el bucle que acabé hasta las narices de ello.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger