martes, 8 de diciembre de 2015

Preanálisis — Xenoblade Chronicles X


He estado muy, muy ocupado estos días porque estoy haciendo prácticas en Diario de Mallorca. Por esa razón no he podido jugar todo lo que me habría gustado a Xenoblade Chronicles X, pero sí lo suficiente como para tener ya un conocimiento aceptable de la obra y traeros unas impresiones, aunque ya hayan pasado varios días desde su salida. Tras más de 8 horas de juego, creo que ya estoy capacitado para al menos hablaros del título bastante mejor de lo que han hecho numerosos periodistas de videojuegos que se han limitado a probarlo.

Tras una larga espera, al fin ha llegado el título de Wii U más esperado del año: Xenoblade Chronicles X. De manera discreta para una industria que ya ha vivido los Game Awards 2015 (y que recomiendo ignorar por lo ridícula que es dicha "gala"), el JRPG de Monolith Soft ha aparecido tímidamente para demostrar que la consola de Nintendo es capaz de hacer muchas cosas, y también en el espectro técnico. Opciones online, un mundo abierto más grande que el de The Witcher III, Skyrim y Fallout 4 juntos y una curiosa mezcla entre el RPG japonés tradicional y los títulos de rol creados en Occidente.

¿Qué? ¿Tan grande es el mapa de Mira? Sí, hablamos de unas cifras gigantes y realmente escandalosas que hacen que el jugador se sienta sobrecogido. Si el mundo de Skyrim mide unos más que respetables 37 km², el de Xenoblade Chronicles X es de... ¡más de 400 km²! El gigantesco mapeado de Fallout 4 cabe 5 veces en el universo del título de Monolith Soft. Para ponerse a temblar, ¿verdad?



Un mapa tan masivo nos hizo levantar la ceja a muchísimos usuarios. ¿No estará vacío un mundo explorable tan gigantesco? Pues... ahora mismo solo he podido visitar una enana fracción de dos de los continentes visitables, pero creedme: ya he visto suficientes kilómetros de tierra, montañas, rocas, árboles y enemigos para asegurar que, al menos teniendo en cuenta las zonas que he presenciado, Mira está lleno de vida. La ventaja de que sea un planeta alienígena desconocido es que no es necesario que haya NPC por ahí sueltos o que haya submisiones en mitad del mapa. Para conseguir ese efecto, el planeta está a rebosar de fauna local.

Los animales no son simples monstruos (y de hecho no son llamados así): ofrecen diseños muy elaborados, originales y se comportan como lo que son. La mayoría no nos atacarán sin provocación previa. Se comportan como animales: si nos acercamos demasiado a ellos, se pondrán en posición defensiva y se pondrán a mirarnos. Si representamos una amenaza para ellos, se lanzarán a nuestro cuello. La gran presencia de fauna indígena, sumada a que veremos bichos de todos los niveles en todas partes, provoca que haya una sensación de peligro constante, en mi opinión superior a la vivida en juegos como Fallout.



En los títulos de la saga de Bethesda los enemigos estaban al nivel del usuario, mientras que en Xenoblade Chronicles podemos toparnos con un dinosaurio de 15 metros al lado de Nueva Los Ángeles. Y si sin querer nos topamos en su camino, nos mandará de un golpe a la otra punta del planeta. Eso lleva a que como jugadores vayamos con pies de plomo y se consiga esa inmersión buscada: los humanos somos seres débiles que estamos intentando sobrevivir en un ambiente increíblemente hostil. Para ello, hay que moverse con cuidado, no arriesgarse demasiado y vigilar todas las amenazas potenciales. En el Xenoblade Chronicles original esto ya ocurría, pero en X se ha potenciado especialmente.

El mundo es enorme. Ya, ya sé que lo he dicho, pero tengo que incidir en ello: hace unos días, en una partida, me puse a explorar el mapa, y yendo en línea recta me alejé de la ciudad de Nueva Los Ángeles. Cuando me cansé de no ver el final de la zona, miré el mapa para saber cuánto me quedaba para regresar al asentamiento humano. Mi sorpresa fue mayúscula al observar que solamente me había alejado de la ciuad en un 2% del mapa de la zona. Estaba lo que podría decirse "al lado". Es el primer videojuego que he jugado en el que memorizar los lugares explorables se me antoja casi imposible. Todos nos sabemos de memoria el mapa de un Zelda tras haber jugado unas cuantas horas, o incluso nos conocemos algunas ciudades de títulos de rol occidentales al dedillo. Con Xenoblade Chronicles X esa tarea es casi impensable.

La ciudad de Nueva Los Ángeles... probablemente no sea mucho más pequeña que la localidad real que representa. En mi menú me pone que solo he visto un 1,5% de la metrópolis, y eso habiendo visitado todos los distritos. Perderse es lo normal, pero por suerte hay marcadores para que podamos teletransportarnos a zonas ya visitadas.



Sin embargo, ya ha quedado claro que Mira es gigante, ¿no? Por ello, el juego se centra en explorar el mapa y lograr que la raza humana encuentre recursos, se defienda de las amenazas locales y pueda sobrevivir. Evidentemente, todavía no sé mucho de la historia, pero el planteamiento y las escenas que he podido presenciar demuestran que goza de una madurez muy superior a la vista en los demás JRPG. Estamos en un juego de Monolith Soft, y al igual que en el Xenoblade Chronicles de Wii, Xenogears, Xenosaga o Baten Kaitos, la premisa es muy madura, los personajes se comportan de manera realista y el juego no está protagonizado por adolescentes imbéciles, problema que he visto repetido en ya demasiados JRPG.

La Humanidad ha huido de la Tierra tras su destrucción tras verse envuelta en una guerra entre dos avanzadísimas razas alienígenas, y ha acabado en Mira por casualidad. Para asegurar su supervivencia, han decidido establecerse en dicho planeta, aunque sea a costa de las especies locales. "Somos nosotros o ellos". "Es verdad que somos los invasores, pero algo tenemos que hacer". O "tenemos que eliminar de manera preventiva cualquier especie que pueda ser una amenaza para nosotros" son frases que oíremos en nuestras primeras horas o incluso minutos de juego. No somos los buenos, y nuestro "noble objetivo" es de colonización a costa de otras especies y puede que incluso de conquista. Pero estamos trabajando para asegurarle un futuro a la Humanidad.

A diferencia de las personas que viven en el universo Fallout, todos los habitantes de Nueva Los Ángeles han vivido en una Tierra próspera. Han tenido sus cines, sus restaurantes, sus trabajos, sus familias, comodidades, mascotas... han pasado de tenerlo todo a no tener prácticamente nada. Eso lleva a que quieran volver a disponer de todo lo que habían disfrutado en su planeta. Tal vez por una superior tecnología, la presencia de políticos, científicos y militares, con solo dos meses en Mira han conseguido organizarse mejor que los de Fallout en siglos.



¿Qué quiero decir con ello? En Nueva Los Ángeles, los seres humanos han creado la organización BLADE, dividida en facciones especializadas en varios sectores. Eliminar amenazas, explorar zonas desconocidas en busca de recursos, explotar los bienes naturales, solucionar conflictos entre los habitantes, desarrollar armamento... como jugadores, podemos unirnos a cualquier brigada y progresar para que los ciudadanos tengan un futuro. La forma de organización está muy bien pensada, todas las facciones son esenciales en Mira y se hace todo muy creíble y realista.

Las opciones online son bastante curiosas, pero todavía no sé hasta qué punto están bien hechas o no porque no he visto nada similar en otro videojuego antes y todavía no he jugado lo suficiente. Al iniciar una partida, estaremos de manera pasiva interactuando con otros jugadores de otras partes del mundo, ya sean de nuestra lista de amigos o desconocidos. Podemos darnos indicaciones, colaborar a la hora de afrontar algunas misiones... es un sistema que mezcla el online con el offline para que parezca (y de forma bastante acertada) que no somos los únicos seres humanos explorando Mira. Miles de jugadores estarán visitando el planeta a la vez que nosotros, y de hecho nos encontraremos los avatares de otros usuarios explorando Mira. Así la sensación de que la raza humana está colaborando será bastante fuerte. Podemos enviar mensajes al servidor para que todos los usuarios de nuestra patrulla sepan si hemos encontrado algo de interés o nos hemos topado con algún peligro.

Aparte de ello, podemos hacer misiones de hasta cuatro jugadores para cazar seres indígenas peligrosos, ya sea con nuestros amigos o desconocidos. Todavía no puedo decir cuán variadas son o qué objetivos hay, porque solamente he participado en peleas grupales (que son bastante divertidas, por cierto). La idea de que pudiese jugarse a Xenoblade Chronicles en modo multijugador se hace realidad aquí, pero online. Actualmente desconozco si es posible jugar offline.



Una cosa que sí que es cierta y que muchos medios han criticado del juego es que hay una enorme falta de tutoriales, y ni siquiera las instrucciones dejan lo suficientemente claro cómo funcionan no solo los modos online, sino la estructura jugable o las propias facciones. El título nos invita a que lo descubramos nosotros mismos, sí, pero en algunos casos hacía falta que Monolith Soft nos ayudara a entender mejor el sistema. Esto es así porque no se asemeja a nada que hayamos visto antes, por lo que tenemos que salirnos de otras convenciones clásicas de los juegos de rol, sobre todo si hablamos de las funcionalidades online. Y sabiendo que nos sentiremos sobrecogidos por el tamaño de Mira, era esencial que Monolith Soft nos ayudara un poco más a comprender el esquema jugable.

El editor de personajes tiene cierto grado de complejidad, pero no solo está capado respecto a la edición japonesa (no podemos editar ni el tamaño de los pechos ni la musculatura de los hombres), sino que bastantes aplicaciones de otros videojuegos (sobre todo occidentales) están mucho menos desarrolladas. A cambio, hay que reconocer que nuestro avatar se integrará siempre de manera magistral dentro del juego (el mío parece oficial, por ejemplo) y no quedará extraño durante las escenas o diálogos. Se ha sacrificado un poquito de personalización a cambio de que todo case bien, aunque es cierto que Monolith Soft podría haber ofrecido más libertad en el editor sin que eso se perdiera.

El sistema de combate sigue la base establecida por el Xenoblade Chronicles original, quizá el único parecido real entre este título de Wii U y el lanzado años atrás en Wii. Se supone que podremos utilizar los mechas del juego (los Skells) en las batallas. Sin embargo, se tarda muchísimo en tener acceso a un Skell por razones relacionadas con la coherencia argumental... y para que lo cuidemos como si fuera nuestro hijo, porque es muy fácil que se estropeen. Yo todavía no tengo el mío, y es una de las pruebas de que quizá lo consigamos bastante más tarde de lo que quizá a muchos les habría gustado.



Otros detalles menores pero que hay que tener en cuenta es que disponemos del modo Off-TV para jugar en el Gamepad. Lo único que perderemos al hacerlo es el tener un acceso constante al mapa de Mira, pero bastará con tocar un botón para verlo. Por otra parte, cabe tener en cuenta que las letras de los diálogos, menús y anotaciones son muy pequeñas, por lo que a veces tendremos que forzar un poco la vista para poder verlas bien. Es un detalle menor, sí, pero en ocasiones es molesto. Curiosamente, este error es completamente nuevo: en el Xenoblade Chronicles de Wii no pasaba.

Por otro lado, los gráficos son tan espectaculares como parecen y la música ambienta de maravilla. X es pura potencia: por lo que he visto hasta ahora, exprime el hardware de Wii U como ningún otro juego lo ha hecho antes (al igual que lo logró Xenoblade con Wii en su día) y podremos visualizar y explorar sin restricciones enormes escenarios con un estilo artístico precioso.

La música corre en esta ocasión a cargo de Hiroyuki Sawano, afamado compositor de anime, conocido por series como Attack on Titan o Kill la Kill. El nivel alcanzado es alto, la banda sonora es muy buena y ambienta muy bien el ambiente de ciencia ficción de Xenoblade Chronicles X.




Sin embargo, sin desmerecer el talento de Sawano, no consigue igualar al magnífico equipo de compositores involucrados en la música del clásico Xenoblade de Wii, al menos por lo que he podido escuchar hasta el momento. El estilo a veces es "demasiado de anime" y no logra alcanzar tan bien la epicidad conseguida por artistas del calibre de Yasunori Mitsuda, Yoko Shimomura, ACE + y demás personas involucradas en la música del juego anterior. Simplemente, están a otro nivel.

El análisis de Xenoblade Chronicles X llegará cuando consiga terminarlo y exprimirlo lo suficiente, ya que enjuiciar un videojuego habiendo visto un porcentaje tan pequeño de él no solo es difícil, sino injusto. Sin embargo, por ahora puedo decir que es un título muy maduro, original, claramente pensado para el jugador tradicional y con todo el sello de calidad de Monolith Soft, tal vez una de las mejores desarrolladoras de RPG de la actualidad.



¿Es una obra maestra? ¿Es mejor que Xenoblade Chronicles? Eso no lo puedo saber todavía, y será difícil compararlos, porque son dos juegos muy, muy diferentes. Sin embargo, tengo que decir que en X se ha caído en algunos errores que en el título de Wii no se daban (pocos tutoriales, por ejemplo) y aunque la historia de X parezca tan madura como la de Xenoblade, por ahora su ritmo es algo lento, sobre todo en comparación con la de su predecesor, que desde el principio apostaba por el impacto y los giros de guion. Son juegos totalmente distintos, por lo que falta tiempo para que podamos afirmar si es mejor o peor.

Lo que sí que puedo decir es que es un videojuego muy sólido y que no puede faltar en ninguna biblioteca de un usuario de Wii U. Es un clásico instantáneo que promete horas y horas de diversión, muy profundo, grande y que está hecho por un estudio tan afamado como Monolith Soft. Mi consejo es que no os lo perdáis, sobre todo teniendo en cuenta que es de lo más interesante que ha llegado a la consola en los últimos tiempos.

¿Qué opináis vosotros del juego y este preanálisis? Evidentemente, no voy a poner ninguna nota todavía, porque no he jugado lo suficiente. Eso ya llegará en unas semanas (o más bien meses, viendo lo largo que parece). Paciencia, que tarde o temprano llegará.

5 comentarios:

Choco Viria dijo...

Interesante el preanálisis, cuanto menos.

Sobre el tamaño de los mapas, la verdad es que tampoco me acaba de sorprender tanto, especialmente cuando los mundos abiertos recientes han decidido tirar por el énfasis que por la extensión de terreno. Que sí, que mida lo que esos tres juegos es un logro y uno bastante importante, pero Skyrim y Fallout 4 siguen siendo las entregas de su saga con los mapas más pequeños, así que no sé hasta qué punto sea una comparativa tan inmensa, sobre todo porque todavía nadie repite la hazaña de Daggerfall.

Y sobre lo demás... la verdad es que lo que he escuchado de la banda sonora me parece superior incluso a la del Xenoblade original. Claro que las estoy valorando desde afuera, no en conjunción con el juego, pero ni muchos temas de Xenoblade me parecen magistrales (algunos sí, y son estupendos), ni la de X me parece el mejor trabajo de Sawano. En cualquier caso, sigue siendo una comparativa cauda, ya veré.

Bueno, la verdad es que de todos los Xeno-algo, X es el que menos me interesa, y no sé por qué. Quizá es porque ya me he mentalizado para que sea el último que juegue (con esa iniciativa que te comenté la otra vez, de pasármelos todos partiendo por Xenogears), pero en gran medida es porque... tiene muchas decisiones de diseño que no suelen ser las que me gustan.

Por ejemplo, lo que comentas del comportamiento de la fauna. Es algo que me suele gustar... pero solo funciona en el mapa general, ¿no? Lo que he visto de combate, todo vuelve al estándar ortopédico del comportamiento robótico de los enemigos, que, por cierto, es uno de los grandes logros de The Witcher 3. Que sí, tampoco digo que esto no sea un avance respecto al JRPG, pero a mi modo de ver, este género está cada vez más caduco, y me parece hasta lógico que el trabajo de Monolith esté marcando las pautas a futuro, porque el resto de compañías parecen haberse quedado ancladas en el diseño vacío de hace tres generaciones.

Y bueno, el tamaño del mapa, otra vez. Si luego lo puedes recorrer con el mecha, asumo que se hará más llevadero, pero no me agrada gastar 100 horas de mi vida en conocer un mundo... simplemente, es demasiado tiempo, mismo que, sí o sí, requerirá de tramos de 'nada' (aunque luego hay juegos mil veces más pequeños que duran 50 horas, como Tales of Zestiria, y el acabado es muchísimo peor).

Lamento abordarlo con tanto pesimismo, juro que no es mi intención. Pero aún con todo esto que puedo decir, y espero me corrijas todos mis errores, sí considero que es el lanzamiento más importante de Wii U en 2015 (incluso por sobre Splatoon), y probablemente uno de los 15 o 10 mejores juegos de este año (que estuvo reñido), nada más por el impacto y el esfuerzo que se ve han puesto en el producto, y muchas opiniones extremadamente favorables que he escuchado (sobre todo la de Víctor Junquera, de Mundogamers).

Muy buen trabajo, y esperaré ansiosa ese análisis, que a ver cuándo llegará, pero mejor que suceda en el momento indicado. ¡Saludos!

Ramonium dijo...

Hola, Azure. Gracias por leer y comentar.

Es un juego muy sólido, pero como explora territorios nuevos y los de Monolith Soft no han explicado bien muchas cosas, comete muchos errores importantes. Aún teniendo eso en cuenta, sigue siendo muy recomendable y esta desarrolladora es ahora mismo de las pocas que innova en el trilladísimo mundo de los JRPG, sobre todo desde el punto de vista jugable.

No es un JRPG concencional, sino una extraña mezcla entre el JRPG, el rol occidental... Y algunas pinceladas de MMO. Desde luego, Tetsuya Takahashi ha hecho realidad un conjunto muy extraño, pero todavía queda tiempo para saber si funcionará bien, si no se hará aburrido a la larga y si no acabará siendo cansado explorar un mapa tan masivo. Porque sí, el mundo será gigante, pero todavía no he jugado lo suficiente como para saber si eso acabará siendo negativo.

Por ahora no lo está siendo, porque la función del mapeado no es que nos lo pateemos entero, sino que sintamos que estamos explorando un gigantesco mundo desconocido.

La extensión de Daggerfall tiene que ver con se genera aleatoriamente, pero Xenoblade Chronicles X es quizá el videojuego con un mapa completo más grande. De hecho, ya que hemos hablado de ello, The Witcher III cabe 3 veces dentro. El secreto residirá en la ausencia de NPC y subtramas, pero en una consola como Wii U y con semejantes gráficos hay que reconocer que desde el punto de vista técnico es sorprendente.

Los enemigos se comportan todos igual durante los combates. Vamos, como en prácticamente todos los JRPG. Los japoneses parecen encallados en ello, y me pregunto por qué, teniendo en cuenta los avances que se han hecho en ese sentido en Occidente.

Todavía falta mucho por conocer de Xenoblade Chronicles X, así que ese análisis llegará cuando lo haya exprimido lo suficiente. Desde luego, en originalidad y músculo técnico sí que es de lo más interesante del año.

Ya me contarás tus impresiones del resto de los Xeno. Un saludo y gracias de nuevo.

Choco Viria dijo...

La verdad es que sí, se ve que están haciendo de las suyas para ofrecer un producto digno, algo que casi parece escasear hoy en día entre las desarrolladoras de JRPG.

A lo que iba, sobre todo, es a mi preferencia por la profundización por sobre la extensión, tan habitual hoy en día en los lanzamientos triple A, y que encuentro dañino, porque salvo que se haga extremadamente bien, hace de los apartados individuales, supongamos que son buenos de por sí, caóticos en un sentido holístico. Algo obsesionado con darte muchas cosas no tiene tiempo de precisar y elaborar al límite cada uno de sus aspectos, sobre todo si se trata de un género que suele desaprovechar tanto sus elementos, como lo es el JRPG (donde narración y música van a lo suyo, y jugabalemente tu labor llega a ser trivial).

En fin, lamento estarme enredando en estas cosas. Será si mejor si escribo un artículo al respecto. Solo espero que en caso de Xenoblade X sea para mejor.

Y sí, es cierto que en el caso de Daggerfall tiene esa ventaja (¿o restricción?), pero últimamente me está costando concebir longitud (o para tal caso, la obsesión por los números) como algo positiva.

Y aún con todo, es como dices: mínimo como logro técnico, se merece muchísimos aplausos. Aunque claro, también he leído que parte de la gran calidad visual se debe a trucos gráficos y desempeño que se camuflan al ojo poco experimentado, sobre todo en el uso de sombras que solapan las texturas. Que tampoco estoy diciendo que esto sea despreciable, al contrario, es una demostración de ingenio, y de eso necesitamos mucho en esta industria.

Una verdadera lástima lo del comportamiento de los enemigos, pero oye, si ya hemos dado suficientes pasos para alterarlos fuera de estos, quizá el siguiente paso sea meternos allí y variar sus cualidades. Lo veo venir, y no me extrañaría que volvieran a ser los de Monolith los que lo consiguiesen.

Por cierto, te recomiendo buscar videos de The Witcher 3, de Geralt batallando con varios tipos distintos de monstruos, en especial el hipogrifo. Es increíble la cantidad de reacciones distintas que pueden llegar a tener cada uno de los enemigos, al fin y al cabo, han sido diseñados como entidades vivas. No es perfecto, claro, pero quiero ver más de esto en el futuro. Aunque, por supuesto, gran parte de esto es tradición de Dark Souls, pero llevada a un nuevo nivel.

Y bueno, mucha suerte con el juego, seguro acabas encontrado más cosas interesantes en el mismo.

Estamos en contacto, y ya te avisaré cuando comience con la franquicia. ¡Saludos!

PD: Por cierto, has publicado dos veces el mismo comentario. Aunque para cuando leas esto seguramente ya te habrás dado cuenta, así que...

Ferdom dijo...

Llevo 45 horas, pero solo voy por el Cap. 7. Eso creo que dice mucho de sus secundarias y su mundo, que a mi parecer ha mejorado muchísimo.
Lo de que no se explique casi nada me encanta, eso de tener que descubrirlo tu mismo todo. Es un juego de exploración, así que no te lo iban a dar masticadito. Además, esto hace algo que hacían los juegos antiguos, pero ahora no se hace. Hablas con tus amigos del juego, descubrimientos y demás.
El online me parece muy bueno. Es algo complicado de entender, pero ya lo descubrirás.
La personalización es casi perfecta. Una de las cosas que me encantan es que puedes tener equipado algo, pero que se vea otra cosa. Asi puedes ir a la moda a la vez de bien equipado.
Ya tengo dos Skells, y solo tengo una cosa que decir: Alucinante. No diré nada más.
Las batallas me parecen muy mejoradas. Es parecido al original, pero muy diferente. La banda sonora si que es muy anime. A veces parece que estés metido en uno, y la verdad es que me gusta. No comparare ambas bandas sonoras, son demasiado diferentes.
En el juego me llamo Tenshi, estoy ahora al 32, asi que ahora mismo no creo que quieras hacer unas misiones online conmigo xD. A ver si nos nivelamos y jugamos alguna vez. Puedes encontrar a los avatares de otros jugadores en el mundo, y yo he encontrado el tuyo ( ͡° ͜ʖ ͡°).
Hay muchas cosas por decir, pero creo que ya me he extendido mucho xD. Este juego me parece casi perfecto. Yo le pondria lo que ya he jugado un 9,5 o un 10.

Por cierto, los mapas de la saga Just Cause son más grandes y no se generan aleatoriamente. Pero no son tan buenos como este. No me gustan. El 3 todavía no lo he probado, pero los noto vacíos, sin nada que explorar.

Ramonium dijo...

Azure: Buscaré lo que comentas de The Witcher III. Pinta interesante. Por ahora el juego me está gustando mucho, pero cae en errores importantes que supongo que ya desarrollaré en mi análisis. Sin embargo, es tan inmenso que con once horas de juego tengo la misma sensación que la que siento cuando llevo dos horas xD

Ferdom: El mundo ha mejorado muchísimo, desde luego. Mira es impresionante; dicho mundo es de lo mejor que he visto en videojuego alguno. Porque Xenoblade Chronicles X tendrá sus errores, pero posee una enorme aura a next-gen, a pesar de ser de Wii U.

Es una bestia gráfica y está trabajadísimo, desde luego. Y a pesar de ese estilo de nueva generación, no lleva de la mano al jugador, sino que lo deja suelto, como ocurre en los videojuegos más hardcore. Aunque en X no lo veo del todo positivo, aunque el juego me encante.

¿Has encontrado mi avatar, en serio? ¿De casualidad o buscándolo? xD Todavía estoy a muy bajo nivel, como habrás podido ver.

Bueno, recordemos que Mira tiene mapas muy grandes... y vivos. Es todo muy coherente. Por curiosidad, ¿qué tamaño tiene el mapeado de Just Cause?

Gracias por pasarte por aquí, Ferdom.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger