miércoles, 3 de diciembre de 2014

Análisis de Fire Emblem: Awakening — Dos Falchion y un solo destino

Muchos usuarios dicen que el último Fire Emblem, lanzado para Nintendo 3DS, es el mejor de toda la saga. Yo no he podido jugarla completa, pero debo decir que me parece el de mayor calidad de todos los que he disfrutado, y con diferencia.

Jugablemente es el más pulido, los personajes tienen un carisma desbordante y es bastante sobresaliente en lo que a música y gráficos se refiere.

Ahora mismo, me parece el mejor título que puede encontrarse actualmente en Nintendo 3DS. Siempre lo recomiendo, y no solo por lo bueno que es, sino porque asegura decenas de horas de diversión.

He publicado el análisis de justamente este juego porque últimamente he estado preparando con mi novia una especie de fanfiction emulando los apoyos de Fire Emblem utilizando los personajes de Super Smash Bros. Todavía estamos realizándolo y solamente tenemos hechas las conversaciones del Avatar de Awakening y Shulk, pero planeamos ir haciendo muchas más. Iremos escribiéndolas poco a poco. Cuando esté publicado el primer apoyo, os avisaré en una entrada.

En fin, os dejo la review aquí. Espero que os agrade. No os olvidéis de comentar si tenéis algo que decirme:



Fire Emblem: Awakening

"Dos Falchion y un solo destino"
Plataforma: Nintendo 3DS.
Idioma: Español.
Género: RPG estratégico.
Multijugador: Sí.
Online: Sí.
Precio: 45,95 euros.
Desarrolladora: Intelligent Systems.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 19 de abril de 2012.

Estados Unidos: 4 de febrero de 2013.

Europa: 19 de abril de 2013.


Un día, en un campo de Ylisse, el príncipe Chrom y los Custodios se encuentran a una persona inconsciente en el suelo. Tras despertarse, ese individuo se da cuenta de que ha perdido la memoria. Sin embargo, gracias a la increíble valentía, fuerza e inteligencia mostrada tras el ataque de unos bandidos a un pueblo vecino, Chrom lo recluta para que se convierta en el Estratega de los Custodios. Este personaje es el avatar del jugador, que podrá configurar a su gusto.



Tras luchar contra esos bandidos, el grupo acampa en un bosque. En plena noche, Chrom ve aparecer un vórtice en el cielo, del cual salen unos monstruos que les acaban atacando... Y un misterioso espadachín enmascarado que se hace llamar Marth, como el rey legendario que salvó el mundo hace siglos. Ese guerrero ayuda a Chrom y a los Custodios a derrotar a los monstruos gracias a su inigualable habilidad con la espada.

Lo único que dice ese misterioso luchador antes de irse es que la aparición de esos monstruos es un adelanto de una calamidad que se cierne sobre el mundo. ¿Quién será ese tal Marth? ¿A qué desgracia se referirá?



Fire Emblem: Awakening es uno de los títulos más destacados de Nintendo 3DS. Dado que iba a ser el último juego de la saga si no vendía las unidades suficientes, Intelligent Systems se esforzó todo lo que pudo para hacer el mejor título posible. Al final, Awakening ha superado todas las expectativas de ventas, convirtiéndose en el título de la serie que más unidades ha vendido en todo el mundo. La crítica también ha acogido muy bien a esta obra, otorgándole la nota más alta que ha recibido ningún otro juego de la saga: Fire Emblem: Awakening posee nada más y nada menos que 92 puntos en Metacritic.



Gráficos: 88

Es bastante fácil catalogar a Awakening en este ámbito: estamos ante uno de los pocos títulos de la saga con un buen nivel en el apartado gráfico. Los personajes poseen movimientos bastante realistas dentro de lo que es el mundo de fantasía de Fire Emblem y las secuencias de batalla son realmente espectaculares: rara vez nos las saltaremos y tenderemos a activar la función 3D cuando se acerque un combate, sobre todo si es contra un jefe.

Los mapas siguen siendo como de costumbre: relativamente simples por la necesidad de que sean claros y cómodos para el jugador y para que se distinga la cuadrícula con nitidez. A pesar de ello, están más trabajados que en otros juegos de la saga: vemos pájaros volando por el campo de batalla, las hojas de los árboles siendo agitadas por el viento, edificios en llamas, el agua de los ríos fluyendo de manera realista... Al poder activar la función 3D, todos esos elementos pueden adquirir volumen y le otorgan a los mapeados un aspecto que intenta ser realista sin abandonar el estilo anime del título. Y la verdad es que ese efecto está bastante logrado.



Durante las batallas, Awakening busca la espectacularidad. Las magias y golpes provocan efectos de colores y luz en pantalla, solo para nuestro disfrute visual (sobre todo si activamos la función 3D). De hecho, el juego nos permite hacer muchas cosas con la cámara. Aparte del magnífico enfoque automático, podemos poner la cámara en primera persona (sí, podremos ver cómo nuestro personaje mata a un enemigo desde su punto de vista) y con el estilo clásico visto en otros Fire Emblem. Por si todo esto fuera poco, podemos acelerar, ralentizar el combate y mover la cámara a placer.

A pesar de que el 3D aumenta la espectacularidad de los combates, la verdad es que Awakening no lo aprovecha tan bien como otros juegos de la consola. La sensación de profundidad no está tan lograda como podría y es más fácil perderla que en otros títulos. El efecto 3D solo es realmente increíble en las trabajadísimas cinemáticas... y sí: Fire Emblem: Awakening posee las escenas más impresionantes vistas en ningún otro juego de la saga. Estos logradísimos vídeos aparecerán en algunos momentos para contar la historia de forma espectacular.



Intelligent Systems ha decidido utilizar un fantástico cel-shading que le da al juego un estilo anime que le queda genial. No es exagerado afirmar que son algunas de las escenas más bonitas y trabajadas que se han visto en el conjunto de los videojuegos que utilizan esta técnica. Sin embargo, se habría agradecido que se hubiesen incluido más. Se entiende que eso era muy complicado por razones de espacio, pero habría estado muy bien. Durante las escenas que no son cinemáticas, el título utiliza cuadros de diálogo clásicos y el motor del juego.

Las imágenes de los personajes utilizadas durante los diálogos utilizan un estilo anime, como ya es tradición en la saga. Están muy bien dibujadas y son inmejorables. De hecho, ahora hasta los enemigos genéricos tienen rostro, aunque sean neutros, que se repiten o están ocultos total o parcialmente.



¿Qué fallos se le pueden achacar a los gráficos del juego? Para empezar, por un motivo desconocido, los personajes no tienen pies durante los combates y las escenas hechas con el motor del juego. Tal cual. La verdad es que es algo inquietante, aunque sea por cuestiones del estilo gráfico del título. Del mismo modo, los rostros de los luchadores que se ven durante los combates han sido hechos con el motor del juego y son... genéricos. El aspecto general está muy trabajado y se ha respetado la indumentaria y el estilo de cada personaje, pero algunas caras siguen pareciéndose mucho las unas de los otras. Hay que fijarse para apreciarlo, pero es un detalle que hay que tener en cuenta.

Sin embargo, obviando esos detalles, Fire Emblem: Awakening posee un apartado gráfico bastante competente y que no decepciona.


Sonido: 94

La música de Fire Emblem: Awakening es realmente buena: las piezas tienden a buscar la epicidad e intentan motivar al jugador. Y la verdad: suelen conseguirlo. A diferencia de otros títulos de la saga, Awakening utiliza cambios de instrumentos y de percusión en las melodías que suenan durante los capítulos, y estos cambios se activan cuando se inicia un combate. ¿Cómo funciona? Es muy simple: si un personaje nuestro se acerca a un enemigo y comienza un enfrentamiento, al aparecer la escena de combate, la canción empezará a mutar. Comenzarán, por ejemplo, a oírse coros, tambores o sonidos de fondo con el volumen aumentado. Eso le da bastante espectacularidad a los combates, sin duda.

En este título tenemos más variedad de composiciones que en otros juegos de la saga. Sin embargo, algunos temas se repiten más de lo que deberían: es innegable que se podrían haber realizado algunas canciones más. A pesar de ello, ese punto negativo queda algo atenuado gracias a la variedad de melodías que hay en Awakening: tenemos canciones con coros, otras a piano, otras que mezclan varios instrumentos muy diferentes entre sí...

Los efectos de sonido cumplen muy bien. Son variados y realistas hasta cierto punto. Sin embargo, uno de los mejores apartados del tema sonoro que se puede escuchar en este Fire Emblem está compuesto por las fantásticas voces del juego. Los actores de doblaje han hecho un trabajo realmente profesional, y, a pesar de hablar en inglés, enseguida nos enamoraremos de las voces de los personajes. Durante las cinemáticas, estos hablan en perfecto inglés, y en las escenas con bloques de texto solo sueltan algunas palabras o frases. Habría estado bien que se hubieran doblado todas las conversaciones del juego, pero hay que tener en cuenta que eso habría sido un esfuerzo titánico, sobre todo si tenemos en cuenta la gran cantidad de conversaciones de apoyo que hay. Los gritos y frases en batalla también están a la orden del día: como son voces reales, le dan un aire más realista al juego.

Pongo aquí algunas de las fantásticas canciones del título, compuestas por Hiroki MorishitaRei Kondoh:






Jugabilidad: 94

Esta obra puede presumir de coger la fórmula que ha hecho famosa a la saga Fire Emblem y perfeccionarla. Tenemos lo de siempre, pero mejorado y con interesantes novedades jugables. Como en todos los juegos de la serie, las batallas se desarrollan sobre un "tablero". Durante nuestro turno, hemos de mover a nuestras unidades, y después, la máquina hará lo propio con las suyas. Cuando dos unidades/personajes se encuentran, pueden enfrentarse. Así, derrotando enemigos, nuestros personajes podrán subir niveles y mejorar sus estadísticas, al más puro estilo RPG.

La mejor arma que tenemos es siempre nuestro cerebro. En esta saga, es bastante habitual que los enemigos nos superen en número, por lo que tenemos que planificar bien cómo queremos acabar con ellos, siempre yendo con cuidado de que no nos maten a nuestros personajes, ya que, como es tradición en la saga, cuando una unidad cae en combate, nunca puede volver a luchar de nuevo... O quizá sí. ¿Cómo que "quizá sí"? Por suerte para los novatos (y para las personas sin paciencia), en Fire Emblem: Awakening se ha incluido, al igual que en su predecesor (que nunca salió de Japón) un modo "Novato" en el que las unidades regresan en el siguiente capítulo tras haber sido derrotadas en batalla.



De este modo, cuando comenzamos nuestra primera partida, tenemos la posibilidad de elegir el nivel de dificultad (Normal, Difícil o Extremo) y si queremos jugar en modo Novato o Clásico. La modalidad Difícil tiene la dificultad clásica de los Fire Emblem (es difícil, sí), el Normal es apto para todo el mundo y el Extremo está pensado para las personas que ya se han terminado el juego.

Tras eso, podremos crear a nuestro avatar. Tenemos la posibilidad de ponerle nombre, definirle un sexo, editarlo a nuestro gusto dentro de las posibilidades del juego y definir sus puntos débiles y fuertes en combate. Tiene bastante relevancia dentro de la historia, y, a pesar de tener una personalidad clara, esta es algo neutra para que podamos identificarnos un poco con ella.

Como en muchos otros títulos de la saga, tenemos apoyos, la opción de preparar los capítulos antes de empezarlos, comprar y vender objetos y armas, promocionar a nuestros personajes... Hasta aquí, todo parece igual que siempre. Sin embargo, hay una novedad muy interesante en lo jugable y que hace diferente a Awakening. Se trata de la opción de "Agrupar Personajes" durante los capítulos. ¿Cómo funciona? Básicamente, si pegamos a dos personajes, tendremos la posibilidad de arguparlos para que luchen emparejados. La unidad que se encuentre en segundo plano podrá potenciar a la que está luchando, y subirá sus estadísticas temporalmente. Durante las batallas, aumentará la posibilidad de golpeo y de crítico de su compañero, y podrá intervenir atacando al enemigo o bloqueando sus ataques para proteger a la otra unidad. Esta opción es clave en este nuevo Fire Emblem y abre un montón de posibilidades estratégicas nuevas y exclusivas. De hecho, es imposible terminar el juego en dificultades altas sin emplear esta opción... y es realmente conveniente, porque es la mejor forma de aumentar los apoyos entre personajes.



El sistema de apoyos se ha facilitado mucho en este nuevo juego, y ya no hay límite de conversaciones por partida. Agrupando a personajes, mejoraremos la relación entre ellos, y podremos desbloquear divertidas charlas y hacer que luchen mejor juntos. Si dos unidades llegan al rango de apoyo S (hay cuatro rangos de apoyo: C, B y A, y el S si son personajes de distinto sexo), podrán casarse. Y si eso ocurre, no solo se querrán mucho y lucharán mejor juntos: también podremos reclutar a sus hijos en capítulos opcionales. Y claro, tendremos que pensar bien a quiénes juntar y de qué forma, porque los vástagos heredarán las características de sus padres, todo siguiendo un planteamiento lamarckiano. ¿Qué se quiere decir con esto? Básicamente, que cuanto más entrenemos a los progenitores, mejores serán los hijos.

Por lo demás, tenemos una historia enganchante, un mapa como el de Sacred Stones, la posibilidad de rejugar capítulos derrotando a monstruos... y los DLC. Algunos de ellos son gratuitos, y los otros son de pago. Los que no tienen coste nos permiten reclutar a personajes de otros juegos de la saga ganándoles en un combate o pagándoles con dinero del juego (sí, podemos tener a Eirika, Lyn, Ike, Alm o Marth en nuestro equipo) y nos ofrecen seis capítulos opcionales que podremos jugar una vez terminado el juego, en los que podremos conseguir a personajes exclusivos.



Los DLC de pago son muy interesantes y algunos explican cosas extra de la historia, pero claro: no son gratis. Se habría agradecido que ya hubiesen venido incluidos en el juego como extra o que fueran DLC sin coste, pero esto es lo que hay.

El modo multijugador se ha empeorado considerablemente desde los dos juegos de Nintendo DS. Se ha eliminado la posibilidad de que nos enfrentemos directamente a otros usuarios, y solo podemos jugar en un modo cooperativo local algo soso (sigue siendo imposible de entender que no se pueda jugar online). Por lo menos, podremos mandar a diez de nuestros personajes vía StreetPass y que otras personas puedan desafiar a nuestro equipo (controlado por la máquina, eso sí). Al menos, si ganamos al avatar de un amigo, podremos reclutarlo para utilizarlo en nuestro juego. Sin duda, eso ha sido una buena idea, ya que podremos coleccionar bastantes avatares diferentes.

Si este apartado no tiene una nota desorbitada es por los DLC y el fallo del multijugador. Son las únicas cosas que se le pueden achacar a este título en lo que se refiere al cuidadísimo espectro jugable.


Duración: 97

Fire Emblem: Awakening posee 26 capítulos obligatorios y 23 opcionales o "Desvíos", de los cuales los cinco últimos son DLC gratuitos. Eso hace un total de 49 fases. Sin duda, es una cifra realmente respetable.

Además, hay 25 capítulos DLC extra que son de pago. El primero de ellos estuvo disponible de forma gratuita por tiempo limitado.

Terminar la historia de Awakening nos llevará un tiempo más o menos largo, que dependerá de la dificultad en la que estemos jugando. Más o menos, el juego se suele terminar en una media de 20 horas si no hacemos ningún Desvío. Si los terminamos todos, la duración del juego puede llegar a superar las 50 horas, sobre todo si tenemos en cuenta la posibilidad de luchar contra los equipos de personajes de otros juegos en mapas de capítulos ya superados.

Fire Emblem: Awakening puede presumir de ser el título de la saga con más contenido post-juego. Los DLC de pago alargan de forma realmente considerable la duración del título, a pesar de que nos saldrá caro disfrutar al máximo de todo lo que nos ofrece esta obra.



Con la posibilidad de criar hijos, de sacar conversaciones de apoyo con todos los personajes disponibles y la de promocionar indefinidamente a las unidades, será complicado que nos quedemos sin alicientes para jugar. Sí: podremos reiniciar el nivel de nuestras unidades a partir del nivel 10 con un objeto especial, teniendo la posibilidad de cambiarles de clase en el proceso. De este modo, podremos seguir entrenando a nuestros personajes durante muchísimo tiempo, ya que el tope de estadísticas es mucho más elevado en Awakening que en otros Fire Emblem.

Además de todo esto, hay otro modo de dificultad superior extra que se desbloquea al terminar el modo Extremo. Es el típico "modo casi masoquista" que se ha ido incluyendo recientemente en los títulos de la saga.

Como se puede ver, exprimir al máximo esta obra puede significar una auténtica barbaridad de horas de juego. Superar el centenar es perfectamente posible.


Innovación: 78

Es innegable que Fire Emblem: Awakening es un título algo conservador, pero que innova justo donde se necesitaba, y con mucha cabeza, ya que se han perfeccionado muchísimas cosas. Sin embargo, quizá se habría agradecido algo más arriesgado en lo que al desarrollo del juego se refiere.

Se ha hecho una explotación muy buena del "Avatar" que se introdujo en la entrega anterior de la saga y no se aprovechó tan bien como en Awakening.

La opción jugable nueva más importante es la de "Agrupar", que ofrece muchísimas posibilidades y estrategias nuevas. Este título le da un enfoque más práctico y sencillo a las conversaciones de apoyo (ahora, conseguirlas es mucho más rápido, fácil y cómodo) y se nota que los desarrolladores han buscado la comodidad en todo momento. Las ideas de los matrimonios y los hijos utlizadas en otros Fire Emblem se han perfeccionado y se han sabido explotar de forma muy satisfactoria.

Básicamente, se busca la practicidad, y otorgar libertad al jugador: es el Fire Emblem que menos restricciones pone, de hecho. Conseguir objetos raros y dinero es bastante más fácil que en otros juegos, se han añadido cosas como las promociones ilimitadas, la posibilidad de invocar a monstruos para luchar contra ellos en cualquier momento y lugar, la opción de poder movernos por el mapa del mundo con libertad...

Lo más innovador, sin duda, es el uso del SpotPass, que permite obtener muchos contenidos online que alargan la vida del juego. Además, a pesar de que es complicado saber si es algo bueno o malo, Fire Emblem: Awakening ha tenido el honor de ser el primer título de Nintendo que posee DLC de pago.

Además de todo esto, en Awakening se han reutilizado elementos muy aclamados por los fans de otros Fire Emblem, como las habilidades especiales en combate o el mapa del mundo.


Historia: 82

La historia de Fire Emblem: Awakening cumple, y con creces. Es muy interesante y enganchante, sobre todo durante el principio del juego. Sin embargo, el ritmo se detiene a partir de cierto punto, y, además, un gran misterio se desvela quizá demasiado pronto, y el interés del jugador por el argumento disminuye ligeramente en esos momentos. A pesar de eso, no llega a caer, aunque se enfríe un poco.

La historia tiene muchos giros argumentales, cosa que, en cierto modo, se aprecia bastante. ¿Por qué "en cierto modo"? Más que nada, porque algunos de ellos son muy buenos... mientras que otros están algo forzados. Fire Emblem: Awakening tiene dos trampas argumentales muy grandes que nos dejarán con cara de tontos y con la sensación de que se han reído de nosotros, cosa que le baja la nota final. Si no fuera por esos dos fallos tan graves, estaríamos ante una historia más que increíble y con una nota que podría llegar a acercarse al 100.



Algunos usuarios han criticado que en este título hay muchísimos personajes excéntricos. De hecho, gran parte de nuestras unidades tienen personalidades algo peculiares. Sin embargo, eso tiene sus ventajas: las conversaciones de apoyo son realmente interesantes y divertidas. De hecho, no se puede decir que haya algunas aburridas, a pesar de haber una gran cantidad de ellas. Awakening puede presumir de tener muchas de las mejores conversaciones de la saga... y algunas de las unidades más personalidad y carisma.

Se ha explotado muy bien la interacción del jugador en la historia: sus acciones determinan algunos diálogos y situaciones importantes, sobre todo si tenemos en cuenta las que están relacionadas con los matrimonios, que tienen un peso muy grande en el hilo argumental de este título.

Los DLC gratuitos presentan situaciones forzadas y hasta absurdas. Sin embargo, uno entiende que no son del todo canónicos, así que en un principio no hay motivos para criticarlos, ya que solo pretenden alargar un poco más las horas de juego.

Básicamente, a pesar de tener una historia fantástica, esta tiene unos pocos fallos relativamente graves. Y eso provoca que el conjunto total se resienta.



Puntuación final: 92

Fire Emblem: Awakening es quizá el mejor juego que puede encontrarse ahora mismo en Nintendo 3DS y un imprescindible para todo poseedor de la máquina. Este título es un regalo para todos los fans de la saga: es un juego cuidado, trabajado y que pretende y logra destacar dentro de su serie. A pesar de tener algunos fallos, estamos ante una obra que no decepciona y que divierte como pocas: perfecciona la fórmula de la saga, es increíblemente largo, tiene una gran banda sonora, un doblaje fantástico y un apartado gráfico realmente bonito.

Esta obra está pensada para todo tipo de jugadores, sean veteranos o novatos. Sin embargo, está recomendada a todo poseedor de una Nintendo 3DS que sea fan de los títulos de estrategia y las buenas historias. Este juego aportará muchas horas de diversión a los jugadores de ese perfil.

5 comentarios:

Emo-Link dijo...

Los ultimos Fire Emblem que jugue fueron: Fire Emblem: Path of Radiance de GameCube y Fire Emblem: Shadow Dragon de DS. Al de WII y a este todavía no pude echarles el guante.

Todo lo que oí hablar y pude ver de este juego, me pareció maravilloso, es una lastima que aun no pude jugarlo :( .

Y ahora con todo lo que leí de tu excelente análisis, se me subió el hype nuevamente, me parecen muy interesantes las innovaciones que presenta respecto a las entregas anteriores.

La banda sonora estilo medieval de la que siempre hizo gala esta saga, es sobresaliente, épica y una de mis favoritas.

Gráficamente el juego luce hermoso, y me encantaría poder ver esas cinemáticas en la propia 3DS, con el 3D activado al máximo. El año que viene seguro que me doy el gusto jugandolo en la New 3DS.

Post data:

"he estado preparando con mi novia una especie de fanfiction emulando los apoyos de Fire Emblem utilizando los personajes de Super Smash Bros. Todavía estamos realizándolo y solamente tenemos hechas las conversaciones del Avatar de Awakening y Shulk"

Realmente quiero ver eso, estaré al tanto XD.

Un abrazo amigo, nos leemos en 3Djuegos.

Danieletex dijo...

Lo quiero. Simplemente lo quiero.

Ramonium dijo...

@Emo-link: ¿Jugaste a Path of Radiance? Menuda suerte. Yo ando detrás de él desde hace mucho tiempo. Pero claro, es muy complicado de encontrar.

Cuando el fic esté publicado, lo avisaré por aquí xD

Gracias por leer y comentar.


@Danieletex: El juego tuvo mucho éxito (es el único de la saga que lo ha tenido xD), así que... Solo has de tener paciencia, que lo podrás jugar.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu excelente review sobre FE, me ha encantado tu opinión y como estructuraste la reseña del juego; además me has puesto a pensar si vale la pena pillarme los fire emblem awakening dlc que no son del todo economicos, pero si se justifican con una buena duración e historia como mencionas...valdrá la pena

Ramonium dijo...

Gracias a ti por leer y comentar, usuario anónimo. Me alegro de que te haya gustado el análisis.

Lo cierto es que yo todavía no he jugado los DLC, pero sé que algunos valen la pena. Gracias de nuevo por tu tiempo.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger