domingo, 14 de diciembre de 2014

Análisis de The Revenge of Shinobi — Una voluntad férrea, valor y kunais pueden arrasar con todo

Esta vez os traigo el análisis de un clásico de Sega: The Revenge of Shinobi. Fue uno de mis primeros juegos de MegaDrive, por lo que forma parte de mi infancia junto con títulos como Sonic The Hedgehog o Streets of Rage. Esta review fue escrita hace un tiempo, por lo que he tenido que corregir algunas cosillas. Sin embargo, creo que es aceptable.

Sigue siendo uno de los juegos más divertidos de plataformas que os podéis encontrar, así que todavía hoy muy recomendable. Es fácil de localizar a buen precio en cualquier tienda de segunda mano o por Internet, así que os aconsejo que lo juguéis si no lo habéis hecho ya.

Os dejo la review aquí. Si tenéis algo que decir, ya sabéis.



The Revenge of Shinobi

"Una voluntad férrea, valor y kunais pueden arrasar con todo"



Plataforma: Sega MegaDrive.
Idioma: Inglés.
Género: Acción y Plataformas.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 12.990 pesetas de salida (78 euros), 8 euros (Consola Virtual, PlayStation Network, Xbox Live Arcade), alrededor de 10 euros de segunda mano.
Desarrolladora: Sega Team Shinobi (AM7).
Distribuidora: Sega.
Fecha de salida:

Japón: 2 de diciembre de 1989, 10 de marzo de 2009 (Consola Virtual), 23 de mayo de 2012 (Playstation Network y Xbox Live Arcade).

Estados Unidos: 2 de diciembre de 1989, 17 de agosto de 2009 (Consola Virtual), 22 de mayo de 2012 (Playstation Network y Xbox Live Arcade).

Europa: Febrero de 1990, 7 de agosto de 2009 (Consola Virtual), 23 de mayo de 2012 (Playstation Network y Xbox Live Arcade).

Ya han pasado tres años desde que Joe Musashi logró destruir la organización criminal Zeed. Ahora, de los restos de ese sindicato del mal ha surgido uno nuevo y mucho más peligroso: Neo Zeed.



Dicha mafia ha decidido vengarse de Joe Musashi, y para lograrlo ha secuestrado a su prometida, Naoko, y ha asesinado a todos sus amigos ninjas.

Joe Musashi sabe que debe acabar con Neo Zeed a toda costa, aunque tenga que arriesgar su propia vida para lograrlo. Él es la única esperanza para salvar al mundo de esta terrible organización criminal, por lo que decide lanzarse a la batalla para destruirla y poder salvar a Naoko, que está presa en la base central de Neo Zeed.



The Revenge of Shinobi es todo un clásico de los 16 bits y uno de los primeros juegos de Mega Drive. Destacó por seguir vendiendo durante casi toda la vida de la plataforma, y obtuvo una gran aceptación por parte del público. El juego, además, es famoso por violar los derechos de autor de varias marcas de renombre.



Gráficos: 80

Salta a la vista que The Revenge of Shinobi fue uno de los primeros juegos de Sega MegaDrive. A pesar de que los gráficos no eran malos para el momento en el que salió, muchísimos juegos le superaron posteriormente.

Bastantes enemigos se repiten más de lo que deberían, algunos jefes finales son rivales normales con recolores y los sprites podrían estar más detallados. A su favor hay que decir que el juego es capaz de mostrarnos un montón de elementos en pantalla al mismo tiempo y que los escenarios tienen muy buen aspecto.



Las fases poseen una apariencia muy variada y son plenamente reconocibles: viajaremos por varias partes del mundo y las zonas serán fácilmente localizables por el jugador.

Los ataques especiales se ven realmente bien. Podrían haber sido más vistosos, pero siguen siendo capaces de hacer que nos sorprendamos. Lo mismo ocurre con la intro del juego, que hará que enseguida nos entren ganas de jugar por lo bien hecha que está.



Se nota que Sega estaba comenzando con los 16 bits, pero para la época el trabajo hecho con The Revenge of Shinobi cumplía bien, sobre todo si lo comparamos con otros juegos de 1990.


Sonido: 95

The Revenge of Shinobi es en parte famoso por ser uno de los primeros trabajos de Yuzo Koshiro dentro del mundo de los videojuegos. Se dice de este compositor que es uno de los más grandes de la era 16 bits, y no es para menos: todos sus encargos para esa generación gozan de gran calidad, y este título no es una excepción.

Las melodías son variadas y las tendremos en la cabeza durante cada partida. Todas presentan un "estilo Shinobi" marcado, pero son muy diferentes entre ellas. No era habitual escuchar composiciones de tanta calidad en esa época, así que muchos jugadores se sorprendieron de forma grata al introducir este cartucho en su consola.

Los efectos de sonido son de lo mejor que podía escucharse por aquel entonces. Explosiones, espadazos, golpes... Todos tienen un estilo muy realista para Sega Mega Drive, llegando hasta el punto de que muchos de esos efectos se reciclaron para otros juegos posteriores, como Streets of Rage. Se habría agradecido que el juego hubiese incluido alguna voz digitalizada, pero teniendo en cuenta que fue de los primeros títulos de la consola, habría sido extraño escuchar algún sonido así en ella.

Pongo aquí algunas de las fantásticas canciones de la banda sonora, compuesta por el afamado Yuzo Koshiro. Ninguna de ellas tiene desperdicio y todas merecen ser escuchadas, porque las composiciones son realmente buenas:






Jugabilidad: 93

En el género de las plataformas de acción, es probablemente de lo mejor que podemos encontrarnos en la consola. No solo es divertido y variado, sino que Joe Musashi posee muchos movimientos diferentes que hacen que la jugabilidad sea bastante dinámica.

Utilizamos los tres botones del mando de MegaDrive: el de salto, el de ataque básico y el de ataque especial. Con el botón de ataque básico lanzamos nuestros kunais o usamos nuestra espada en caso de tenerla. Si lo usamos en mitad de un doble salto, soltamos una tormenta de kunais sobre nuestros enemigos. Parece simple, y aunque realmente lo sea, dentro de lo que el controlador y la consola nos podía ofrecer está muy bien. Podremos adaptarnos cómodamente a pesar de tener varias posibilidades de movimiento.



Hay varios tipos de ataques especiales de usos limitados: uno nos hace invulnerable, otro barre a todos los enemigos de la pantalla, otro aumenta considerablemente nuestra capacidad de salto y el último hace mucho daño a costa de perder una vida del contador. A pesar de parecer muy buenos, ninguno de ellos está por encima de lo que debería ofrecer el título, e incluso puede decirse que en algunas ocasiones tendremos que usarlos para superar los niveles, y no solo por necesidad imperiosa (como ocurre con el que potencia el salto), sino porque el juego no es fácil, precisamente.

Tenemos una barra de vida que deberemos vigilar atentamente. Para superar la aventura tendremos que terminar varios niveles derrotando enemigos y superando elementos plataformeros. Las batallas contra jefes finales están realmente bien y no solo necesitaremos nuestra habilidad para salir con éxito de ellas: más de un jefe requerirá una estrategia en concreto para ser derrotado, e ir a lo loco solo provocará que nuestra barra de vida se vacíe a gran velocidad.



Es un título algo complicado, pero no es tan difícil como los títulos de la época NES. Puede decirse que está a medio camino entre esos juegos y los habituales de la época de los 16 bits... básicamente, tal y como está situado cronológicamente hablando.

Como curiosidad y atractivo importante: este título viola los derechos de autor para que Joe Musashi pueda luchar contra enemigos de altura. Terminator, Batman, Spiderman o incluso Godzilla están como jefes finales. Si tenemos la posibilidad de jugar con la versión original de MegaDrive en lugar de con una reedición para las consolas actuales, nos encontraremos con esos "cameos" (en las versiones siguientes se eliminaron por motivos obvios).


Duración: 83

Hay ocho largos niveles que tendremos que superar para poder ver el final del juego. A primera vista pueden parecer pocos, pero todos tienen diversos tramos y a causa de la dificultad del título será complicado que nos los pasemos al primer intento. De hecho, antes de terminárnoslo por primera vez lo normal será que tengamos que ver varias veces la pantalla de Game Over. Sin morir ninguna vez, el juego se termina en poco más de una hora.



Al igual que muchos otros títulos de este género, la duración del cartucho se basa en su rejugabilidad. Tardaremos muchísimo tiempo en cansarnos de luchar contra ninjas malvados encarnando a Joe Musashi.

Disponemos de varios modos de dificultad para hacer más atractiva la rejugabilidad del título. Del mismo modo, podemos elegir la cantidad de kunais con la que queremos empezar cada partida para hacerla más o menos difícil, dependiendo de lo que deseemos.



Puntuación final: 89

Estamos ante uno de los títulos más divertidos de Mega Drive y un clásico de la era de los 16 bits. Ya solo por su impresionante banda sonora vale la pena jugarlo, aunque por suerte este no es su único aliciente: The Revenge of Shinobi es rejugable, retante y adictivo de principio a fin.

Su violación de los derechos de autor lo hace muy interesante como curiosidad de la época (sí, en los 90 los japoneses tenían un concepto algo extraño de la propiedad intelectual), por lo que es otro motivo importante para jugarlo.

Por su enorme calidad, es una obra fantástica si uno está buscando un buen título para Sega MegaDrive. Está recomendado a todos los asiduos de los juegos de plataformas y acción, sobre todo si estos son fans de los juegos retro: para todo retrogamer, este título es imprescindible.

2 comentarios:

Danieletex dijo...

No he jugado a este, pero sí al otro Shinobi de Mega Drive, a Shadow Dancer.
Era un buen juego, entretenido y de una dificultad bastante asequible, y si no recuerdo mal, tenía buena música.

Si es como aquel, entonces seguro que es un buen juego, de esos que divierten hasta el final sin minutos de margen.

Ramonium dijo...

Acabas de describir su estilo a la perfección.

Es muy divertido: si algún día tienes tiempo y te apetece jugar a algún juego de MegaDrive de acción directa... no lo dudes.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger