viernes, 20 de noviembre de 2015

Análisis de Metroid: Other M — La dramática historia de Samus Aran

Este análisis es del último Metroid que salió, un juego que, por desgracia, pasó sin pena ni gloria. No solo porque las ventas fueron muy reducidas, sino también porque la crítica y los usuarios le dieron una recepción bastante fría.

La mayoría de los fans de Metroid opinamos que no está a la altura de las cotas de calidad que caracterizan a la saga, probablemente una de las más cuidadas de Nintendo. Además del cambio jugable, se trajeron muchas cosas nuevas que fueron valoradas y criticadas por diferentes usuarios.

Es un juego polémico, y por sus malas ventas es también el último Metroid que ha salido tras la exitosa trayectoria de los Prime. Ya me diréis qué opináis de este título y este análisis:



Metroid: Other M

"La dramática historia de Samus Aran"



Plataforma: Wii.
Idioma: Español.
Género: Acción y aventura.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: Alrededor de 8 euros.
Desarrolladora: Team Ninja, D-Rockets.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 2 de septiembre de 2010.


Estados Unidos: 31 de agosto de 2010.


Europa: 3 de septiembre de 2010.


Tras destruir la base de los piratas espaciales que operaba en Zebes, acabar con Mother Brain y la extinción definitiva de los metroides, la cazarrecompensas Samus Aran ha sido recibida entre aplausos por parte de los altos mandos de la Federación Galáctica por haber acabado ella sola con una de las mayores amenazas del universo. Consiguió sobrevivir a la titánica batalla contra Mother Brain gracias a la última cría de metroide, que se sacrificó para salvar a Samus y le dio todas sus fuerzas con su último aliento.

A pesar de saber que los metroides no disponen de inteligencia, Samus está apenada por la cría que se sacrificó por ella. El pequeño metroide creía que la famosa cazarrecompensas era su madre.




Samus ha estado dándole vueltas al asunto desde la aventura de Zebes. No volverá a ver nunca al pequeño metroide. Pensando en eso, y mientras Samus está navegando por el Universo con su nave, recibe una señal de socorro procendente de un laboratorio de investigación espacial: la Nave Botella. La señal en clave es: "Bebé Llorando", signo que se ha vuelto popular en el Universo por ser tan urgente como el mensaje que emite un bebé que llora... Samus decide desviar su trayectoria y dirigirse hacia ahí. Una vez en la Nave Botella, se encuentra con el comandante Adam Malkovich (alto cargo militar de la Federación Galáctica y conocido suyo) y los miembros de su equipo. Están explorando el complejo tras un accidente y posibles irregularidades.

Así, Adam, para asegurar el éxito de la misión, le pide a Samus que colabore en ella, pero siempre siguiendo sus órdenes. Durante esta aventura, motivada por su reencuentro con Adam, Samus nos irá narrando gran parte de su pasado.



Metroid Other M ha recibido críticas de todo tipo, tanto por parte de fans como de medios especializados, y las personas pertenecientes a ambos bandos no parecen ponerse de acuerdo entre ellas. A pesar de que la media de Metacritic del juego es de 79 puntos, esa nota se aleja de la realidad: hay medios que le han dado puntuaciones cercanas al 90 y otros le han concedido notas cercanas al 60. Por otro lado, hay fans que han adorado el juego y otros lo detestan. La causa está en el cambio radical de jugabilidad, basado en una extraña adaptación de los Metroid clásicos a un juego en 3D (cosa que ha gustado a algunos y disgustado a otros), la evidente casualización del título y la muestra de una Samus que no es como muchos se imaginaban. Sin embargo, todos coinciden en que la historia de Other M da la talla y que vale la pena (al menos) visualizar las cinemáticas del juego.



Gráficos: 77

A pesar de que que la calidad es innegable, se aprecia un bajón considerable en relación al apartado gráfico de los Metroid Prime. Esos juegos nos mostraban mundos extremadamente detallados y que explotaban al 100% el potencial de la consola en la que se encontraban. Resulta algo chocante ver que Prime 1, lanzado para GameCube, tiene un apartado gráfico bastante mejor que el de Other M. Además, Prime 3, lanzado casi tres años antes para la misma consola, también supera (y de por mucho) a Other M en el apartado técnico.



A pesar de estas diferencias gráficas con Prime, el juego tiene un apartado técnico bastante aceptable para la consola, y las texturas, a pesar de no mostrarse tan detalladas, dan sensación de coherencia respecto a las versiones clásicas en 2D. Los combates son rápidos, frenéticos y Samus realiza movimientos realmente impresionantes en ellos. Quizá se compense un poco el bajón técnico de los relativamente lentos Prime con la velocidad de procesamiento del juego, que nos muestra velocidad y muchos enemigos en pantalla al mismo tiempo.



Las cinemáticas del juego, sin embargo, son impresionantes. Están en HD y perfectamente podrían pertenecer a una película de animación. Sin embargo, esta calidad tan grande tiene un inconveniente: cuando pasemos del juego a una cinemática o viceversa, nos daremos cuenta enseguida del cambio por el bajón enorme de calidad o su subida repentina.


Sonido: 55

La banda sonora de Metroid: Other M es quizá el mayor punto negativo del juego. Ninguna canción es realmente memorable, y la banda sonora se limita, únicamente, a ambientar. La música del juego nunca es capaz de calar en el jugador ni de causar ningún efecto en él más que el de acompañar a la jugabilidad o las escenas. La música nunca es importante en Other M, y el único tema épico e impresionante es "el de siempre", por lo que no es más que un reciclaje.



Resulta algo desconcertante ver una banda sonora olvidable en Other M, más que nada porque todos los títulos de la saga han tenido bandas sonoras de calidad apabullante. Un reciclaje de la OST de Super Metroid habría dado mejor resultado que esta pobre banda sonora. Quizá este bajón se haya dado por la ausencia de todos los compositores de Metroid en la realización de las canciones de Other M. En su lugar, el compositor ha sido el desconocido Kuniaki Haishima. Se echa de menos el "estilo Metroid" del ya veterano Kenji Yamamoto, que compuso la música de Super Metroid, Metroid Prime, Prime 2 y Prime 3, y estuvo colaborando en la de Fusion.

A favor del apartado sonoro se puede decir que los efectos de sonido son bastante decentes y que el doblaje (en inglés, eso sí) es de una calidad muy buena. A pesar de no haber oído a Samus hablar nunca de viva voz, no se hace extraño oírla en Other M. Se han escogido actores de doblaje bastante competentes, sin duda.

Pongo aquí algunas de las que son (a mi gusto) algunas de las mejores canciones de la banda sonora:






Jugabilidad: 63

Metroid: Other M intenta volver a los orígenes de la saga Metroid e intenta trasladar el estilo en 2D y tercera persona a las 3D... Y el resultado es un poco difícil de aceptar, siendo francos. A primera vista, el juego parece realmente impresionante y de estilo verdaderamente clásico, pero el control es excesivamente simple (manejaremos el mando de Wii en horizontal, moviéndonos con la cruceta y usando el 2 para saltar y el 1 para disparar, como si aún nos encontráramos en la época de la NES) y muchos movimientos son automáticos. Resulta desconcertante moverse en un escenario en 3D con una cruceta de peor calidad que la del mando de SNES. De hecho, Super Metroid es más complejo en cuanto a manejo que Other M.



Esas fintas increíbles que da Samus en las imágenes y los tráilers salen automáticamente mientras se camina (sí, automáticamente) si vamos a ser el blanco de un ataque. Tenemos que estar caminando para que la finta salga, y acercarnos a los enemigos para realizar esos disparos tan impresionantes que Samus les hace a la cara y esas patadas que les da en los ya mencionados tráilers e imágenes.

Samus apunta automáticamente hacia los enemigos, y bastará con aporrear el botón 1 para acabar rápido con los blancos más débiles (con los más fuertes tendremos que alejarnos de ellos, esperar a que ataquen y atacarles en el momento justo), por lo que el juego es demasiado simplón en su manejo. Sin embargo, hay que admitir que las batallas contra jefes son realmente impresionantes y trabajadas y deberemos seguir una estrategia para no sufrir decenas de golpes y acabar con ellos.

A pesar de desenvolverse el juego en tercera persona, podremos apuntar con el mando hacia la pantalla para poner la vista en plano subjetivo (en plan Prime). La única utilidad de esto es el escaneo de algunos elementos, la utilización de misiles y el rayo enganche. Sin duda, podría haber estado mejor aprovechado. Se echa de menos poder avanzar en plano subjetivo, pero en parte es normal que el juego no lo permita por desenvolverse en tercera persona. En algunos momentos el juego se pondrá en plan "exploración de detalles", y Samus bajará su arma y se verá obligada a ir caminando lentamente, cosa que frustra un poco pero le da un aire diferente a la jugabilidad.



El juego es extremadamente lineal, superando de por mucho la estela de Fusion. A pesar de ello, está más o menos bien tratado, y no sentimos angustia por encontrarnos en un pasillo jugable.

La curva de dificultad es reducida. No hay ningún enemigo realmente complicado y es muy complicado atascarse en un puzle porque el juego es aún más pasillístico que Fusion. Es, además, probablemente el juego más fácil de toda la saga con mucha diferencia y los puntos de guardado sobran, con todo lo que eso implica en una saga como Metroid.

Los movimientos de Super Metroid, sin embargo, están muy bien implementados y quedan naturales. Se ha hecho bien en ese aspecto de la adaptación al 3D.


Duración: 80

Other M dura unas 12 horas, o tal vez un poco más, dependiendo del jugador. De todas formas, debido a que el juego es totalmente lineal, el tiempo está casi calculado y probablemente durará eso a casi todas las personas que lo jueguen. Dado que hay casi dos horas de cinemáticas (vamos, como una película entera), el juego tiene unas diez horas jugables, aproximadamente.


Una vez que hayamos acabado el juego se fomenta la rejugabilidad gracias a la posibilidad de encontrar todas las expansiones de munición y una última misión extra que dura poco más de una hora (con un impresionante jefe opcional), pero por desgracia eso no aumenta de forma muy relevante la vida del título. Es bastante positiva la inclusión de un Modo Difícil (sobre todo porque el Modo Normal es bastante fácil), que se desbloqueará al acabar el juego, y requerirá más tiempo y esfuerzo por nuestra parte si queremos terminarnos la historia de nuevo en ese nivel de dificultad.

Lo mejor de tener Other M terminado en la estantería y que alarga su vida útil es la posibilidad de poner el Modo Película cuando nos apetezca (que también se desbloquea al terminar el juego). En ese modo, Team Ninja nos permite ver todas las cinemáticas del juego seguidas con algunas escenas jugables grabadas por la máquina, como si de una película se tratase. Las partes jugables están muy bien encajadas con las escenas y es como tener un filme de Metroid en casa que podremos volver a ver cuando queramos.


Innovación: 74

Hay que reconocer que Other M ha traído algo nuevo: por primera vez en la saga, tenemos un Metroid en 3D en tercera persona. Samus habla constantemente, a diferencia de lo que ocurre en otros títulos (en Fusion hablaba bastante menos, y, obviamente, sin ningún tipo de voz) y nuestra protagonista se encuentra en una situación en la que nunca había estado en los juegos previos de la saga: trabajando en equipo.



Este sistema de jugabilidad y planteamiento nunca se había visto en un Metroid, dando a entender que es la evolución desde los clásicos en 2D. Se le pueden achacar bastantes cosas a Other M, pero sin duda ha hecho algo innovador y arriesgado, sobre todo por la incorporación de una historia contada al estilo clásico y un sistema que ha roto con Metroid Prime, cosa que a algunos les parecía impensable.

Sin embargo, y a pesar de su cambio de mecánica radical respecto a los Prime, el control de Other M (casi idéntico al de un juego de NES) se ha quedado en el pasado. Puede decirse que en el apartado de innovación se ha añadido una de cal y otra de arena. Es innegable que se ha arriesgado, pero el resultado no solo es cuestionable, sino que ha significado un paso atrás en la jugabilidad de la saga.


Historia: 80

Metroid: Other M puede presumir de tener el guion más profundo de toda la saga Metroid. El título nos cuenta gran parte del pasado de Samus de forma interesante y atractiva, enganchándonos lo suficiente como para querer terminar el juego lo más rápido posible para saber qué ocurre, aunque el sistema jugable no nos acabe de convencer. Samus narra en primera persona todos los hechos, sorprendiendo quizá a muchos jugadores, ya que la mayor parte de los fans (sobre todo los que no han jugado a Fusion) están acostumbrados a ver a una Samus tan callada como Link.

Esto puede ser bueno o malo: si hemos jugado toda nuestra vida a Metroid y nos hemos imaginado a Samus de este modo, no habrá problema. Sin embargo, a causa de su clásicocarácter mudo puede impactar mucho en nosotros este cambio.



También resulta desconcertante para muchos usuarios la reacción de Samus ante cierto evento que es recurrente en la saga. En los otros juegos Samus no tiene reacción alguna (ni siquiera en Fusion), pero en Other M se comporta de forma inesperada para muchos de los jugadores.

La historia es enganchante y gustará a cualquier fan de la franquicia (sobre todo, de nuevo, si ha jugado a Fusion, pues muchos detalles de ese título se explican mejor en Other M). Sin embargo, si una persona juega a Other M sin haber jugado a otros Metroid, la historia no le interesará tanto y no comprenderá esta obsesión del título por desvelar el pasado de Samus.

Esta forma de contar historias en Metroid es nueva en la saga, sí... pero imita a los videojuegos que quieren ser películas y significa un paso atrás para una saga que apostaba por otros métodos. Es verdad que quizá hacía falta un título en el que se nos contase el pasado de la protagonista, pero sorprende que se haya retrocedido tanto en materia de narrativa interactiva, sobre todo teniendo en cuenta que la saga se ha caracterizado siempre por dar peso al jugador. Crear personalidad en Samus es un golpe muy fuerte que toca los cimientos de la saga y lo que ha significado siempre.

El usuario ahora ya no es lo importante en la historia. Metroid renunció a ese camino con este juego, con todo lo que eso conlleva.



Puntuación final: 66

Metroid Other M es un juego bastante decente, pero no lo que uno espera encontrarse detrás del nombre de "Metroid". Los motivos más notables son su sencillez (usar la cruceta en 2010 pudiendo usar el joystick no tiene perdón), una banda sonora que no está a la altura de la franquicia y un apartado gráfico alejado de la perfección.

A pesar de eso, cuenta con una historia enganchante y unas cinemáticas impresionantes: Other M es una auténtica película jugable, cosa que puede agradar a algunos fans y disgustar a otros. Es quizá un juego necesario para poder conocer el pasado de Samus, pero también algo simplón, quedándose como una sombra de lo que podría haber sido. El peso del jugador como protagonista pasa a un segundo plano, ignorando todo lo conseguido por los Prime o incluso Super Metroid.

Sin embargo, a pesar de ser el Metroid más fácil (tal vez, incluso, el único Metroid casualizado), probablemente gustará a un fan de la saga, sobre todo si le agradó Metroid Fusion, título al que Other M hace constantes referencias y copia su estilo lineal. Recomendado solo para fans, pues una persona que nunca ha jugado a Metroid tal vez no encuentre interesante la historia de la famosa cazarrecompensas intergaláctica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger