sábado, 28 de marzo de 2015

Análisis de Sonic the Hedgehog — Más rápido que Alex Kidd

Esta vez os traigo el análisis del que es quizá el primer videojuego que jugué en mi vida, y si no es este, al menos es seguro que está entre ellos. Sonic the Hedgehog no solo es el primer título del famoso erizo azul de Sega, sino también un símbolo: es un emblema de la guerra de consolas entre Sega y Nintendo, de los años 90 y de la infancia de millones de jugadores de todo el mundo.

Este clásico atemporal merece ser jugado y disfrutado también por las nuevas generaciones, ya que se mantiene igual de divertido hoy que en 1991, momento en el que salió.

Si tenéis cualquier cosa que compartir o comentar, estaré encantado de leeros mediante la caja de comentarios. Os dejo aquí la review, y espero que os guste:



Sonic the Hedgehog

"Más rápido que Alex Kidd"



Plataforma: Sega Mega Drive.
Idioma: Inglés.
Género: Plataformas.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 8 euros (tiendas virtuales), 2,60 euros (Android, iOS).
Desarrolladora: Sonic Team.
Distribuidora: Sega.
Fecha de salida:

Japón: 23 de junio de 1991, 2 de diciembre de 2006 (Consola Virtual), 11 de julio de 2007 (Xbox Live), 15 de mayo de 2013 (3D Classics Nintendo 3DS).

Estados Unidos: 23 de junio de 1991, 14 de noviembre de 2006 (GBA), 19 de noviembre de 2006 (Consola Virtual), 11 de julio de 2007 (Xbox Live), 5 de diciembre de 2013 (3D Classics Nintendo 3DS).

Europa: 23 de junio de 1991, 7 de diciembre de 2006 (Consola Virtual), 11 de julio de 2007 (Xbox Live), 5 de diciembre de 2013 (3D Classics Nintendo 3DS).

Móvil java: 2005.
iOS: 18 de diciembre de 2007, 15 de mayo de 2013 (versión 2).
PC: 6 de octubre de 2010.
Android: 16 de mayo de 2013.

El malvado doctor Ivo Robotnik (alias Dr. Eggman) ha comenzado a convertir a los animales en robots para fabricarse un ejército con el que conquistar el mundo. Del mismo modo, desea obtener las poderosas Esmeraldas del Caos para facilitar su empresa.



Sonic el Erizo ha decidido que debe detener al Dr. Robotnik. Para ello, tendrá que derrotar al doctor, salvar a los animales y recuperar las Esmeraldas del Caos.

Este veloz héroe fue ideado por Sega para tener una mascota carismática que compitiese contra Mario, que estaba cosechando un enorme éxito en la competencia directa: las consolas de Nintendo.



Sonic the Hedgehog es el título más vendido de Sega Mega Drive y uno de los juegos más famosos de la era 16 bits. Gracias a él, la consola de Sega consiguió unas ventas excelentes, y no es exagerado afirmar que la brutal competencia de los 90 estuvo, en gran parte, motivada por este título.



Gráficos: 90

El apartado gráfico de Sonic the Hedgehog era casi un experimento, pero la cosa salió de forma bastante satisfactoria. La enorme velocidad que alcanzaba Sonic a principios de los 90 era una prueba evidente de que la Sega Mega Drive es más rápida que la Super Nintendo.



Se nos vendía a Sonic como "el erizo más rápido del mundo", y tras jugar un rato, hasta los más escépticos tenían que darle la razón a Sega. A pesar de que los juegos posteriores de Sonic fueron aumentando progresivamente la velocidad a la que corría el erizo, en 1991 había muy poquitos juegos que alcanzaran este nivel en consolas de 16 bits.



Por lo demás, las paletas de los escenarios se ven coloridas y vivas, y aunque no sean increíbles, los fondos cumplen de forma bastante satisfactoria. Las animaciones de los sprites de Sonic y los badniks son algo limitadas, pero considerando que el juego se ve muy rápido todo el rato y sin sufrir ninguna ralentización, en parte tiene sentido, sobre todo si tenemos en cuenta el carácter experimental y de aprovechamiento de recursos que tenía el título.


Sonido: 93

Masato Nakamura compuso la música de Sonic 1 y Sonic 2, y fue capaz de crear esas emblemáticas melodías a partir de unas pocas imágenes de las fases que le enviaron.

Las canciones de Sonic the Hedgehog son algunas de las más conocidas de la historia de los videojuegos. Green Hill Zone es a Sonic lo que es a Mario su tema principal: al pensar en el erizo azul, esa es la primera canción que viene a la mente de cualquiera.



La música encaja a la perfección con cada zona y es silbable en todo momento. Tendremos esas melodías en la cabeza incluso después de haber apagado la consola. Sin duda, el compositor hizo un trabajo realmente bueno, aunque quizá se habrían apreciado algunas canciones más.

Los efectos de sonido son bastante chulos. Como pasa con las melodías: también son emblemáticos, y su enorme calidad ha hecho que se sigan utilizando en los juegos de ahora, sobre todo si tenemos en cuenta los sonidos que se oyen cuando cogemos anillos, que están sacados de una caja registradora.

El efecto sonoro de ahogarse, el de salto o el de muerte se han utilizado en infinidad de títulos posteriores, tanto por lo emblemáticos que son como por su calidad.

Pongo aquí algunas de las geniales canciones del juego:






Jugabilidad: 89

Sonic the Hedgehog no es una revolución, ni mucho menos. Algunas personas lo han dicho en varias ocasiones, pero eso es una exageración. Sin embargo, lo que sí que es cierto es que es una importante vuelta de tuerca del género de las Plataformas y una aportación muy importante para el mundo de los videojuegos.



Bebe de Super Mario Bros. en muchas cosas (como la mayor parte de los juegos de plataformas en 2D), pero Sonic tiene un estilo propio y diferenciado que nació en este título.

A grandes rasgos, puede decirse que Sonic se basa en la velocidad. Tenemos solo un botón, aparte de la cruceta. Con ella nos movemos (corriendo, obviamente), y podemos hacernos una bola de espinas saltando, y como erizo que es Sonic, con sus pinchos podrá destruir a los robots. Del mismo modo, podemos rodar a gran velocidad si nos agachamos mientras corremos, haciendo así daño a nuestros enemigos.



El juego utiliza unas "monedas" especiales: los anillos. Cada vez que cojamos cien, obtendremos una vida. De la misma forma, cuando suframos daño, perderemos TODOS los anillos que hayamos recogido. Si sufrimos daño sin anillos, diremos adiós una vida, pero bastará con que tengamos uno para librarnos de la negra parca.

La velocidad a la que corre Sonic es realmente impresionante para los 16 bits, y es el principal gancho del título.



La dificultad de Sonic the Hedgehog es apropiada para que cualquier persona se lo pueda pasar, pero del mismo modo no nos lo dan todo masticado: tendremos que poner de nuestra parte para terminarlo. A pesar de todo, para los más curtidos en las plataformas será un título fácil, sobre todo si lo comparamos con otras obras de la época. Sin embargo, a día de hoy tendría una dificultad "adecuada".

El control es muy fácil de aprender: en cinco minutos ya se domina el manejo al completo, y esa es una de las mayores bazas del erizo azul: jugar es facilísimo.


Duración: 80

El primer título de Sonic es realmente corto (lleva menos de 50 minutos completarlo, y menos de media hora si ya nos lo conocemos bien), pero lo jugaremos durante toda nuestra vida si nos gusta.



La vida útil del cartucho se basa en la rejugabilidad total: costará mucho que nos cansemos de pasarnos las zonas de este título. Es innegable que se habrían agradecido unos cuantos niveles más, cosa que al final se acabó haciendo en Sonic the Hedgehog 2.



Conseguir todas las Esmeraldas del Caos nos llevará un poquito más de tiempo (hay que superar seis fases especiales para hacerlo), pero Sonic 1 sigue siendo un título algo corto, sobre todo porque solo tiene un nivel de dificultad. Sin embargo, al ser uno de los plataformeros más rejugables que hay, tardaremos bastante en cansarnos de él. Al fin y al cabo, Sonic 1 es jugabilidad pura y dura.



Puntuación final: 88

Sobra decir que este título es un clásico atemporal, y un juego imprescindible para todo fan de las plataformas y del erizo azul.

Tan divertido como el primer día, Sonic the Hedgehog es uno de esos juegos que todo gamer debe jugar, o que como mínimo debe conocer. Su jugabilidad a prueba de bomba, el carisma de su personaje y su velocidad hizo que Sega se convirtiese en una rival digna de Nintendo. No es exagerado afirmar que gracias a este juego los 90 fueron lo que fueron.

Recomendado a los fans de Sonic de cualquier edad y a los gamers que quieran conocer los orígenes de la saga que hizo grande a Sega en la era de los 16 bits.

5 comentarios:

Danieletex dijo...

Mi juego favorito de todos los Sonics.
Mira que he probado los mejores juegos del erizo (me quedaría solo Sonic CD y el primer Adventure), pero solo el 2 puede rivalizar con él en mi top personal.

Supongo que está bien valorado, puntuar juegos antiguos son siempre es fácil.

Ramonium dijo...

Es un juego genial. Y para mí es muy especial, porque es uno de los videojuegos que definen mi infancia.

Ya tardas en jugar Sonic Adventure y Sonic CD: son de lo mejor que ha dado el erizo. En fin, muchas gracias por tu valoración.

Emo-Link dijo...

Un erizo que tuvo el atrevimiento de mirarle la cara al gran Mario, y capaz de Mantener viva la legendaria guerra de los 16 bits.

Como todo plataforma de la época y posteriores (hasta el día de hoy) bebe de alguna u otra forma del legendario fontanero bigotudo de Nintendo. Pero... como bien mencionaste: Sonic lo hace con personalidad propia.

A falta de Snes y Suer Mario World; Sega y Sonic fueron mis grandes amigos y jamas los olvidaré.

Este Sonic no podía presumir de una paleta de colores a la altura de otros juegos de la época, ni de los mejores gráficos, a nivel jugabilidad tampoco era la gran maravilla (era bastante simple). Pero cumplía su cometido: divertir a toda la familia a raudales.

No puedo creer en lo que convirtieron al erizo que en los 90 le competía casi de tú a tú a la mascota de la Gran N. Me da mucha tristeza, de verdad. :c

Ya lo he mencionado antes; mi juego favorito de la serie es Sonic & Knuckles. Nada me hará cambiar de opinión.

En cuanto pueda jugaré Sonic CD: toda una cuenta pendiente.

Buen análisis.

Saludos Ramón. Nos leemos.

Ramonium dijo...

Yo tampoco tuve la SNES en su día. De hecho, me estrené en el mundo de los videojuegos con MegaDrive y Sonic. Y bien contento que estoy: fue una gran consola.

Es un juego muy especial, la verdad.

Sonic & Knuckles es genial si lo juntas con Sonic 3: sale un juego larguísimo. Pero te aviso de que Sonic CD quizá pueda superarlo: es muy completo, moderno y se nota que está adelantado a su época.

Me alegro de que te haya gustado el análisis, Emo-Link. Nos leemos. Gracias por tu tiempo.

Danieletex dijo...

Y tardaría menos si tuviera alguna forma de jugarlos, te lo aseguro XD

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger