sábado, 21 de marzo de 2015

Análisis de Sparkster — La cruzada del caballero supersónico

Esta vez os traigo la review de un clásico de SNES no muy conocido. Sparkster es un juego de plataformas perteneciente a la saga Rocket Knight Adventures, más famosa en Sega Mega Drive... aunque ya de por sí sea una franquicia bastante desconocida.

A pesar de que había muchas joyas del género por aquel entonces, Sparkster logra destacar gracias a una gran originalidad, una música maravillosa y una jugabilidad muy divertida. Y no es para menos: fue creado por los desarrolladores de títulos tan laureados como Contra III: The Alien Wars o Axelay.

Os dejo la review aquí, y espero que os guste. Si tenéis cualquier cosa que opinar o contarme, utilizad la caja de comentarios libremente.

Ahí os la dejo:



Sparkster

"La cruzada del caballero supersónico"

Plataforma: Super Nintendo Entertainment System.
Idioma: Inglés.
Género: Plataformas y acción.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 20 euros de segunda mano.
Desarrolladora: Konami.
Distribuidora: Konami.
Fecha de salida:

Japón: 15 de septiembre de 1994.


Estados Unidos: Octubre de 1994.


Europa: Finales de 1994.


Sparkster es un Caballero Cohete que vive en el reino de Eginasem. Este país poblado por zarigüeyas sufre la invasión de un malvado ejército enemigo comandado por el Generalísimo Lioness. Esa poderosa armada está formada por lobos, y pretende destruir el planeta en el que se encuentra el reino. Además, durante el ataque han secuestrado a la princesa Flora.

Sparkster no puede permitir semejante atrevimiento por parte de Lioness, y ha decidido acabar con la amenaza y salvar a la princesa.



El rival de Sparkster, el también Caballero Cohete Axel Gear, está colaborando con los enemigos de Eginasem, hecho que dificultará enormemente la tarea de nuestro héroe.

No queda tiempo. Sparkster debe entrar en acción y acabar con el ejército invasor y su líder, el malvado Lioness. Ha de lograrlo antes de que sea demasiado tarde y se lance el enorme misil que puede destruir su planeta.



Sparkster es el protagonista de la saga Rocket Knight. No es tan conocida como otras de Konami, pero es de indudable calidad. Esta serie de juegos nació en Sega MegaDrive, consola en la que sacaron sus dos primeros títulos. Sin embargo, esta tercera entrega se lanzó en exclusiva para Super Nintendo. Está diseñado por los creadores de Contra o Axelay, y para muchos es uno de los mejores plataformas de la era 16 bits.



Gráficos: 94

Visualmente hablando, es innegable que Sparkster es uno de los plataformas más impresionantes de SNES. Los colores empleados son muy vistosos, los escenarios ofrecen mucha variedad (cada fase es distinta en lo que a aspecto se refiere) y los sprites son realmente detallados. El protagonista del juego tiene un montón de animaciones, y parece que realmente está vivo. Cada movimiento suyo tiene varios sprites diferenciados: se nota que se ha trabajado cuidadosamente en su diseño.



Aunque los enemigos no tengan muchísimas animaciones, están adaptados al ambiente de cada fase (cosa no tan habitual en la consola), y tienen un aspecto adecuado y atractivo a la vista. No están tan increíblemente bien hechos como el propio Sparkster, pero el nivel alcanzado es bueno y alto.

Los jefes finales también tienen mucha personalidad, y cada uno es único. Disponen de bastantes movimientos, y sus sprites son de calidad, como ocurre con el resto del juego. Sin duda, el ambiente está logrado, y se logra transmitir la personalidad del título.



Sparkster puede moverse a gran velocidad gracias al cohete que lleva en la espalda, y el juego funciona bien a pesar de ese rápido movimiento y de la calidad de sus gráficos. Es realmente sorprendente, y este título corre a una velocidad pasmosa para SNES en esos momentos. Sin embargo, el ambiente puede llegar a cargarse un poco cuando hay demasiados elementos en pantalla: si usamos el cohete de Sparkster en esas ocasiones, el juego puede ralentizarse ligeramente. Es poco y no llega a afectar a la jugabilidad, pero eso se aprecia.



De hecho, ese fallo que se acaba de exponer es el más notable. Sin embargo, no llega a coger importancia porque no hay ningún bajón de calidad en esos momentos y el nivel visual general de este título es excelente. Al fin y al cabo, es mucho mejor gráficamente hablando que las versiones lanzadas para MegaDrive.


Sonido: 93

Sparkster tiene una genial banda sonora. Cada fase posee una melodía de innegable calidad, arropada por unos instrumentos muy buenos y cinco compositores con bastante talento. Algunos niveles disponen de canciones mejores que las otras, pero en líneas generales la música es buena, adecuada y destacable. No decepciona en este apartado y las composiciones son silbables y pegadizas en todo momento.

Llama la atención que algunos instrumentos se hayan escuchado en otros títulos de Konami como Contra, pero casi todos ellos han sido desarrollados expresamente para Sparkster, y eso se nota: el resultado final es más que satisfactorio.

Por otro lado, el juego dispone de varias voces muy apropiadas, sobre todo si tenemos en cuenta las de Sparkster: estas le dan más realismo al juego, al igual que los logrados efectos de sonido, que son destacables en Super Nintendo.

Este genial apartado sonoro ha sido creado por Kazuhiko Uehara, Masahiro Ikariko, Minako Matsuhira, Michiru Yamane y Akira Yamaoka. Son bastantes compositores, pero debido al buen nivel alcanzado en este apartado, se comprende perfectamente.

Pongo de muestra cuatro canciones del juego:






Jugabilidad: 94

El control de este título es realmente bueno, y las posibilidades de manejo que ofrece Sparkster son muchas. Para empezar, su espada es especial, y dispara tajos de energía para atacar a larga y media distancia. El equipamiento del protagonista es muy tecnológico, y como ejemplo de ello tenemos su turbo: si mantenemos pulsado el botón de ataque durante un rato, se irá cargando, y cuando llegue al máximo y soltemos el botón, saldremos disparados en la dirección que escojamos (si no nos movemos, simplemente Sparkster hará un ataque circular muy potente sin desplazarse del sitio).



Al salir despedido por el cohete de su espalda, el personaje utiliza su espada como arma punzante, y puede rebotar en las paredes y en el suelo. Este tipo de control, sumado a que Sparkster puede colgarse de barras horrizontales, ofrece un sistema de juego plataformero característico y muy divertido. Las fases se hacen variadas de esta forma, al igual que los combates contra los jefes finales, ya que tendremos un rango de movimiento muy grande. Del mismo modo, los escenarios son bastante más extensos que en las fases de MegaDrive y hay varios caminos disponibles, por lo que podremos explorarlos a gusto y aprovechar mucho mejor el turbo.



Hay muchos enemigos durante todo el recorrido, pero son fáciles de derrotar gracias a las habilidades de nuestro Caballero Cohete. Lo mismo no puede decirse de los impresionantes jefes finales, en los que el nivel de dificultad aumenta y lo normal es que necesitemos varios intentos para derrotarlos. Algunos pueden llegar a ser realmente difíciles, pero con perseverancia, habilidad y armando una estrategia acaban cayendo. En este sentido, el título exige un poco del jugador. Sin embargo, la curva de dificultad es buena y adecuada, y el nivel de complicación no se acerca al de Contra III o Axelay. De hecho, nuestro protagonista debe sufrir varios golpes para caer, y a lo largo de los niveles hay diversos objetos para recuperar nuestros puntos de vida.



Por lo demás, las fases son realmente variadas, y no hay dos iguales: jugablemente, cada una es diferente y presenta retos de distinta naturaleza. Además, aparte de los niveles de estilo clásico, hay dos con un esquema exclusivo que le añaden más variedad si cabe al conjunto de esta obra.


Duración: 82

En Sparkster tenemos diversas fases largas y divertidas que le pueden durar bastante a cualquiera. Sin embargo, conociendo ya el título de memoria, terminarlo requiere cerca de una hora y media. A pesar de ello, la vida útil del cartucho es más larga porque es extremadamente rejugable y dispone de tres niveles de dificultad con tres finales jugables diferentes cada uno. Es decir: para verlo todo, tendremos que terminar Sparkster varias veces.



Debido a lo retante que esta obra, será muy raro que un jugador consiga terminársela al primer intento, por lo que para acabar este título por primera vez son necesarias varias horas.

Este juego emplea un sistema de contraseñas para que podamos elegir la fase que queramos una vez vistas, pero no hay saves de ningún tipo.



Desgraciadamente, no tiene multijugador ni nada que se le parezca. Es una pena, porque con un modo así podría haber durado mucho más... y habría sido más divertido y aprovechable.



Puntuación final: 93

Super Nintendo y Sega MegaDrive están llenas de juegos de plataformas muy buenos, pero este Sparkster destaca de forma considerable entre muchos de ellos. Es uno de los más divertidos de su generación, y también uno de los que tiene mejores gráficos y música. No es tan conocido como los representantes del género de Mario, Sonic o Kirby, pero su calidad no difiere tanto de ellos.

Por su fantástica curva de dificultad e innegable carisma del protagonista, Sparkster está recomendado a todo fan de los buenos juegos de plataformas y de las joyas retro. Le iría bien un buen modo multijugador, pero todo lo demás está tan bien hecho y este juego es tan divertido que al final no se echa tanto falta. A pesar de no ser tan famoso, ningún adepto de los 16 bits se lo debería perder. Nunca decepciona.

5 comentarios:

Ferdom dijo...

Parece bueno, tendré que probarlo. Y siempre que leo los análisis pongo una de las canciones que pones, ¡y es genial!
No sé como me ha pasado desapercibido, aunque suelo jugar más RPGs, me encantan los juegos de la época de los 16 bits, SNES es una de mis consolas favoritas.
Aunque si dices que no se acerca siquiera a Contra 3 en dificultad, supongo que lo pasaré, no con la gorra, pero no me costará mucho.
Lo de la durabilidad me decepciona un poco, pero teniendo en cuenta que va por pass, entonces lo veo lógico, espero que no sea muy tedioso el sistema de pass...
Buen análisis.


Maldito seas, ahora me dejas pensando como sería un multijugador...

Emo-Link dijo...

¡Maldición! A éste no lo jugué.

¿Entonces conociste este juego gracias a Contra III: The Alien Wars?. xD

Conozco al personaje de vista, pero nunca toque ninguno de sus juegos, al parecer es un personaje bastante carismático, Supongo que si hubiese sabido que es de los creadores de Contra III, ya lo hubiera jugado. xD

Parece que el nivel gráfico que consigue este juego le hace honor al hardware del cerebro de la bestia Hiciste énfasis en los colores y la calidad de los sprites que reproduce este juego: esas son una de las máximas características de Super Nintendo: la fuerza y nitidez con que muestra los colores es sublime, ni hablar de la fidelidad que siguen manteniendo los sprites al acercarlos.

Según lo que leí, las mecánicas jugables que posee lo hacen un juego muy divertido y variado. Es genial el gadget del cohete y los ataques que puede realizar con la espada me gustaron; me recuerdan a The legend of Zelda.

Con tantos músicos era una obviedad que la OST fuera de buena calidad. Las que posteaste son muy buenas.

Otra cosa que me gusto y hay que destacar: es que según tú, a pesar del nivel gráfico alcanzado y la cantidad de elementos que se muestran en pantalla; las ralentizaciones sean pocas.

Como amante de las plataformas, no puedo dejar pasar este juego.

Buen análisis. Saludos Ramón.

¡Nos leemos!.

Ramonium dijo...

Ferdom:

La mejor canción que he puesto es la primera, Steel Works. Al menos, a mí me encanta.

Me alegro de que te haya gustado el análisis. Y sí, con un multijugador ya habría sido redondo, porque está bastante trabajado.

Gracias por leer y comentar. Agradezco también tu apoyo constante.


Emo-link:

Conocí el juego gracias a un top de YouTube en el que salían canciones buenas de SNES, y la música me animó a probarlo.

Es un juego bastante divertido, con buena música y gráficos espectaculares. No es tan largo como otros plataformas de SNES, pero tiene varios finales y es muy rejugable. Si te gusta, probablemente te lo pases varias veces.

Me alegro de que te haya gustado. Nos leemos, y gracias por tu tiempo, como siempre.

Gochiin dijo...

Me ha llamado mucho la atención, lo pongo en mi lista de juegos por jugar.

Por cierto las contraseñas son muy largas o son simples, es que ese detalle me parece un tanto latoso.

Ramonium dijo...

Las contraseñas son sencillas, por suerte. Aunque puedes pasarte el juego de un tirón.

Es un juego muy bueno y no tan conocido. Yo siempre lo recomiendo.

Muchas gracias por leer y comentar, Gochiin.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger