martes, 24 de marzo de 2015

El personaje — Hironobu Sakaguchi, creador de Final Fantasy, The Last Story y Chrono Trigger



Continuamos con esta sección con un sujeto legendario. Tras hablar del también inigualable Masahiro Sakurai, hoy os traigo el reportaje de una figura clave en la industria del videojuego, sobre todo si hablamos del género de los RPG japoneses: Hironobu Sakaguchi.

Tras la propuesta realizada por Emo-Link y Ferdom en los comentarios del artículo anterior, he pensado que la mejor idea era hablar de este personaje, valorado como uno de los creativos más importantes del sector.

El último gran juego que creó fue The Last Story, destacado JRPG que vio la luz en Wii en 2011, famoso no solo por su buena crítica y el haberse ganado el respeto de los usuarios, sino porque formó parte de la "trinidad sagrada" que englobó también a Xenoblade Chronicles y Pandora's Tower. Ya sabéis que para mí cualquier excusa para decir "Xenoblade" en una entrada es buena. En otro momento os hablaré de la campaña que se hizo para conseguir que llegasen a Occidente.

Sin embargo, y como de costumbre, me estoy yendo por las ramas. ¿Quién es Hironobu Sakaguchi y qué le hace grande? Nacido el 25 de noviembre de 1962 en Hitachi, Ibaraki (Japón), lo cierto es que su nombre y obra estuvo durante mucho tiempo ligada a una de las desarrolladoras más prestigiosas de la historia de los videojuegos: Squaresoft.

Tras abandonar sus estudios universidad, se unió prácticamente desde su origen a la empresa Square Co., Ltd., fundada por Masafumi Miyamoto en 1983. Comenzó como un empleado a media jornada, pero poco a poco fue obteniendo relevancia en la compañía. Durante su trabajo en esos primeros años participó en la creación de títulos no muy conocidos, como The Death Trap, King's Knight, 3D World Runner o Rad Racer.

El nacimiento de la prestigiosa serie Final Fantasy fue casual, y lo que ocurrió con su primer título es una anécdota de la que se habla mucho en casi todas las comunidades de videojuegos. Square, en sus inicios, desarrolló pocos títulos, y la mayor parte de ellos tuvieron un éxito muy escaso, cosa que hizo peligrar su existencia.

Dado que la compañía tenía problemas económicos muy graves, Sakaguchi pensó que sus días en la industria de los videojuegos estaban contados. Con el poco dinero que todavía tenía la desarrolladora, el por aquel entonces joven creativo pensó en realizar un título de rol para NES, la consola de moda por aquel entonces. Para él, era su último videojuego, por lo que decidió darlo todo. Por esa razón nació Final Fantasy: esa iba a ser "la fantasía final" de Hironobu Sakaguchi. Tras sacar el juego, el plan era regresar a la universidad para poder labrarse un futuro.



Sin embargo, contra todo pronóstico, el primer Final Fantasy fue un éxito en ventas. Lanzado a finales de 1987, se convirtió en uno de los juegos más vendidos de Japón. Esa "fantasía final" resultó no ser la última, sino la primera de muchas que han cautivado a millones de jugadores. Gracias a esa inesperada recepción por parte del público, Sakaguchi nunca completó sus estudios universitarios y permaneció en Square. 

Enseguida comenzó el desarrolló de Final Fantasy II, también para NES, en el que él se mantuvo como director. Como la serie mantuvo un buen ritmo de ventas, también se encargó de Final Fantasy III para la misma consola.

El éxito la saga parecía no tener fin, por lo que se convirtió en el buque insignia de una Square que empezaba a hacerse famosa, y Hironobu Sakaguchi empezó a ganarse la admiración de sus superiores, compañeros y rivales en el sector de los videojuegos. 

Con la llegada de SNES, el genio japonés se encargó de hacer realidad algunos de sus títulos más celebrados por los fans. Aquí comenzó la que es para muchos la edad dorada de la saga Final Fantasy. Final Fantasy IV no solo fue la primera obra de la saga que salió de Japón: también fue un juego revolucionario que le dio un peso a la historia como casi ningún otro título lo hizo antes. Tras su salida, en 1991, el genio fue nombrado vicepresidente ejecutivo de la compañía, cargo que ocupó hasta que abandonó la empresa.

En esa época, Sakaguchi también se encargó de desarrollar Final Fantasy V y Final Fantasy VI, siendo este último uno de sus juegos más destacados. Para muchos usuarios, la sexta entrega de la saga es la mejor: con una música increíble, una de las mejores historias contadas en los 16 bits y un desarrollo genial, pocos títulos pueden compararse a semejante obra maestra.

Sin embargo, un genio no puede hacer solo Final Fantasy para merecerse dicha consideración. Sakaguchi demostró poder trabajar fuera de su saga más conocida, haciendo realidad Chrono Trigger, Seiken Densetsu 3 y Super Mario RPG, tres de los mejores RPG de todos los tiempos. 

Aparte de ellos, trabajó en numerosos videojuegos de la era 16 bits, entre los que destacan nombres como Bahamut Lagoon, Treasure Hunter G, Front Mission o Romancing SaGa 2 y 3. Todos fueron lanzados para Super Nintendo Entertainment System. 

Sin embargo, la buena relación con Nintendo finalmente se rompió, por lo que Squaresoft se desligó totalmente de la veterana compañía nipona y comenzó a trabajar en exclusiva para Sony y su PlayStation. Durante esta época, Final Fantasy comenzó a convertirse en un fenómeno de masas mundial, como prueban el enorme éxito de los tres primeros lanzados fuera de máquinas Nintendo. 



Final Fantasy VII, VIII y IX son tres juegos que forman parte de la historia de la industria, considerados por muchos como algunos de los mejores JRPG de todos los tiempos (a pesar de haber cierta polémica, sobre todo si hablamos del primero, pero ese asunto ya lo trataré en otro momento). En ese momento, Hironobu Sakaguchi creó la que es su obra favorita: el ya mencionado Final Fantasy IX fue, en cierto modo, un regreso a los orígenes de la saga, cosa que agradó a algunos fans y no gustó tanto a otros, pero nadie discute su calidad.

Y como Sakaguchi estaba metido en todo lo bueno que hacía Squaresoft, también aportó su granito de arena a Xenogears, Parasite Eve, Legend of Mana, Chrono Cross, Vagrant Story, Bushido Blade 2 y muchos otros juegos, lanzados todos en exclusiva para PlayStation. En parte gracias a la presencia de este genio, la máquina de Sony se convirtió en una consola con un catálogo legendario.

En el año 2000, Hironobu Sakaguchi fue la tercera persona de la industria incluida en en el Hall de la Fama de la Academia de Artes y Ciencias Interactivas, justo después de haber obtenido dicho galardón Shigeru Miyamoto y Sid Meier.

Las buenas relaciones con Sony sirvieron para que el talento del creativo siguiera al servicio de los sistemas PlayStation, para los que Squaresoft creó juegos tan destacados como Final Fantasy X, Kingdom Hearts o Final Fantasy XI, lanzado este último también para Windows por su carácter online. La apertura de la empresa permitió que realizara también Final Fantasy Tactics Advance, desarrollado para la portátil de 32 bits de Nintendo.

Sin embargo, las cosas se torcieron a partir de aquí para el creativo. Hironobu Sakaguchi decidió realizar una película de animación en 3D, conocida como Final Fantasy: The Spirits Within. Ahí hizo su debut como director de cine de animación, y la verdad es que el experimento no podría haber salido peor. Lanzada en 2001 de la mano de Columbia Pictures, tuvo unas pérdidas de más de 50 millones de dólares, provocando una grave situación económica en Squaresoft. Dicha crisis derivó en la polémica fusión con su rival Enix, hecho que siguen lamentando los fans de las dos empresas, ya que para muchos marcó la decadencia de las compañías y la reducción general de la calidad de sus juegos.

Derrotado y avergonzado, Hironobu Sakaguchi decidió abandonar en 2003 la compañía que le llevó al éxito, perdiendo así los derechos a seguir haciendo la saga que él mismo creó, Final Fantasy. Con su salida, también abandonó la compañía Nobuo Uematsu, y la nueva Square-Enix lanzó Final Fantasy X-2, uno de los títulos más polémicos (y no en el sentido positivo) de toda la historia de la desarrolladora. Lo que siguió ocurriendo con la empresa es otro tema, ya que Sakaguchi fundó Mistwalker en 2004, estudio que ahora mismo posee y dirige.



Tras una tan mala experiencia con Square, parece que el creativo le cogió algo de alergia a los sistemas de Sony. Tanto es así, que no ha vuelto a sacar ningún juego para las plataformas de dicha compañía. De hecho, sorprendió a propios y extraños anunciando que su compañía, Mistwalker, desarrollaría juegos exclusivos para Xbox 360 de manera temporal. Blue Dragon y el destacado Lost Odissey son dos obras puramente japonesas de la consola americana desarrolladas bajo la dirección de Sakaguchi que salieron en 2006 y 2007, respectivamente.

De la misma forma, su compañía creó varios juegos para Nintendo DS en 2007 y 2008, entre los que destacan dos Blue Dragon, ASH: Archaic Sealed Heat y Away: Shuffle Dungeon. Sin embargo, en 2011 llegó en exclusiva para Wii The Last Story, considerada por muchos la obra cumbre de Mistwalker. Aunque no llegue a la trascendencia y calidad de los Final Fantasy clásicos o Chrono Trigger, nadie duda del buen trabajo realizado en dicha obra: todos coinciden en que es un juego digno del genio japonés.

En 2012 y 2014, Mistwalker lanzó diversos títulos para iOS y Android. Sin embargo, el futuro de Hironobu Sakaguchi en la actualidad es incierto. Tras una entrevista en la que declaró que odia las secuelas (parece que todos los grandes creativos se sienten atados a las sagas), ha trascendido un vídeo en el que Mega64 le rinde un homenaje a su figura, tras el que el creativo ha afirmado que uno de sus sueños es estar dentro del mundo del hip-hop:


Curioso, ¿verdad? Este año, además, Hironobu Sakaguchi ha recibido el Game Developers Conference Lifetime Achievement Award, un premio en el que se reconoce toda su carrera como desarrollador.

Y tras este último vídeo en el que se aprecia que el creador de Final Fantasy quiere convertirse en estrella del hip-hop (nótese la ironía)... ¿qué podemos esperar ahora de Hironobu Sakaguchi?

Que de hecho, eso es lo importante. Títulos como The Last Story y Lost Odissey demuestran que no necesita a Squaresoft (o Square-Enix, eso es lo de menos) para realizar grandes juegos. Sin embargo, dado que explicó en su momento que a él "se le da mejor contar historias que ofrecer jugabilidad frenética", parece que seguirá trayéndonos JRPG. Es el campo en el que se especializa, y siendo claros: la verdad es que ha demostrado que se le da bastante bien.

Por lo tanto, ¿qué creéis que hará en el futuro? ¿Qué tipo de juegos nos traerá? Me gustaría saber qué opináis leyéndoos en la caja de comentarios.

Muchas gracias por leer. Me gustaría saber qué pensáis de este reportaje que le he dedicado a una de las figuras clave de esta todavía joven industria. ¿A quién queréis que trate la próxima vez? Me gustaría que me lo hicierais saber, así que no os cortéis. Estaré encantado de leeros.


(Aunque no os lo creáis, la imagen se ha hecho con su consentimiento por motivo del vídeo de Mega64).

8 comentarios:

Azure dijo...

Toda esta movida con Mega64 ha sido fantástica, en realidad xD

Muy buen trabajo, como siempre. Bastante ilustrativo sobre una de las personalidades más llamativas de nuestro medio, que aún con sus vaivenes, ha mantenido un estándar alto, cosa de la que no todos pueden presumir.

Llamativo el dato de la academia de artes, no estaba enterada.

Pues la verdad no puedo extenderme demasiado: adoro a este caballero, aunque sus juegos no me apasionen tanto. Supongo que es un lazo más basado en la personalidad que en su propuesta, pero da igual, es fantástico.

Me encantaría ver que pudieras hacer uno de Warren Spector, que es quizás mi desarrollador favorito, pero no sé hasta qué punto estés familiarizado con él. En fin, soñar no cuesta nada.

Otra vez, fantástico artículo.

Ramonium dijo...

Gracias, me alegro de que te haya gustado la entrada. Y sí, lo de Mega64 es muy gracioso, y la ironía realizada con el vídeo es genial xD

¿Warren Spector? Oído al parche. Mi plan es dedicarle una entrada a todas y cada una de las figuras destacadas de la industria cuando llegue el momento, aunque sea una tarea larga y difícil. Un periodista tiene que poder hablar de cualquier cosa: todo es documentarse. El blog me sirve como práctica, al fin y al cabo xD

Aunque quizá ahora no lo parezca, no estaba TAN familiarizado con Sakaguchi hasta que redacté este reportaje y me empapé bien porque, como me pasa a ti, sus juegos no me apasionan tanto como los de otros desarrolladores (salvando Chrono Trigger y FFVI).

No he jugado todavía a nada de Warren Spector, pero ese creativo me gusta (él en sí, de sus trabajos todavía no puedo decir nada xD). Cada vez que abre la boca suelta algo interesante, y eso no pueden decirlo ni personas como Miyamoto. Por eso me gustaría probar pronto juegos suyos que me llaman mucho la atención, como Deus Ex o incluso Epic Mickey.

Muchas gracias por tu tiempo, Azure.

Emo-Link dijo...

¡Genial! Al final quedó Hironobu Sakaguchi.

Uno de los mayores méritos de este hombre: fue cautivar a millones de jugadores con un género, que por aquella época, no era para nada popular.

Sin duda uno de mis creativos favoritos. Tuve la fortuna de deleitarme con la gran mayoría de sus juegos. Los amantes del JRPG le debemos mucho a este hombre. Asentó las bases, popularizo el género, y lo llevo a su momento más álgido.

Hironobu Sakaguchi sabe contar excelentes historias sin descuidar la faceta jugable, y sin aburrir nunca al jugador, lo cual es muy meritorio.
Hoy en día tenemos franquicias que únicamente saben contar historias, muy buenas por cierto, pero que a la larga se vuelven totalmente aburridas; ya que éstas carecen de buenas mecánicas y diversión. Sacrifican totalmente la faceta jugable y nos dan el rol de espectadores. Ps3 contó con muchos de esos juegos en su catálogo.

Mi top 7:

1. Chrono Trigger
2. Final Fantasy VI
3. Final Fantasy IX
4. Final Fantasy VII
5. The Last Story
6. Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars
7. Lost Odyssey

Es una pena que Final Fantasy VIII (sinceramente no fue la gran cosa) haya afectado el desarrollo del segundo disco de Xenogears. De lo contrario, Xenogears pudo haber sido una obra maestra. Igualmente afectó el desarrollo en general; ya que que éste contaba con unos sprites que daban pena, y unos gráficos que en general empalidecían en comparación con los mejores JRPG de Snes. Con eso lo digo todo.

Creo que la fusión beneficio más a Squaresoft que Enix. Lo poco que quedó de Enix fue Dragon Quest. De "Heaven and Earth Saga" no supimos más nada. La saga daba para mucho más.

Lo que me he reído con lo de Mega64. XDDD
Al fin y al cabo es una realidad.

Me alegra mucho que por lo menos a Terra Battlle le esté yendo tan bien. Creo que está a punto de llegar a las 2 millones de descargas.

Un reportaje muy bien estructurado. Te felicito Ramón. Excelente trabajo.

El próximo me gustaría que sea Shigeru Miyamoto.

Nos leemos. Saludos.



Ramonium dijo...

De hecho, a Sakaguchi le debemos la existencia del género tal y como lo conocemos hoy.

En verdad, todavía me queda jugar a The Last Story, Lost Odissey Final Fantasy IX. Los dos primeros me llaman mucho la atención, además... Tengo que poder experimentar pronto tres de sus obras más celebradas.

Y con lo de FFVIII y Xenogears me enciendo. No, en serio. Malditas intrigas monetarias... Xenogears ya es un juego muy destacado de por sí. Quizá necesite un remake.

Me alegro de que te haya gustado, Emo-link. Gracias por tu valoración.

Miyamoto llegará pronto. Ahora tengo que decidir si hago primero su reportaje o el de Warren Spector... xD

Gracias por tu apoyo.

Azure dijo...

Fantástica disposición, y qué interesante resulta todo. Me imagino viéndote dentro de unos años, con una cantidad inacabable de personalidades cubiertas xDD

Se me ocurren varias para pedirte, pero todo a su tiempo. Estoy segura de que te imaginas cuál es una de las que más me interesan, aparte de Spector.

La verdad es que ejerces tu labor como periodista de modo bastante profesional, hay pocos que vea interesados en abarcar tanto, y quienes sí, suelen dejar esa actividad un poco de lado, para especializarse en otra clase de análisis (como las cosas que a mí me gusta hacer), que se acaban convirtiendo en algo aparte, como con Jim Sterling.

Si no sabías tanto de Sakaguchi hasta antes de esto, pues realmente has hecho un gran trabajo, porque presentas datos que, por lo que veo, algunos de sus fanáticos tampoco manejan.

En lo que a mí respecta, no me parece un escritor tan talentoso, pues no me parece que la saga Final Fantasy sea un ejemplo tan prominente de 'gran narrativa en videojuegos', como luego se le suele adjudicar, pero todo hay que decirlo: tiene un mérito al unificar ese aspecto con la interacción constante. No te relegan a un rol pasivo, sino que te incluyen, dentro de sus limitaciones.

Espero tengas la oportunidad de probar algo de Spector, es realmente un genio, a pesar de que lleve tiempo sin realizar nada importante. Ojalá no se pierda, que talento y actitud tiene de sobra. Y es como dices: sólo abre la boca para comentar cosas llamativas, similar a Tim Schafer.

Pues nada más que añadir, fantástico reportaje. Sigue así.

Ramonium dijo...

Quiero que este blog sea muy completo, ya que tengo muchas cosas que decir y de las que hablar sobre mi ocio favorito... y si me sirve como excusa para practicar y aprender, mejor que mejor.

Sí, me imagino unas cuantas. De hecho, también tengo que dedicarle alguna a Hideki Kamiya más adelante, por ejemplo.

Gracias por tu valoración, de verdad. Creo que el Periodismo de Videojuegos todavía está en pañales porque falta mucha profesionalidad en el sector. Es normal porque la propia industria es muy joven, pero por eso mismo me gustaría poder aportar mi granito de arena, porque creo que puedo llegar a hacerlo. Si en unos años puedo fundar mi propia revista online de videojuegos o incluso enseñar sobre la materia en alguna universidad... pues la verdad es que sería muy feliz. Soñar no cuesta nada, supongo xD

En la carrera nos enseñan que un buen reportaje se hace con buenas fuentes, y yo intento aplicarlo porque creo que es cierto. Para el texto que he usado en esta entrada he utilizado más de diez, y la mayor parte de las informaciones las he confirmado en varios sitios (ya sabes que en Internet la gente escribe muchas cosas que no son fiables...).

Intentaré jugar a algo de Spector más adelante. Ay, qué poco tiempo tenemos en esta vida, ¿verdad? xD

Muchas gracias por tus palabras, Azure.

Azure dijo...

Si quieres que sea completo, vas por muy buen camino. Lo has sabido diversificar bien, y te abres siempre a tratar muchísimas temáticas.
Y creo que hay pocas cosas más atrayentes que disfrutar y aprender con el trabajo propio, cuando te gusta.

Hay una personalidad que estoy segurísima sabrás predecir cuando te la pida, a su tiempo.

El periodismo, y el medio en general, todavía está dando sus primeros pasos. Ya sabes todo lo que opino, pero desde la narrativa, el cómo se manejan y enfocan los juegos, sumado a las movidas recientes que han nacido de la corriente Indie... quien no quiera percatarse de que este medio, dentro de unos años, tendrá poco que ver con, yo que sé, The Last of Us, es porque simplemente no quiere.

Se ve que sueñas con la idea de fundar tu propia revista. Si logra realizarse, ya sabes que tendrás una usuaria activa allí.

La investigación que comentas, vaya, es más laboriosa todavía de lo que me imaginaba. Pero es una actitud siempre positiva, Internet se presta demasiado al engaño y la manipulación de información... lo cual es una lástima, siendo esta la enciclopedia más grande de la historia humana.

Y suerte con Spector. Aquí tienes a una aficionada suya, por si alguna vez tienes una duda al respecto.

Ramonium dijo...

Gracias por tus palabras. Tendré en cuenta lo que me has comentado de Spector (ya te mandaré un MP o algo).

Investigar es divertido, de todos modos. Si mirando en dos webs ya fuera suficiente... no tendría sentido realizar estas entradas, ¿no crees?

Gracias por tu seguimiento.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger