lunes, 16 de marzo de 2015

Opinión — ¿Deben los videojuegos imitar al cine?


¿Cuántas veces hemos oído eso de que "este videojuego tiene una trama que no tiene nada que envidiar a la de las mejores películas de Hollywood"? ¿Cuántos títulos han sido alabados por ser "auténticos filmes jugables"? ¿Habéis oído hablar de los 30 FPS cinematográficos de Ubisoft que...?

En fin, sí, no sigo. Ya sabéis de qué os estoy hablando. Desde hace bastantes años, muchos creativos han buscado que sus obras se parezcan lo máximo posible a las que produce la industria del cine. De hecho, por esa razón se han desarrollado juegos de gran peso y relevancia en el sector como los Metal Gear Solid, creados por un Hideo Kojima que cualquiera diría que es más un cineasta frustrado que un verdadero desarrollador de videojuegos.

¿Es esto bueno? Si alguien se pone a disfrutar de la saga Metal Gear Solid, probablemente salte y diga indudablemente que "sí". Sin embargo, yo no lo tengo tan claro. Esas experiencias cinematográficas son interesantes, originales y pueden ser muy especiales... si se llevan bien. O si, simplemente, le dan protagonismo al jugador, aunque sea un poco.

Durante mis partidas a Metal Gear Solid 3: Snake Eater, noté que había un montón de cinemáticas que contaban un argumento interesante, bien hilado y cronológicamente muy bien situado en su período histórico. En general, no tenía nada que envidiar al de cualquier película de espías. Sin embargo me puse a pensar si realmente eso es lo correcto. ¿Es lo que se debe hacer en un medio con tantas posibilidades?

Empecé a repasar qué había hecho a lo largo de mi partida. Había estado esquivando soldados, infiltrándome, teniendo la vida de ciertos personajes en mis manos... ¡ajá! Ahí está: a pesar del fuerte enfoque que se le dio a la narrativa tradicional en el juego, Hideo Kojima no se olvidó del todo de la narrativa emergente. Yo pude "ser" Snake y tuve la posibilidad de interactuar con el mundo creado por los desarrolladores. No fue tanto como me habría gustado y en algunos momentos vi escenas que parecía que nunca se iban a acabar, pero... jugué. Al menos jugué.

Sí, había cinemáticas largas. Sí, el recorrido fue bastante lineal. Sin embargo, por suerte para cualquier usuario, es probable que cada partida de dicho título sea diferente. Cada persona decide qué método quiere seguir para pasar desapercibida, si quiere matar o no a ciertos soldados, cómo actuar si le pillan, qué estrategia utilizar para derrotar a los jefes finales, cómo curarse al sufrir heridas... había cosas que hacer y exclusivas del medio. Pocas, pero estaban ahí.

A pesar de ello, di cuenta de una cosa: no había ninguna necesidad de jugarlo para disfrutar completamente de él. Si me hubiese puesto a ver las cinemáticas en YouTube, habría podido consumir prácticamente todo el juego. Y eso, sin pagar ni un solo euro.



De todos modos, fue una buena experiencia. El tíulo supo hacerlo más o menos bien en este sentido: a pesar de que se esforzó en que yo fuera un espectador, también logró que me pudiera sentir más o menos implicado en el desarrollo de la historia. Sin embargo, parece que Kojima Productions le cogió el gustillo a eso de hacer cinemáticas: su sucesor, Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, superó en en ese sentido a Snake Eater, hasta el punto de que allá por 2008 (momento en el que salió) hizo que la audiencia se mostrase dividida. Mientras que unos alababan su firme apuesta por las escenas y un gran peso de la historia, otros criticaron que en lugar de jugar, sentían que eran meros espectadores.

Toda esa polémica surgió porque Hideo Kojima decidió tomarse muy en serio eso de que "los videojuegos pueden ser películas", y aunque en general agradó a la mayor parte de los fans de la saga, también recibió críticas de todo tipo de jugadores. Ese título marcó un punto de inflexión que hizo aceptar a muchos usuarios que saldrían más títulos de ese estilo: iba a ponerse de moda que los desarrolladores decidiesen imitar al séptimo arte.

Y ha sido así a lo largo de la pasada generación, desde entonces hasta la llegada de The Order: 1886, para muchos la (primera) mayor decepción del año. Sin embargo, juegos como Heavy Rain, Beyond: Dos almas o el famoso The Last of Us son títulos reconocidos y tienen buena fama en la industria, a pesar de haber sido también polémicos.

Entonces, planteo esta pregunta: ¿Es este el camino que nuestro medio debe continuar? ¿Los videojuegos deben aspirar como meta máxima... a ser como el cine?

Mi respuesta es contundente: no. ¿Para qué tenemos que limitarnos a copiar a otro soporte cuando tenemos una característica única y exclusiva? La interacción define los videojuegos, y las opciones que ofrece ese rasgo distintivo son sensacionales y pueden explotarse muchísimo. De hecho, pienso que los videojuegos serán finalmente respetados y aceptados plenamente como arte cuando logren desligarse de ese camino y puedan... ser ellos mismos.



En este medio diferente y especial, el jugador puede ser protagonista. Él puede y debe tomar decisiones. Puede y debe ser partícipe de la acción, y no un mero espectador. ¿Por qué tenemos que quedarnos sentados a mirar cuando podemos coger las riendas y decidir el destino de universos enteros? ¿Por qué tenemos que observar una cinemática cuando podemos salvar nosotros mismos el mundo gracias a nuestro esfuerzo?

Es cierto que, queramos o no, en un título con narrativa nunca habrá una libertad real porque lo único que hacemos es escoger entre varios caminos prefijados. Siempre nos veremos obligados a estar encorsetados dentro de lo que los desarrolladores quieren que hagamos.

Básicamente, si tenemos que elegir entre "matar y dejar vivir", solo tenemos esas dos opciones. No podemos "pegarle un tiro en la pierna al NPC e irnos", por ejemplo. O no podemos decir una cosa que nuestro personaje no tiene entre sus opciones. Sin embargo, no hablo solo de libertad y la toma de decisiones. Ese recurso puede explotarse muchísmo, pero lo importante... es que los videojuegos pueden y deben lograr que nos metamos en la piel de los personajes.

Podemos sentir que nosotros somos REALMENTE el protagonista. Y eso se consigue no gracias a la narrativa tradicional (que está en todos los otros medios), sino en la emergente.

Esas subtramas que nos montamos mientras somos Samus y exploramos un escenario de Metroid Prime, la forma de interactuar que tenemos con otros jugadores de un MMO, el entrenamiento de nuestros Pokémon (que son nuestros y solo nuestros), el terror a la hora de buscar un punto de guardado en una mazmorra horripilante de cualquier RPG... todos estos factores forman parte de la trama emergente de un videojuego, y enriquecen la experiencia del usuario. Se están contando historias diferentes en cada partida... y cada uno las disfruta a su manera. Esa es la gracia de los videojuegos: cada uno puede marcar su propio destino y su forma de llegar hasta un mismo punto.

Entonces, ¿cómo puede ser correcto el querer matar la libertad y la inmersión del jugador? ¿Cómo puede alguien tener el atrevimiento de afirmar que el futuro es reducir la interactividad para convetir el ocio digital en una extensión del cine? YO soy el protagonista. A MÍ me gusta sentirme como tal, al igual que a millones de usuarios. Y siempre será mejor otro medio para contar una historia en la que la audiencia sea pasiva. Si me pongo a enumerar películas, series o novelas con tramas infinitamente superiores a las de cualquier título, no termino.

Los juegos que son en su mayor parte cinemáticas o que solamente incluyen los famosos quicktime events en esos momentos para disfrazarlas son el ejemplo perfecto de videojuego que se niega a ser lo que realmente es. Rompe con la interactividad para recordar al usuario que sigue detrás de una pantalla. ¿Es realmente esto lo que queremos? (Y podría ponerme a decir también que la mayor parte de desarrolladores ni utilizan correctamente el lenguaje cinematográfico ni saben hacer un buen trabajo en ese aspecto, pero no seguiré por ahí porque eso ya es desviarse).



Obviamente, no estoy en contra de las cinemáticas: una buena después de ciertos momentos críticos es una recompensa. Pueden ser una forma de decirnos que "nuestro trabajo ha acabado" y que disfrutemos del resultado, o un método para introducirnos a otras realidades. De hecho, se pueden incluir e incluso a veces deben ser añadidas, pero cuando son el principal atractivo de la obra en cuestión... creo que ahí hay un problema. Por ejemplo: sí, Xenoblade Chronicles tiene 6 horas de cinemáticas... pero es que es lo lógico. Para acabarlo hacen falta más de 80. El papel del jugador tiene peso y relevancia, aunque sea inferior al de otros títulos del género (principalmente porque el protagonista no es mudo y es un recurso sencillo muy utilizado en el género, pero de eso ya os hablaré en un futuro).

Los videojuegos todavía están en pañales, y les queda mucho camino por delante para madurar. No sabemos qué dirección decidirán tomar los desarrolladores, pero eso solo dependerá de lo que el consumidor demande.

¿Queréis más cosas como The Order: 1886? Compradlo. ¿Queréis decirle no a esa manera de hacer videojuegos? Entonces, ignoradlo y no invirtáis ni un euro en él. Al fin y al cabo, lo que las compañías harán o dejarán de hacer es algo que está en nuestras manos. Los consumidores tenemos la última palabra en todo momento gracias a nuestro dinero.

Gracias por leer. Creo que la entrada me ha quedado más densa que de costumbre, así que os pido disculpas si os he aburrido en algunos momentos, queridos lectores. Sin embargo, me gustaría saber qué opináis de todo esto. ¿Deben los videojuegos imitar al cine? ¿Es este el camino que deben seguir? ¿Os gustan las cinemáticas? Me gustaría que me hicierais saber vuestra opinión utilizando la caja de comentarios. Os leeré con gusto.

13 comentarios:

Ferdom dijo...

¿Que si me gustan las cinemáticas? Pues depende, ¿son relevantes para la historia? Pues fuera, ¿son necesarias? Pues que se queden.
Aunque, el problema llega cuando el juego en si son cinemáticas y a veces coges el mando y todo. Para mí si que habría sido diferente ver MGS3 en vez de jugarlo, y hay cosas en ese juego, y todos los demás, salvo contadas excepciones, que no es lo mismo en una cinemática. Imagina en vez de jugar, ver la pelea contra The End. Pero otras cosas que no tendrían sentido en una cinemática. Imagina la charla con Sokolov al principio xD.
Me encanta la saga MGS, pero no solo por las cinemáticas, por todo en general, ¿pero imitar al cine? Ni de coña. Yo quiero jugar, y si eso alguna escena.
Eso sí, bien que compré el Persona 4 Arena. ¡Su modo historia es el mejor simulador de pasar texto que he jugado en mi vida!

Y no, no me has aburrido, comparado con los análisis ha sido cortito. Siento decepcionarte :D

Ramonium dijo...

Es cierto. Hay cosas de Metal Gear Solid 3 que deben jugarse, como la pelea contra The End (y qué épica fue) y si hablo de la final, ya ni te cuento... xD

Utilizo el juego para introducir al tema, de todos modos. Metal Gear Solid 3 es uno de mis títulos favoritos: rara vez me verás criticarlo xD

A Persona 4 Arena directamente no deberían haberle metido ninguna historia. Para meter una cutre con calzador... xDDDD

Me alegro de que no te hayas aburrido, entonces xD Tenía miedo de que hubiese sido denso.

Muchísmas gracias por leer y comentar, Ferdom. Nos leemos.

Danieletex dijo...

Metal Gear Solid 3 precisamente tenía demasiados fallos jugables. Aunque es cierto que hay muchas cinemáticas, yo creo que lo que podría tener es algo más de interracción.

Un buen ejemplo es The Wolf Among Us, que me pasé hace poco. Esa historia era genial y era mejor que ver una película, pero era una historia que a cada momento estabas jugando. Estabas casi todo el rato mirando cómo avanzaba la trama, pero verlo en Youtube sería perderse parte de la esencia del juego.

Yo estoy a favor de las cinemáticas, pero se puede ser peliculero sin recurrir a muchas de ellas, como Uncharted (que también tiene bastantes cinemáticas interactivas)
No veo mal que las películas y los juegos se combinen, la verdad, siempre y cuando la variedad siga existiendo.

Ramonium dijo...

Bueno, como sabrás, yo terminé la versión de 3DS, en la que se limaron algunos errores. Aunque cuando probé la de PS2 tampoco noté cambios notables (había algunos menores, pero no los vi TAN importantes).

The Wolf Among Us... probé una pequeña "demo" y me encantó. Tengo muchas ganas de jugarlo. Tiene una pinta genial. Puedes tomar un montonazo de decisiones, y eso me encanta.

Las cinemáticas en sí mismas no son malas, pero cuando se abusa de ellos, se cae en el riesgo de convertir un videojuego en una película. Y eso creo yo que no se puede tolerar.

En fin, muchas gracias por tu tiempo, Danieletex.

Danieletex dijo...

Los fallos de Metal Gear Solid 3 son comparables a los de Sonic Heroes, Ramón XD

Lo bueno de The Wolf Among Us es que el juego termina y en ni un solo momento te da la sensación de que Bigby no haya actuado según tus decisiones. La historia será una base con retoques, pero esa sensación es magnífica.

Azure dijo...

Y es aquí cuando me doy cuenta que eres infinitamente más efectivo a la hora de realizar una apreciación que yo, que me la paso rebuscándome innecesariamente xD

En gran medida, tu valoración es similar a la que yo realicé meses atrás sobre los videojuegos como arte, artículo que se perdió. Allí ofrecía un método para llegar a lo que apuntas: la interacción como enfoque comunicativo.

"Si me pongo a enumerar películas, series o novelas con tramas infinitamente superiores a las de cualquier título, no termino."

Esa sentencia tuya es fantástica, y el principal problema que tengo con mucha gente a la hora de hablar sobre narrativa en videojuegos. No es sólo que se pierdan matices al tratar de imitar un medio que no te corresponde, sino que es, de perdida, imposible hacerlo correctamente (la historia de The Last of Us no es mala, pero debido a que no puedo desprenderte del sistema jugable, se pierden mil y un oportunidades para complementar el desarrollo de personajes, que en el cine se habrían aprovechado a través del montaje y la narración escénica), salvo que se trate de un juego 'experiencia', sin mecánicas lineales.

Como con The Stanley Parable y, en menor medida, Thirty Flights of Loving, que permiten una integración cinematográfica a través del mando. Son pasos hacia adelante impresionantes en un medio que decide estancarse a cada paso que da, al menos en la industria 3A.

Hoy en día, y siguiendo lo que comentan de The Wolf Among Us, están surgiendo estos 'juego-películas activos', pero en realidad, esconden muchas mentiras en su fundamento. Los juegos de Telltale son artificiales en ese sentido: realmente, nueve de cada diez decisiones, no sirven para nada. Es una ilusión. Pero aún así, logran crear una atmósfera que te hace partícipe de ello, de introducirte en su universo y formar parte a través del diálogo. Sientes que la gente a tu alrededor te escucha, y eso, aún con sus precariedades, tiene un mérito.

Inclusive con las que sí importan, realmente no alteran substancialmente el ritmo de la aventura. Ni siquiera su conclusión. Son pinceladas para hacer una trama más personal, pero a la hora de la verdad, no ofrecen una narrativa emergente de algún tipo.

¡Sin embargo! Ahora salió Life is Strange, que es un paso adelante INCREÍBLE en este género de la aventura conversacional. Hace nada pude jugar a su primer episodio, y es mejor, en todos los sentidos, a una obra común de Telltale o Quantic Dream, precisamente porque toma consciencia de que hay un jugador detrás, y que él o ella será capaz de situar toda la narración en base a su investigación personal.

En The Walking Dead, o The Wolf Among Us, sólo reaccionas. En Life is Strange, tú interactuas con todo, que puede no ser trascendental, pero sí es información que te complementa sobre su realidad. Estás allí, formas parte, no solo 'dictaminas qué escena sucederá a continuación', con sus enormes limitaciones.

En fin, que me extiendo demasiado. Excelente trabajo, como de costumbre.

Ferdom dijo...

Bueno Ramonium, su modo historia es bueno, pero "excesivo". Me refiero a que hay demasiado leer, (porque básicamente es eso, salen conversaciones y el personaje describiendo las situaciones), la historia de Labrys, un personaje nuevo, dura más de 2 horas y tiene solo una batalla. Las demás duran más o menos eso, a lo mejor un poco más y tienen 5 o 6 batallas.
Pero no está metida con calzador, eso es lo que parece al principio, pero no. Algo que me gustó es que metieron personajes del 3 (AKIHIKO SENPAIIIIIII!) y explican una nueva misión que tienen. La historia fue escrita por Atlus y el juego en sí fue hecho por Arc Systems (si te gustan los juegos de lucha DEBES conocerlos). No es completamente necesario, pero está bien.
Y sobre The Wolf Among Us, un amigo me lo compartió por Steam. Me gusta su estilo gráfico, me recuerda a Borderlands. Me gustan las elecciones que puedes hacer, (o al menos como parece que haces). Pero demasiado QTE, incluso ha habido veces que he dejado el teclado y de repente... ¡QUICK TIME EVENT TIME BITCH! y fallo... Aunque, bueno, todavía no lo he jugado mucho, así que no voy a decir mucho por ahora. Y tengo muchos juegos que jugar ahora mismo. Me han prestado el Bravely Default desde antes de Navidades y solo llevo 12 horas, estoy por devolverlo, que me aburre. Sin embargo, me prestaron el Zelda ALBW y en una semana hice el 100% en el modo héroe. Y ahora otro amigo me ha prestado el GTA V muy ilusionado, (y tampoco es que me esté pareciendo una maravilla como lo ponen algunos), a veces me siento obligado a jugar xD.

Ramonium dijo...

Danieletex:

¿TANTO? ¿Estás seguro de lo que dices?

Yo he jugado a Sonic Heroes en PS2 y a Metal Gear Solid 3 en la misma consola y no tienen nada que ver. Al menos en MGS3 tienes control de lo que haces. ES VERDAD que yo me he pasado los dos juegos con controles mejores, pero... es que también los he probado en su consola nativa y no los veo comparables.

En cualquier caso, Vanilj quiere que juguemos a MGS3 en su PS2 en Semana Santa, así que tendré la posibilidad de experimentarlo entero en esa máquina. Ya te comentaré.

Lo de The Wolf Among Us ya lo había leído... llevo bastante tiempo interesado por él. Probablemente lo juegue a lo largo del año.


Azure:

Gracias por dejar siempre comentarios tan completos. Siempre que escribes algo aportas cosas interesantes, así que en cierto modo estás contribuyendo mucho al blog cuando escribes un comentario en él. Y eso me alegra mucho, de verdad. Mil gracias xD

¿Qué quieres decir con la primera oración? Charlando contigo sobre videojuegos, de vez en cuando caes en cosas en las que yo no me he fijado, o en las que tal vez yo no lo he hecho tanto. También tienes mucha capacidad de observación, te lo aseguro: casi todas las cosas que percibes pasan inadvertidas para la mayor parte de los usuarios.

Es una pena que ese artículo desapareciera, porque era muy bueno. Por el miedo a perder escritos, yo siempre hago copias de seguridad de todos mis análisis y entradas. Si pierdo todo este trabajo, me da un ataque xD

Supongo que ahora estarás haciendo lo mismo: da mucha tranquilidad saber que siempre tienes tus textos ahí.

Lo que me comentas de los juegos de Telltale es interesante, porque en otras webs había leído cosas diferentes. Ya me parecía raro que fueran capaces de dar tanto peso a las decisiones del jugador... eso requiere un trabajo gigantesco. En fin, gracias por informarme. De todos modos, ando como loco por jugar a títulos como Back to the Future (que según he visto en varios vídeos, respeta la esencia de las películas originales) y The Wolf Among Us. Tienen muy buena pinta a pesar de todo.

Me gustaría leer un análisis de Life is Strange. Todo lo que comentas es muy llamativo, y también tengo que jugar un día de estos a Thirty Flights of Loving y Thomas Was Alone... cuando tenga un PC, tengo que hacerme con ellos cuanto antes.

Gracias por leer y comentar, Azure. Siempre es un placer tenerte por aquí.

Ramonium dijo...

Ferdom:

Ah, entiendo. Gracias por la información. Aunque viendo cómo están estirando el chicle de Persona 3 y Persona 4... yo me esperaba cualquier cosa xD

Y sí, conozco a Arc Systems Works: la propia Azure me comentó que estaban detrás de Persona 4 Arena, y eso me hizo prestar atención a lo que en un primer momento parecía un simple juego fanservice.

Lo que cuentas de Bravely Default y el A Link Between Worlds es muy similar a lo que me pasó a mí. Fui a una tienda de videojuegos hace dos Navidades para comprar "el primero que viese". Y así fue: cogí un Bravely Default de salida todo hypeado... para que acabase criando polvo en una estantería.

Bravely Default tiene el dudoso honor de ser el único JRPG que me ha aburrido soberanamente desde el primer instante. Y eso que el juego es bueno, pero... se me hace tremendamente soporífero.

Intenté que me gustara. De hecho, jugué más de diez horas, como tú... y finalmente me rendí. A un amigo de otro foro le pregunté que "cuándo se ponía interesante", y su respuesta fue desoladora: en su comentario me me dijo que "en ese momento llegaba el relleno". Qué horror xDDD

También me dijo que había que repetir algunas partes del juego por motivos de la trama, incluyendo los jefes. En fin, que el título es bueno, pero no es la obra maestra que todos dicen. No entiendo por qué están todos locos con él... ¿será porque se parece a los Final Fantasy clásicos? No, ni eso: Final Fantasy VI me encanta. Hasta el VII me gusta mucho más xD

Poco después, mi novia me dejó el juego que no pude comprar... sí, el Zelda: A Link Between Worlds. Me pasó como a ti: en una semana lo completé al 100%. Lo disfruté como un enano. Hacía años que no me lo pasaba tan bien con un videojuego, de hecho.

GTA V... si te soy sincero, a mí no me llama nada xD En fin, ya me contarás qué tal es. Leo opiniones muy dispares sobre él, y para todos los gustos.

Gracias por tu tiempo a ti también.

Mmm... viendo la longitud de este comentario, me estoy dando cuenta de que poco me queda para que por sí mismo me sirva como entrada del blog xDDDDD

Gracias de nuevo a todos por vuestras aportaciones, de verdad.

PD: Me ha salido un aviso que me ha obligado a dividir el comentario en dos partes porque "tiene más de 4096 caracteres". Bueno, pues habrá que hacerlo... xD

Danieletex dijo...

No se me ocurre ningún motivo por el cual la jugabilidad de Metal Gear Solid 3 fuera mejor que la de Sonic Heroes. Al contrario, Sonic Heroes fue más innovador jugablemente y un port. Metal Gear 3 el sucesor de un juego con los mismos fallos en la misma consola.

Luego juegas a juegos como Splinter Cell y es un gusto jugar, comparado con esa birria.
Y lo digo yo, que si Metal Gear 3 no está en mi top 20, poco le falta.

Ramonium dijo...

Entiendo... bueno, al Metal Gear Solid 3 de PS2 jugaré estas vacaciones, así que ya te daré mi punto de vista al respecto.

Emo-Link dijo...

Ya que no puedo escribir mucho, solo diré: excelente opinión.

Estoy de acuerdo al 100 %.

En la mañana al módem se le dio la gana de funcionar bien; pero a la media hora se cayó Internet nuevamente. :c

Saludos, nos leemos.



Ramonium dijo...

Hola, Emo-link.

Gracias por la valoración. Me alegro de que te haya gustado tanto el artículo.

Muchas gracias por leer y comentar, de verdad.

Nos leemos, y a ver si hay suerte con ese módem rebelde xD

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger